Por Carlos Ardila González *

Este miércoles 17 de enero, cuando para miles de ciudadanos las vacaciones de fin de un año y principio de otro ya son historia, la mayoría de las calles del Centro Histórico y San Diego siguen estando cerradas para el tráfico vehicular, por disposición del Decreto 1604 del 14 de diciembre de 2017, que extiende dicha prohibición hasta el próximo 31 de enero.

Y ello, sumado a que varias calles, aceras y otros lugares sigan siendo ocupados por particulares, sigue dando pie para que muchos continuen pregúntandose si definitivamente el espacio público en la Ciudad Heroica está parcelado o concesionado.

En su muro en Facebook, preguntando si se trataba de un lugar autorizado o reglamentado para alquilar, el comunicador social Juan Diego Perdomo Alaba publicó una fotografía de unas vallas y unas carpas a un lado del cordón de murallas cerca del Parque de la Marina, instaladas por el restaurante ‘Diner in the Sky’, y señaló que la instalación de las mismas “sin duda constituye una grave afectación al patrimonio”.

“La Alcaldía de Cartagena de Indias explota el espacio público (EP) sin ningún criterio técnico ni de conservación. No le interesa. Urge informe de la Gerencia de Espacio Público – Alcaldía de Cartagena sobre el particular y en general sobre aprovechamiento económico del EP en la temporada 2017 – 2018”, señaló Perdomo sobre el caso.

Mientras quienes manejan la ciudad estén procurando el ‘aprovechamiento económico’ a cómo de lugar y a cualquier costo (la dignidad y el valor de nuestra historia) seguiremos viendo estos y otros abusos. Ximena Avilán, ¿que opinas de esto? ¿Alberto Samudio ya vio esta maravilla?”, comentó por su parte la odontóloga Liliana Urrego Mejía, directora de la fundación ‘Cartagena al 100%’.

¿Qué hacer para corregir los errores..?

En la entrega anterior de este análisis sobre la ocupación del espacio público en Cartagena, publicamos lo que, en concepto de la secretaria del Interior del Distrito, Yolanda Wong Baldiris, debe hacerse para evitar que en diciembre de 2018 se cometan los mismos errores del 2017 (leer ‘El espacio público de Cartagena de Indias, ¿parcelado y concesionado? – II).

En esta tercera entrega, publicamos los criterios de algunos activistas y dirigentes políticos, entre estos varios eventuales candidatos a la Alcaldía de Cartagena, sobre el uso del espacio público durante los 12 meses del año y, principalmente, en épocas especiales como las de temporada de vacaciones.

LO QUE PIENSAN VARIOS ASPIRANTES A LA ALCALDÍA:

Revista Metro les consultó a los potenciales aspirantes a ocupar el primer cargo del Distrito Fabio Castellanos Herrera, Armando Córdoba Julio, Andrés Betancourt González, César Anaya Cuesta, David Múnera Cavadía, Javier Bustillo Pertuz y Antonio Quinto Guerra qué opinaban sobre el tema. Esto es lo que piensan quienes enviaron sus respuestas:

“No se puede permitir que todo se comercialice”: Castellanos

En concepto del expersonero y actual precandidato a la Alcaldía de Cartagena Fabio Castellanos Herrera, “la ausencia de una verdadera política pública de protección y aprovechamiento del espacio público y la debilidad institucional en el control del mismo, genera que unos pocos se beneficien de lo que debe ser todos. Esta política pública debe definir no solo el aprovechamiento y los mecanismos de selección para quien pretende aprovechar el espacio público sino también los medios para garantizar que el derecho colectivo al mismo no sea vulnerado. Una ciudad como Cartagena no se puede dar el lujo de perder sus ventajas turísticas y culturales, pero tampoco puede permitir que todo se comercialice y mucho menos que no exista una guía integral”.

“Hay que democratizar el espacio público”: Córdoba Julio

Para el lingüista y literato Armando Córdoba Julio, actual precandidato a la Alcaldía de Cartagena, “hay que promover la democratización del espacio público en la ciudad; es importante que se tenga claridad sobre qué cantidad de espacio público real existe para que sea destinado a la generación de nuevos espacios de encuentro como parques, zonas verdes y ubicación de amoblamiento urbano. Mucho espacio público de la ciudad está siendo usufructuado por hoteles, restaurantes y negocios de ricos mientras a los más humildes se les desplaza. Como candidato impulsaré la creación de unidades modulares para que los vendedores informales ubiquen sus negocios y de esta manera se beneficie al turismo, a la ciudadanía y también la economía de las familias más humildes”.

“Debe cumplirse estrictamente la Ley”: Betancourt González

En criterio del exconcejal y actual candidato a la Alcaldía de Cartagena, Andrés Betancourt González, “varias de las críticas que se han hecho al manejo del espacio público durante esta temporada es porque, por lo visto, por acción u democratización del espacio público, las normas decretadas para regular el espacio público y permitir su aprovechamiento económico no se están cumpliento de manera estricta. Con base en la experiencia vivida en estos días, debe integrarse una mesa de trabajo en la que tengan presencia todos los actores involucrados, entre ellos de manera infaltable los vecinos de cada sector, con el fin de concertar una reglamentación que garantice el uso y disfrute del espacio público por parte de todos: tanto residentes como visitantes”.

“No debe afectarse la movilidad en pro de unos pocos”: Anaya Cuesta

Para el exconcejal y actual candidato a la Alcaldía de Cartagena, César Anaya Cuesta, “el uso del espacio público en el Centro Histórico debe reordenarse, ya que hoy en la práctica se restringe la movilidad tanto de residentes como de turistas para el solo beneficio de negocios en los diferentes sectores. La Constitución y la Ley son claras en establecer que la libre locomoción no puede ser restringida, y ello es lo que se da en la actualidad. Si bien es cierto que, como en los países turísticos del mundo, parte del espacio público puede ser arrendado para provecho económico, nunca debe hacerse afectando la movilidad ni la visibilidad de los bienes patrimoniales. Esto se ha convertido en unos negocios y unos monopolios que se contraponen al interés general y ello debe ser revisado de manera integral”.

“El uso del espacio público ha sido discriminatorio”: Múnera Cavadía

En concepto del exconcejal y actual precandidato a la Alcaldía David Múnera Cavadía, “los alcaldes de Cartagena en materia del espacio público han implementado una política discriminatoria y de una profunda desigualdad. La política pública contra los miles de vendedores informales ha sido el desplazamiento y la incansable persecución en aras de defender el espacio público como un derecho que le pertenece a la sociedad en su conjunto, mientras que las calles, plazas y parques se privatizan bajo el falaz argumento del aprovechamiento económico para el Distrito. Mi propuesta es que la política para el uso del espacio público debe tener coherencia, no puede ser de garrotes para unos y de privilegios para otro. Mientras en Cartagena no se produzcan los empleos suficientes se debe desarrollar una concertación conforme a los principios que ha señalado de manera reiterada la Corte Constitucional, es decir, los dos derechos fundamentales en controversia: el trabajo y el espacio público, deben marchar al unísono, sin que existan privilegios para ningún sector”.

“Recuperaré el espacio público para los cartageneros”: Bustillo Pertuz

De acuerdo con el exconcejal y actual candidato a la Alcaldía de Cartagena, Javier Bustillo Pertuz, el programa que propone “contempla 24 acciones para gobernar la ciudad y, justamente, la primera de ellas dice que organizaré y planificaré la ciudad teniendo en cuenta que cada acción debe guardar equilibrio entre quienes vivimos y quienes nos visitan para disfrutar de la ciudad. De igual manera, la acción 23 propone que recuperaré el espacio público para los cartageneros. Playas, murallas y todos los activos de la ciudad estarán a disposición de turistas y residentes sin exclusión, mezquindades ni egoísmos. La riqueza de la ciudad debe ser aprovechada por todos”.

EL CRITERIO DE VARIOS CONCEJALES:

La mayoría de las calles del Centro Histórico y San Diego están cerradas para el tráfico vehicular hasta el próximo 31 de enero.

“Concertar todos los actores, el primer paso”: Toncel Ochoa

Para Wilson Toncel Ochoa, presidente del Concejo distrital, “la consolidación de Cartagena de Indias como un destino turístico de importancia mundial, tiende a generar una mayor demanda de servicios turísticos por parte de visitantes nacionales e internacionales. La respuesta de los empresarios a esa mayor demanda pasa por usar plazas, baluartes, calles y lugares que en la cotidianidad son usado por los cartageneros. Ello genera una especie de tensión que despierta inconformidad en la ciudadanía. Una manera de contribuir a solucionar ese impase es con una regulación clara y estricta por parte del Gobierno distrital. Con un ordenamiento del uso del espacio público en temporadas de alto turismo y con una actuación eficaz por parte de las autoridades, se podría tener una ciudad para los locales y para los visitantes provenientes de diferentes regiones del mundo. Ese ordenamiento debe responder a un trabajo colectivo en el que participen Gobierno, Concejo, empresarios, gremios, Juntas de Acción Comunal y asociaciones de vecinos”.

“Por definición, el espacio público debe incluir e integrar”: Montero

Sobre el uso del espacio público en Cartagena, el expresidente del Concejo del Distrito, Lewis Montero Polo, considera que en lo que se ha fallado es en no tener en cuenta que, por definición, el mismo debe ser incluyente e integrador. “Los parques y plazas deben servir, preponderantemente, para la recreación, el esparcimiento y el ocio, para contribuir a las relaciones entre los ciudadanos y para el encuentro comunitario. Y las calles y andenes son, prioritariamente, para la movilidad. Otros usos, que en una ciudad turística como Cartagena son inevitables, deben ser temporales y no permanentes, y en todo caso debe ser garantizado el interés general”.

“Definir espacios por categorías”: Pión González

Para el exsegundo vicepresidente del Concejo de Cartagena, César Pión González, “se deben definir claramente espacios donde realizar eventos por categorías y que previo a las temporadas se realice una gran convocatoria para las personas que quieran realizar eventos y de esta forma generar cobertura y sea más accesible a todos los ciudadanos. El resultado se publica de tal manera que los ciudadanos conozcan de antemano cuáles son los eventos que van a haber en la ciudad y si tienen observaciones que se realicen”.

“Hay que cumplir el Acuerdo 010 de de 2014”: Dáger Lequerica

En concepto del concejal David Dáger Lequerica, muchas de las inquietudes suscitadas por el uso del espacio público en Cartagena se generan muy posiblemente porque el reglamento expedido por el Concejo para ello, contenido en el Acuerdo 010 del 4 de agosto de 2014, no se está cumpliendo de manera estricta. “Al espacio público hay que darle el manejo que está en el Acuerdo; eso es lo que hay que hacer”, conceptuó sobre el tema el cabildante.

LA OPINIÓN DE ALGUNOS ACTIVISTAS:

“Hay que evitar toda incomodidad y discriminación”: Arrieta Meza

En concepto del abogado y vocero de la Veeduría Colombia Decente, Alcides Arrieta Meza, “la reglamentación actual de la explotación económica del espacio público en Cartagena debe revisarse, por cuanto hay aspectos que no fueron considerados que han hecho que la ocupación temporal de este se haga como si fuera un bien privado y no público. La ocupación del espacio público en las zonas estratégicas de la ciudad tiene un incalculable valor histórico y comercial que debe ajustarse al régimen del Estado Social de Derecho, que se sustenta sobre el disfrute de los derechos fundamentales, entre los cuales se encuentra el derecho a la recreación; en consecuencia, el otorgamiento de licencias a los particulares para explotar el espacio público debe garantizar los derechos señalados. En los actuales momentos, en las zonas turísticas el uso del espacio público es un privilegio que, otorgado a los particulares, no solo debe asegurar una justa contraprestación sino también la producción de rentabilidades sociales que aseguren su completo disfrute, por encima de los límites mercantilistas de los particulares, lo que implica tarifas especiales para todos y por supuesto para los nativos y raizales, ya que el uso del espacio público en esas zonas privilegiadas se ha convertido en un instrumento más de exclusión económico social”.

“Debe exigirse el cumplimiento de los requisitos”: Perdomo Alaba

Para el comunicador y activista social Juan Diego Perdomo Alaba, “el marco regulatorio del espacio público está, lo que hay que reglamentar ahora son los usos temporales a través un nuevo decreto, teniendo en cuenta la experiencia vivida en esta temporada y los posibles vacíos existentes, para fijar un límite por sector. Hay que ser estricto en la exigencia de los requisitos y hacer pública las concesiones. Igualmente, hay que crear una tabla de tarifa por horas donde se cobre duro por el uso temporal de espacio público y donde el privado asuma la responsabilidad de la seguridad y el aseo; que pague una póliza por deterioro”.

Espere: ‘El espacio público de Cartagena de Indias, ¿parcelado y concesionado? – IV’

Una rápida mirada al Acuerdo 010 del 4 de agosto de 2014 y a los polémicos Decretos 0356 y 1674 de 2015. El espacio público más allá del centro Histórico y su área de influencia.

* Director de Revista Metro

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial