¡Ojo! El lado ‘B’ de las consultas

Por Anthony Sampayo Molina *

En apariencia la importancia de las consultas interpartidista solo se circunscribe a la escogencia de un candidato único para que dispute una próxima contienda electoral, sin embargo, la ausencia de reglamentación en Colombia sobre las mismas se presta para que aparejada a su función básica, estas también sean utilizadas como una estrategia destinada a lograr a través de un “voto saboteo”, una victoria de un contrincante poco fuerte que garantice la victoria del propio candidato al momento en que tenga lugar la futura elección.

Sumado a lo anterior, el país recorre por una triste coyuntura donde necesariamente hay que tomar en cuenta a el “antiuribismo fanático”: una casta de colombianos integrada por personas cuya obsesión es atacar, destruir y sabotear a ultranza todo lo que huela a Uribe, ciudadanos cuya concepción del bien o del mal requiere conocer previamente si dicho juicio de valor hará de alguna forma referencia al senador para luego sí entrar a cualificarlo, aquellos que recorren la vida con dos raseros, con uno de reserva en caso que resulte necesario fijar una posición relacionado con este; esa siempre será su actitud, incluso si con ella se pone en juego el futuro del país solo para ver fuera de circulación a un señor ya de 66 años de edad. Este movimiento en obediencia ciega a su única consigna, atacar a Uribe, es capaz de hacer lo que sea con tal de que el candidato que este apoye no alcance la victoria, incluso si ello significa quitarle un voto al candidato propio para utilizarlo mejor en contra del expresidente, repitiendo como loros, sin ningún tipo de fundamento serio: “Duque es un títere”.

Pues bien, bajo el anterior escenario, la tarea que enfrenta el uribismo resulta titánica a pesar de que las encuestas muestren como gran favorito en la consulta a Iván Duque, pues tienen que tomar en cuenta el “voto saboteo”, protagonizado por la horda antiuribista que, como ya se ha hecho viral por redes sociales, tendrán como objetivo claro que cualquier otro de los candidatos de la consulta, distinto al que apoya Uribe, sea el que la gane.

Esta actitud en modo alguno debe despertar rabia ni generar insultos. Colombia vive en una democracia, y después de que las estrategias que se adopten estén enmarcadas dentro de la legalidad, hay es que enfrentarlas con algunas contraestrategias. A eso deben apuntar los líderes del uribismo y mandar con ello un mensaje claro de tolerancia y respeto.

Si bien es indiscutible que para algunos dicha consulta representa una oportunidad para entorpecer la llegada del candidato del expresidente Uribe al poder, también es cierto que para otros muchos también resulta útil para anticiparse a lo que sería una segunda vuelta en caso de que su candidato no logre pasarla. Explico: como se ven las cosas, resulta muy complicado que se logre una victoria en primera vuelta, y el escenario casi seguro es que en segunda uno de los candidatos sea el señor Gustavo Petro. Bajo ese contexto muchos se anticipan y buscan un plan B, una forma de construir un eventual escenario que se dé después del 27 de mayo, que sin la presencia del candidato de su preferencia, les resulte menos peor, y concretamente sobre la persona a favor de quien votarían para enfrentar al representante colombiano del socialismo del siglo XXI, sino es directamente el que ellos desean que sea presidente.

Este es un escenario muy interesante democráticamente hablando, porque aparejado al “voto saboteo” antiuribista, está el “voto previsivo”, representado por muchos que saben que eliminando a Iván Duque de la contienda se corre el peligro que una segunda vuelta se dé entre personas por las que jamás votarían y que consideran sumamente peligrosas; por lo que aun consientes de que no votarán por Duque en primera vuelta, si lo harán en segunda, por lo que pedirán el tarjetón de la consulta para depositar a favor de él su voto.

Son los seguidores de la señora Marta Lucia Ramírez y Alejandro Ordoñez los que tienen al frente de ellos una situación que, aunque triste, si les exige el máximo de objetividad y responsabilidad con el país; un escenario que más que un voto por convicción ameritaría un voto inteligente o estratégico, para no ser instrumentalizados por aquellos cuyo único propósito es la subida al poder de la izquierda radical. Y es un escenario difícil y triste porque a pesar de las muchas calidades que se puedan encontrar en estas personas, lo cierto es que electoralmente no cuentan con la capacidad de irse adelante en esta carrera. El Dr. Ordoñez, por ejemplo, al profesar unas posiciones radicales, que aunque respetables, tienen el defecto de generar cierto rechazo u oposición en sectores jóvenes, de centro o liberales, lo que fija un límite en su potencial de crecimiento; y por el lado de la Dra. Marta Lucía, aunque se muestra más liberal y en consecuencia con un poder un poco superior de convocatoria, hay que ser objetivos y aceptar que no tiene aún la fuerza necesaria para un escenario tan exigente como el que se avecina, por lo que en ambos casos muchos piensan que lo más lógico es apoyar a aquel candidato que más garantice la victoria definitiva, y mejor buscar un espacio dentro del nuevo gobierno, el cual no resulta en todo incompatible con sus políticas.

Así las cosas, la época electoral en Colombia se torna día a día más interesante. Uno donde la calidad en los argumentos y tesis demuestra que somos capaces de coexistir entre grandes diferencias y que solo resta ir eliminando poco a poco el fanatismo que se constituye en un obstáculo de evolución.

Adenda: para aquellos ignorantes que creen que a través de la violencia, insulto o saboteo de un candidato o actividad política van a lograr cosa distinta que más apoyo para este, que alguien por favor les regale una neurona para ver si logran alcanzar al homo sapiens.

* Abogado Especialista en Derecho Penal y Criminología

 

 

1 Comment

  1. KainSneoX dice:

    Participacin ciudadana si, pero los ciudadanos, despus de haber votado, no estn para hacer de palmeros. Recientemente he participado en un acto de EYP, que es un grupo que se cuida mucho de hacer poltica partidaria, pero que, por lo que all se deca, sera calificado por alguno de extrema izquierda. A los representantes de la poltica hay que empujarles. Como se ha visto esta semana, cuando ven a la gente en la calle se cagan. Son tigres de papel. El problema es que Europa es su refugio, y justamente all est el poder real. No la Europa de instituciones como el parlamento de Estrasburgo, ms bien un grupo de personas muy reducido y conectado con el poder econmico y que van y vienen de la banca a los gobiernos. Tu como explicas la situacin de la fiscalidad en Europa, con unos cuantos pases saboteando el bien comn, como nuestro querido Jean Claude, y recibiendo su premio por precisamente ese trabajo en Luxemburgo? Por eso es el conjunto de los europeos el que tiene que tomar la calle. freelance copywriter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial