“Por una clara omisión del Distrito los colegios oficiales se quedaron sin vigilancia”: Toncel

Documentos en mano, el presidente del Concejo, Wilson Toncel Ochoa, mostró paso a paso y en orden cronológico cómo fue el proceso de presentación, estudio, aprobación, sanción y publicación del Proyecto de Acuerdo No. 086 de 2017, “por medio del cual se autoriza al Alcalde Mayor del Distrito Turístico y Cultural de Cartagena de Indias para comprometer con cargo al Prespuesto de 2018 -vigencias futuras ordinarias”, con lo cual dejó claro que el responsable de que los colegios oficiales se hubieran quedado sin el servicio de vigilancia fue el Distrito y no la corporación edilicia.

En una concurrida una rueda de prensa en el salón de sesiones del edificio Galeras de la Marina, Toncel Ochoa probó que solo el jueves 21 de diciembre de 2017, a solo diez días de terminar el año y cambiar la respectiva vigencia fiscal, el Ejecutivo distrital radicó ante el Concejo una solicitud de modificación al citado Proyecto de Acuerdo, incluyendo el ítem correspondiente al servicio de vigilancia.

El presidente del Concejo, Wilson Toncel Ochoa

Leyendo apartes de la iniciativa, Toncel mostró que el Proyecto No. 086, tal como fue presentado el 22 de noviembre (53 días después de iniciadas las últimas sesiones ordinarias y a escasos ocho días de ser clausuradas), contemplaba once servicios que debían ser contratados con prontitud, para lo cual se requería la aprobación del Concejo, pero ninguno de ellos era el servicio de vigilancia.

Fue por ello, como probó el presidente del Concejo mostrando copia del correspondiente oficio, que el lunes 4 de diciembre del 2017 los ponentes del Proyecto: Luis Javier Cassiani Valiente, Rodrigo Reyes Pereira y Judith Díaz Agámez, les solicitaron al Secretario de Educación del Distrito, Jaime Hernández Amín, que les enviara la debida información sobre el contrato de vigilancia.

Se requería, como lo saben tanto en el Concejo como en la Alcaldía, que el ítem correspondiente a dicho servicio fuera incorporado oficialmente por la Administración en la iniciativa presentada.

Y solo el 21 de diciembre, como se dijo, el Ejecutivo intentó enmendar su error, adicionando al Proyecto No. 086 el ítem correspondiente al servicio de vigilancia y seguridad privada en las sedes educativas del Distrito y de las áreas administrativas de la Alcaldía.

Otra información solicitada por los concejales en el marco del estudio de la iniciativa fue recibida por la Secretaría General del cabildo solo el 22 de diciembre.

No obstante la demora en cada caso, según probó el presidente del Concejo, el proceso de estudio y aprobación se dio en los debidos tiempos. La radicación, como se dijo, fue el 22 de noviembre; el 3o de ese mismo mes se llevó a cabo la respectiva audiencia pública; ese mismo día se radicó la ponencia para primer debate; el 4 de diciembre los concejales solicitaron mediante oficio la información que fue omitida; el 7 de diciembre las Comisiones Primera y Segunda realizaron el correspondiente estudio en primer debate; el 21 de diciembre el Ejecutivo adicionó al Proyecto el servicio de vigilancia; el 22 de diciembre se recibió la información requerida; el 23 de diciembre, un día después, en sesión plenaria, el Concejo aprobó la iniciativa; el 27 de diciembre el alcalde impartió la debida sanción; y ese mismo día el Proyecto fue enumerado y publicado.

Tras presentar las diferentes pruebas, Toncel Ochoa manifestó que, por lo visto, es evidente “que el alcalde encargado está mal informado sobre el trámite de los proyectos de Acuerdo a través de los cuales se aprueban las vigencias futuras”.

El alcalde (e) Sergio Londoño y el concejal Luis Cassiani

Como se recordará, al quedar las escuelas sin vigilancia, el mandatario interino de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, responsabilizó al Concejo de la situación porque, según dijo, este “se demoró varios días aprobando las vigencias futuras extraordinarias y ordinarias para el Distrito, razón por la cual no tuvimos el tiempo necesario para la contratación a partir de hoy del servicio de vigilancia privada en las instituciones educativas de la ciudad”.

A los señalamientos del burgomaestre le salió al quite el exprimer vicepresidente del cabildo, Luis Cassiani Valiente, asegurando que “la negligencia de esta Administración encargada tiene a Cartagena en los peores tiempos que hemos vivido. Cada día este alcalde (e) demuestra que no sabe dónde está parado y sus intereses son cualquieras menos servirle a la ciudad. Respete que nadie tiene culpa de su ineptitud”.

 

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial