Segunda oferta de vivienda ‘Por Cartagena’, tres días más de expectativas y esperanzas

Hasta el próximo jueves 7 de diciembre, a las 12 en punto de la media noche, las personas residentes en Cartagena que no posean vivienda propia y sean consideradas pobres podrán inscribirse para participar en la segunda oferta institucional de vivienda ‘Por Cartagena’ promovida por el Fondo de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana -Corvivienda – de la Ciudad Heroica.

Desde el pasado viernes (1 de diciembre) y hasta ese día y hora, los interesados en obtener una de unidades de vivienda de los proyectos Bahía San Carlos, Camino del Cerro y la manzana 72 de Ciudad Bicentenario deberán suministrar sus datos personales mediante sus respectivas teléfonos celulares, sus tabletas o sus computadores, si los tienen, y en todo caso por cualquier medio vía internet.

De tener alguna duda, cualquier ciudadano podrá resolverla asistiendo personalmente a las oficinas de Corvivienda, en el barrio Manga, o cualquiera de las sedes de las tres Alcaldías Localidades en El Country, Chiquinquirá, la Biblioteca Jorge Artel o Santa Rita.

El gerente de la entidad, William García Tirado, a través la prensa, la radio, los canales televisivos, los portales de internet y las redes sociales, sobre todo, Facebook, Twitter e Instagram, le recuerda a la ciudadanía que los interesados en obtener los beneficios ofertados deberán realizar su inscripción únicamente a través de la página web de la entidad: www.corvivienda.gov.co.

“Las inscripciones son solo a través de la página www.corvivienda.gov.co; no existen formularios impresos, ni tenemos intermediarios”, advierte el funcionario en su reiterativo mensaje.

El gerente de Corvivienda recordó -además – que en la segunda oferta institucional de vivienda ‘Por Cartagena’ pueden participar quienes ya hicieron su preinscripción entre el 31 de octubre y el 7 de noviembre para los subsidios parciales, los cuales obligatoriamente deberán confirmar la información que ya habían entregado. “También deberán inscribirse los interesados en subsidios totales, es decir viviendas gratuitas; estos deberán corresponder a los sectores poblaciones en extrema pobreza, es decir con un Sisbén inferior a 44 puntos, que no tengan vivienda, que no hayan recibido subsidios de vivienda y que sus ingresos no superen un salario mínimo”, indicó; “y también las víctimas del conflicto, es decir todos aquellos que están registrados en la base de víctimas y no posean viviendas; y los damnificados de las olas invernales de los 2004, del 2007, 2009, 2010 y 2011, así como los de San Francisco que reciban subsidio de arriendo; y los ciudadanos en condición de discapacidad con un puntaje no mayor a 44 puntos en el Sisbén, un ingreso menor a un salario mínimo y que no tengan vivienda ni hayan recibido subsidios de vivienda en el pasado”.

En presencia del funcionario, este reportero anotó el número de su cédula en la ventana de inscripción de la oferta de Corvivienda y la respuesta del sistema fue negativa: “No es posible su inscripción, su número de identificación NO está registrado en nuestra base de datos. Verifique y digite nuevamente su número de cédula” (ver gráfico 1).

“Si usted no reúne las condiciones que se requieren para acceder a una de las viviendas que se ofertan, el software no admite la inscripción, ya que el programa está interconectado a las diferentes bases de datos. Por ejemplo, para que se inscriban solo quienes tengan un puntaje menor a 44 puntos, en el caso de los subsidios totales, estamos conectados a la base de datos del Sisbén, que es manejado por el Departamento Nacional de Planeación, a nivel nacional, y el Departamento Administrativo de Salud Distrital -Dadis, a nivel local; para el caso de los desplazados, estamos conectados a la base de datos de la Unidad de Víctimas; para el caso de los damnificados por el invierno, la conección es con la Oficina de Prevención y Atención de Desastres; y para constatar que no hayan obtenido subsidios anteriormente, el vínculo es con Fonvivienda”.

Para García Tirado, “esa fue justamente la experiencia que nos dejó la primera oferta institucional; hoy, a medida que los interesados se van inscribiendo va encontrándose con filtros, para garantizar que en cada subgrupo todos cumplan los requisitos, de tal manera que al final quien termine de diligenciar el formato ya se encuentra listo para el sorteo. Antes, la revisión era manual, y por tanto más demorada”.

Tras la entrevista con el gerente de Corvivienda, este reportero le pidió a un ciudadano que aseguró no contar con ingresos superiores a un salario mínimo, ni tener casa propia, ni haber recibido del Gobierno ningún tipo de subsidio, que anotara su nombre en la ventana de inscripción de la oferta de Corvivienda, y en su caso, al hacerlo, sí pudo acceder a otra ventana en la cual pudo anotar su información básica: la fecha de expedición del documento; sus nombres y apellidos completos; su fecha de nacimiento; la ciudad y el barrio donde reside; su teléfono; su puntaje en el Sisbén; su profesión u oficio; su situación laboral y su ingreso familiar.

Ver apertura de la segunda oferta institucional de vivienda ‘Por Cartagena’:

NOTAS RELACIONADAS:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial