Freddy Marimón Blanco, un campeón de la vida

Por Rudy Alberto Negrete Londoño *

En el suroccidente de Cartagena, en la manzana 4 del barrio Villas de Aranjuez, reside un ser humano fuera de serie. Es Freddy Marimón Blanco, un niño que a simple vista sobresale por una extraña adrenalina que lo mantiene en movimiento todo el tiempo, ya sea a montado en una patineta o sobre una tabla de surf.

El pequeño, que sobrelleva con valentía una enfermedad congénita, se caracteriza por no tener sus miembros inferiores y por faltarle su brazo izquierdo. Pero esta dura condición no reduce a éste ciclope del mar. Por el contrario, su  lucha diaria se concentra en poner en alto el nombre de Bolívar y de todo el país en las justas del deporte mundial.

Freddy es energía viva. Él siempre se está desplazando con una destreza poco común. No importa si es en la superficie terrestre o inmerso en la furia que traen consigo las olas del barrio Castillogrande, donde entrena arduamente.

Con solo 12 años, Marimón estremece con una seguridad asombrosa en cada una de sus palabras. Uno de sus rasgos más notorios es cuando relata los desafíos de su vocación como deportista. Su voz, aunque aún es un niño, se hace sentir desde la distancia, y cuando se trata de discrepar lo hace con la apariencia propia de un preadolescente.

Para este aguerrido deportista que lleva con orgullo la bandera de su departamento, Bolívar, no existen los límites. Como prueba de ello, Freddy acaba de participar en una competencia para conquistar un título en el Campeonato Mundial de Surf Adaptado (Paralímpico). Un importante certamen avalado por la International Surf Association (ISA) que se desarrolló entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre del presente año en la Jolla, California (EE.UU).

Se trata del encuentro deportivo más importante en esta modalidad, en la que participaron más de 100 delegaciones de deportistas con algún tipo de discapacidad. Allí se encontraron los mejores del mundo y Freddy, como lo demostró con creces, es uno de ellos.

Para alegría de los colombianos y, particularmente, de todos los bolivarenses, este gran deportista fue el ganador de la medalla de bronce para Colombia en el Mundial de Surf Adaptado al ocupar un honroso tercer lugar. En su modalidad, obtuvo la primera medalla para la historia de su país.

La adversidad, su principal motor

Las dificultades han hecho grande a este titán de los mares. En su rostro resplandece una sonrisa imbatible que denota un estado de superación constante a pesar de no poseer una locomoción completa.

En todo momento Marimón expresa que en el surf ha encontrado su verdadera pasión, una fuerte vocación que logra canalizar a otras esferas de su vida. Apenas cursando sexto grado en la institución educativa Clemente Manuel Zabala, Freddy sobresale por su liderazgo. A este esforzado joven todos lo buscan cuando necesitan un consejo, incluso los adultos. Al preguntarle qué es lo más difícil en la vida, responde con la rapidez de un rayo: “nada; todo se puede lograr”.

Queda claro que Freddy no se intimida ante los desafíos y por el contrario le apasionan. Más allá de las múltiples barreras que pueden afectar el desempeño de una persona con movilidad reducida, en Freddy Marimón se vislumbra aquella luz de los que nacieron para irradiar el mundo y transformar las circunstancias que les toque vivir.

Así lo reconoce su madre Lizi Blanco Alcázar. “Freddy me ayuda en las labores de la casa. De él aprendo todos los días, aún en medio de las circunstancias más duras”, sostiene con emoción.

Para sus dos hermanos Diego y Pamela, Freddy también es un ejemplo de superación. Muestra de ello es esa voluntad férrea con la que se traslada de un extremo a otro de la ciudad, dado que vive en un barrio popular distante de su lugar de prácticas deportivas.

Freddy asiste diariamente a su cita sagrada con el mar. En el 2016, con apenas seis meses de prácticas, logró ubicarse en el quinto puesto a nivel mundial; quedó claro que ya era uno de los mejores del universo.

“Este es un gran deporte de concentración y equilibrio. Al principio se dificulta sostenerse sobre la tabla; reto que se supera con la práctica y el esfuerzo. Lo especial del surf es su conexión con la naturaleza y la buena energía de quienes lo practicamos. Además me enseña valores y compromisos con el medio ambiente”, expresó Freddy Marimón un día antes de su partida a California.

Su piel morena, con algunas marcas que se asemejan a las cicatrices de un soldado que ha triunfado en una batalla, evidencian las muchas horas que entrena en el mar.

Freddy habla sin miedos delante las cámaras y los periodistas que lo entrevistan antes de su viaje. Nada lo intimida y reconoce que su vida es un ejemplo arrollador, al tratarse del único en representar a Colombia en este certamen general.

Freddy Marimón, como parte del gran estímulo al deporte promovido por la Gobernación de Bolívar, cuenta con el pleno respaldo del gobernador Dumek Turbay Paz, quien al despedirlo para su viaje a California le entregó la bandera del Departamento. Freddy cuenta además con el apoyo de empresas privadas que también han creído en su gran potencial, como Uber.

Hoy, gracias a que este gran deportista obtuvo la medalla de bronce para nuestro país en el Mundial de Surf Adaptado al ocupar el tercer lugar, Colombia obtuvo la primera medalla en la historia, lo que quiere decir que Colombia y Bolívar se encuentran en presencia de uno de los mejores surfistas del mundo.

Tras este importante logro, solo queda preguntarse: ¿qué sigue en adelante para este gigante acostumbrado a poner su mirada en lo más alto? Basta con decir que por algo le llaman el campeón de la vida.

Contexto:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial