Cartageneros y visitantes, a disfrutar nuevamente el monumento a Los Pegasos

El monumento a Los Pegasos donado a Cartagena por el desaparecido maestro Héctor Lombana Piñeres, totalmente restaurado por el escultor Óscar Noriega Sarmiento, seguirá adornando el Muelle del mismo nombre, la Bahía de Las Ánimas y los alrededores de la Plaza de la Paz y el Camellón de los Mártires, muy cerca de la emblemática Torre del Reloj.

Ello, gracias a la inversión que por $395 millones dispuso la Gobernación de Bolívar en la reconstrucción de esta invaluable obra patrimonial y la recuperación de su belleza y solidez estructural, lo cual permitará que el conjunto de caballos alados continue siendo uno de los principales atractivos de Cartagena. Desde ayer, los alrededores del monumento de Los Pegasos es -otra vez – uno de los lugares obligados de la Ciudad Heroica para tomarse una foto que inmortalice la visita de los turistas.

Y, de igual forma, a la inversión que por $200 millones realiza la Alcaldía de Cartagena en la remodelación del Muelle de Los Pegasos, con lo cual el estratégico lugar, localizado a un lado del Centro de Convenciones Cartagena de Indias, deberá constituirse en el sitio de encuentro de propios y visitantes.

“Agradezco al alcalde @sergiolonzu, al maestro Óscar Noriega, restaurador del monumento, y a Luz Stella Lombana, esposa del maestro Héctor Lombana (q.d.e.p) por ser valiosos socios en lograr recuperar este obra patrimonial y orgullo de la ciudad y todos los cartageneros. #AvanzamosPorCartagena”, publicó el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, en sus distintas redes sociales.

El alcalde Sergio Londoño y el gobernador Dumek Turbay.

Por su parte, en la cuenta en Twitter de la Alcaldía distrital se publicó: “¡Hoy entregamos nuevamente los Pegasos a Cartagena! Gracias a por inversión en la restauración del monumento. Ahora cartageneros y visitantes podrán disfrutar nuevamente del monumento y sus alrededores totalmente rehabilitados”.

Ambos mandatarios: Turbay Paz y Sergio Londoño Zurek, el alcalde encargado de Cartagena, develaron la correspondiente placa, en compañía de Luz Estela Lombana, la viuda del maestro Héctor Lombana, y del escultor y restaurador Óscar Noriega.

“Hoy podemos decir que Los Pegasos, elementos icónicos de nuestra cultura bolivarense, han volado y se posaron nuevamente en el lugar en donde siempre deben estar: en el Centro Histórico de Cartagena. Procuramos que siempre se respetara el legado del maestro Héctor Lombana, y por eso el escogido fue el escultor Óscar Noriega, quien tuvo el privilegio de aprenderle trabajando a su lado. Por eso, sin duda, es un día en el que estamos muy felices. Hemos recuperado algo que hace parte del ADN de los cartageneros y por eso tenemos razones para celebrar”, manifestó Turbay al reinaugurar el monumento.

Óscar Noriega, Sergio Londoño, Dumek Turbay y Luz Estela viuda de Lombana.

El mandatario de los bolivarenses recordó durante su discurso que las obras se llevaron a cabo luego de que el  ingeniero estructuralista Jorge Rocha advirtiera el riesgo de colapso al que estuvieron expuestos Los Pegasos por el mal estado en que se encontraban.

Durante una emotiva intervención, Luz Estela Lombana agradeció la restauración hecha por la Gobernación a través del maestro Óscar Noriega, destacando la “idoneidad para preservar el legado artístico” de su esposo.

Por su parte, Londoño Zurek agradeció “en nombre de todos los cartageneros, turistas y visitantes” por la restauración de Los Pegasos y destacó “el trabajo unificado entre las partes” para trabajar por el bienestar de Cartagena.

Las obras

El maestro Óscar Noriega, en su taller en el municipio de Arjona, fue el encargado de adelantar los trabajos de restauración de Los Pegasos. Inicialmente se determinó que no solo los pedestals de Los Pegasos se encontraba en mal estado, sino -además – los caballos alados, ya que el acero de su estructura interna evidenciaba una avanzada oxidación.

Se dispuso -asimismo – que el trabajo artístico de la restauración propiamente dicha de Los Pegasos, conservando cada parámetro plasmado por el maestro Lombana, estuviera acompañado de una detallada obra civil que incluyeron unos pedestales completamente nuevos.

El remozado Muelle de Los Pegasos seguirá siendo un sitio de encuentro de propios y visitantes.

De acuerdo con Noriega, fue necesario cambiar por completo el acero interno de Los Pegasos, que se encontraban completamente oxidados, por un material nuevo que fue reforzado con pintura epóxica para garantizar su conservación.

“Fue un trabajo dispendioso, pegaso por pegaso, para garantizar que todo quedara bien, respetando los cánones del maestro Lombana”, señaló el escultor.

Adicionalmente, dijo, en la parte estructural fue cambiado el sistema de acople; “mientras anteriormente se empleaban unas varillas en las patas de Los Pegasos, las cuales debían soldarse al pedestal y hacían más dispendiosa cualquier labor de restauración, gracias a los trabajos de la Gobernación de Bolívar fueron ancladas unas platinas con pernos (una en el pedestal y otra por caballo), acopladas una sobre la otra y con tuercas atornilladas”.

Reveló Noriega -igualmente – que “en las obras de recuperación de Los Pegasos fueron utilizados cerca de 350 kilos de resina de carbono y polvos minerales, además de  150 kilos de acero”, y que “a los tradicionales caballos alados también les fueron aplicadas varias capas de platina”.

NOTAS RELACIONADAS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial