Candidatura a la Cámara de Jorge Benedetti, una apuesta por el voto de opinión

Por Carlos Ardila González *

En Cartagena y Bolívar, como en la mayoría de los entes territoriales del país, el voto de opinión se expresa generalmente en los casos de elecciones unipersonales, es decir de alcaldes y gobernadores, y muy poco en los comicios para integrar las corporaciones públicas, es decir el Senado de la República, la Cámara de Representantes, las Asambleas departamentales y los Concejos distritales y municipales.

Pero como toda regla tiene su excepción, hay senadores que son elegidos en un gran porcentaje gracias a la buena imagen que tienen entre la opinión pública, y uno de ellos ha sido -por muchos años – Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático Alternativo, y lo fue en las pasadas elecciones congresionales Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical.

En todo caso, lo que aseguran los entendidos en la materia es que, para el caso de los candidatos al Congreso, quienes tienen mayor posibilidad de granjearse el favor popular son las figuras nacionales con amplia trayectoria, es decir dirigentes cuyas ejecutorias en el servicio público sean conocidas por el país, particularmente por haber recibido durante largos años una mayor exposición mediática.

Por ello, que un joven de escasos 26 años, muy poco conocido en el mundo político y escasa experiencia en el servicio público, aspire a obtener un curul en la Cámara de Representantes gracias al voto de opinión es algo que, en principio, sorprende a quien se lo oye decir.

Pero cuando -además – se tiene la oportunidad de asistir a una reunión del candidato con un grupo de ciudadanos, la mayoría jóvenes como él pero también hombres y mujeres de mucha mayor edad, se concluye que sí podría darse una nueva excepción que confirme la regla.

Se trata de Jorge Enrique Benedetti Martelo, inscrito con el número 102 en la lista a la Cámara de Representantes por Bolívar del partido Cambio Radicial, quien a escasos días de los comicios es considerado en amplios sectores ciudadanos como el candidato de las juventudes bolivarenses, no obstante que entre sus más fervientes seguidores se destacan algunos veteranos dirigentes, entre ellos sus tíos Amaury y Francisco Martelo Vecchio, dos reconocidos empresarios cartageneros, así como otros conocidos líderes cívicos y gremiales de la ciudad que le apuestan a la promoción de un proceso de cambio y renovación en la forma de hacer política en Bolívar.

En diálogo con Revista Metro, Jorge Benedetti se referió a la crisis que padece la ciudad y, particularmente, a la mala imagen que por justas razones tiene un gran sector de la clase política local, y manifestó que precisamente por ello, para contribuir a devolverle la majestad a la política, es que ha presentado su nombre a consideración de los bolivarenses.

“Todo el mundo decía que estábamos locos por meternos en política, y nos preguntaban por qué nos metíamos en esto, y nosotros respondíamos que por qué no, cuando lo que sucede es que nos han repetido una mentira tras otra, hasta volverlas una aparente verdad, y es que para hacer política se necesita de grandes maquinarias y de ríos de plata”, expresó el candidato, “y yo quiero demostrar que en nuestro caso no va a ser así”.

“Nos hemos dado a la tarea de explicarle eso a la ciudadanía”, dijo; “les explicamos por qué, aunque somos una candidatura joven, nos debían apoyar no solo por ser jóvenes sino por ser buenos; ¿y por qué?, pues porque, lastimosamente, hoy en día hay muchos jóvenes defendiendo los intereses políticos de las casas tradicionales, y quieren posar de renovación cuando en realidad son reemplazos”.

Para Benedetti, “afortunadamente la ciudadanía joven y la no tan joven han valorado eso, y creo que hemos logrado despertar ese voto de opinión por parte de ese 60% de población que históricamente no votaba y no participaba en los asuntos públicos, y confiamos que eso se va a ver reflejado este 11 de marzo”.

En concepto del candidato a la Cámara, ha logrado despertar el voto de opinión “haciendo lo que otros candidatos no hacen: estando en la calle, hablando con la gente y acudiendo a los medios de comunicación, porque lo que a unos candidatos les sirve o les es más rentable es simplemente buscar una financiación, atender a unos líderes a puerta cerrada, comprar unos votos y llegar a la Cámara para después buscar la contratación de los que en principio deberían estar es vigilando”.

“Nosotros nos hemos dado a la tarea de hacer la política de verdad, la de la transparencia, la de la austeridad, la de las ideas, y obviamente la ciudadanía valora eso”, manifestó Benedetti; “y nos hemos dado a la tarea de explicar que la indiferencia es la mejor amiga de la corrupción y que el daño más grande que las personas pueden hacerse a sí mismas es no votar, porque irónicamente cuando se desentienden de la política es cuando le terminan haciendo un favor más grande a la politiquería”.

“Pero, objetivamente, ¿usted cree que este es el momento de romper paradigmas y ser elegido por una real voluntad popular?”, le preguntó este reportero.

“¡Pues claro que lo creo!”, respondió al instante; “yo creo que esta es la coyuntura perfecta para candidaturas como la nuestra, ya que en épocas de crisis, justamente, es cuando la ciudadanía busca proyectos alternativos a las formas tradicionales de hacer la política, y eso es lo que nosotros representamos”.

Sobre las iniciativas que impulsaría desde el Congreso en caso de resultar elegido, Jorge Benedetti señaló que “Cartagena necesita de muchos macroproyectos; en este próximo cuatrienio la clase parlamentaria del Departamento va a tener que gestionar conjuntamente en Bogotá, por ejemplo, la protección costera, que está en su primera fase nada más, y el plan maestro de drenajes pluviales, la terminación de la Vía Perimetral, la Avenida del Bicentenario, el nuevo aeropuerto, la recuperación de la Ciénaga de la Virgen y la reubicación de todos estos barrios que se encuentran en zonas de alto riesgo; aquí hay una serie de macroproyectos que requieren del esfuerzo conjunto de nuestra clase parlamentaria, que hasta el momento considero que ha estado por debajo de las expectativas de lo que se merece la ciudadanía”.

En cuanto al respaldo que debería brindarse a la Administración distrital, el candidato a la Cámara señaló que “gane quien gane la Alcaldía debemos apoyar su gestión, porque el alcalde no es de un grupo; el alcalde es de todos los cartageneros, y obviamente nosotros seremos unos soldados que gestionaremos los grandes proyectos que la ciudad necesita”.

No obstante, dijo, “también vamos a ser un congresista que va a ejercer un control político riguroso para que no se pierda un solo centavo de las grandes obras que necesitan la ciudad y el Departamento; un control político del que, a propósito, se han visto ausentes todos los congresistas del Departamento”.

Sobre quienes podrían ser considerados sus padrinos a nivel nacional, el joven dirigente manifestó que podría mencionar a “Germán Varón Cotrino, quien será mi formula al Senado, y al también senador Carlos Fernando Galán; ambos, como usted sabe, se han caracterizado por un riguroso trabajo legislativo y un control político valiente y juicioso. Justamente, contar con el respaldo de los senadorres Varón y Galán es es otra garantía de que nuestra labor desde el Congreso será igualmente transparente y responsable”.

* Director de Revista Metro

 

Otras entrevistas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial