Crecen críticas al Distrito “por ordenar desalojo de 16 edificios de manera apresurada”

Luego de que la juez Tercera Penal con Función de Control de Garantías, Yuris Ponce Fernández, ordenara suspender el proceso de desalojo decretado por el alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, hasta cuando se establezcan las medidas de protección solicitadas por el fiscal Néstor Humberto Martínez, las críticas a la Administración Distrital por las medidas tomadas comenzaron a aumentar de manera exponencial.

Como se recordará, el mandatario interino decidió que los 709 miembros de las 108 familias que habitan los 16 edificios que, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Cartagena, están en riesgo de colapsar, debían ser evacuadas en el término de la distancia (leer ‘Por el principio de precaución, quienes corran peligro deben evacuar: Distrito‘).

Y ello, como se sabrá también, fue duramente criticado en varios escenarios por los propietarios afectados, así como por numerosos ciudadanos para quienes la decisión de Londoño Zurek fue apresurada y sin ningún tipo de planificación.

Para atender una eventual emergencia en 16 edificios con posibles afectaciones, el alcalde (e) Sergio Londoño declaró la situación de calamidad pública.

Asimismo, en concepto de varios cibernautas, no se entiende que a los afectados por el fenómeno de las construcciones piratas la Alcaldía les ofrezca apenas un subsidio parcial de arriendo, un lugar en un coliseo deportivo y unas colchonetas, como a cualquier damnificado por un fenómeno natural, mientras que sobre los verdaderos responsables de la crisis no ha caído aún el peso de la Ley.

Para el abogado Danilo Contreras Guzmán, “en estricto sentido jurídico, la Fiscalía no tiene facultades para ordenar directamente medidas como las que se discuten hoy en la ciudad, pues esa competencia solo corresponde al juez que debe valorar los elementos de convicción que el fiscal allegue para sustentar su pedimento, en este caso el dictamen de la Universidad de Cartagena” (leer ‘Los desalojos deben parar‘). Por lo cual, agregó en diálogo con este portal, lo mínimo que debió hacer la Administración fue esperar el fallo del juez, como ahora se ve obligado a hacer pero por orden judicial, lo que corrobora el craso error cometido.

En concepto de varios analistas, otro hecho es que, si en verdad los 16 edificios están en riesgo de colapso habría que desalojar igualmente las casas vecinas, ya que sus habitantes también correrían peligro.

De igual forma, se cuestiona que se diga que las edificaciones estén en riesgo porque no cumplen con las normas sobre sismo resistencia, cuando la inmensa mayoría de los edificios de Cartagena no cumplen con ellas.

Otro cuestionamiento que se le hace a la Alcaldía es que, si hay dos conceptos enfrentados sobre la real situación de las 16 edificaciones, haya optado de forma inmediata por uno de ellos con el único argumento del principio de la precaución, sin escuchar a expertos como el ingeniero estructuralista Jorge Rocha Rodríguez u otros profesionales de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar -Siabol, entidad que, por Ley, es un órgano consultivo del Estado.

Justamente, en declaraciones a varios medios de comunicación de la ciudad, el ingeniero Rocha Rodríguez aseguró que el estudio contratado con la Universidad de Cartagena no fue realizado por esta sino por unos técnicos y profesionales sin experiencia que “no sacaron ningún núcleo porque hubo edificiaciones donde el cilindro se les rompió y sin embargo dan fe de que los concretos están podridos y de que no sirven, y de que se van a caer los edificios, cuando hay edificios que no tienen ni una fisura, no tienen nada”. “Mandaron a un personal de ayudantes que ni siquieran supieron manejar los equipos”, aseguró el conocido profesional. En concepto del ingeniero Rocha, los equipos que utilizó el subcontratista son de mala calidad.

Durante una entrevista a RCN Radio, Rocha manifestó que, en su concepto, el estudio subcontratado por la Universidad de Cartagena está plagado de inconsistencias y crasos errores.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial