Cartagena entre todos: una nueva forma de gobernar

 

Por Andrés Betancourt González *

Lo político, distinto a la politiquería, es el espacio para el debate sobre los temas de interés público. Mientras algunos candidatos se desgastan repitiendo las viejas y reprochables tácticas politiqueras que anulan al ciudadano y se concentran en intercambios clientelares para ganar votos, nosotros somos conscientes del enorme valor del diálogo público para enfrentar los problemas de la ciudad y superar la desesperanza aprendida que nos deja como saldo este accidentado período de gobierno.

Hacer de la crisis una oportunidad para la reconstrucción social de Cartagena es una decisión que hemos expresado y ratificado en los más de 20 encuentros ciudadanos ‘Cartagena entre todos’. Estos encuentros han sido el lugar de convergencia de las distintas voces de la ciudad. Se tratan de una herramienta de comunicación pública que por un lado nos permite conversar en torno a problemáticas compartidas y plantear soluciones, y por otro aportan un insumo vital para robustecer nuestro programa de gobierno.

“Los jóvenes del Pozón y de la ciudad reciben capacitación pero no tienen oportunidades para desarrollar lo que aprenden”. “La inseguridad nos está matando. Hemos tenido que ponerle rejas a nuestras casas” “Más respeto a la mano de obra cartagenera”. “El mal olor del caño se está filtrando en los baños de las casas”. “El mototaxismo es la opción de vida de muchos muchachos del barrio, ayúdennos a organizarlos”. “No hay bordillos en las calles”. “San Francisco es una comunidad muy golpeada por tragedias como la ola invernal de 2010”. “Por favor, tengan en cuenta a la tercera edad”. “No se olviden del pueblo”.

Las anteriores son algunas de las preocupaciones y demandas sociales expresadas por las personas que han intervenido en los encuentros y que merecen especial atención no solo de la Administración distrital sino de todos los actores del desarrollo, incluyendo la empresa, la academia, la cooperación internacional y por supuesto la ciudadanía misma.

Pero además de confirmar el enorme conocimiento que tienen las comunidades de su realidad y su genuino deseo de transformarla, lo que más me ha emocionado de estos espacios, tan alejados de la politiquería, ha sido escuchar en reiteradas ocasiones que las personas no solo quieren trabajar por su localidad sino por toda la ciudad. Los corruptos han querido arrebatarnos la confianza, pero la solidaridad permanece intacta y se acrecienta a la hora de trabajar por una ciudad que nos pertenece a todos.

Y es que aunque algunos insistan en defender intereses particulares, en anularnos nuestros sueños, los cartageneros somos más que la suma de nuestras ambiciones e intereses individuales, por eso este proyecto cívico cada día cobra más fuerza y gana más confianza. Aquí no hay lugar para decisiones ocultas. Nosotros estamos preparados para demostrar que sí sabemos gobernar de manera transparente y entre todos haremos de nuestras acciones las mejores decisiones para devolverle la dignidad a nuestra ciudad.

* Candidado a la Alcaldía de Cartagena

 

 

1 Comment

  1. Mi familia y yo te apoyaremos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial