Corvivienda, mucho más que construcción de unidades familiares para los más pobres

Con una gran afluencia de interesados, tal como estaba previsto, se llevó a cabo en el Coliseo de Combate del barrio Chiquinquirá el primer día de la jornada de preinscripción de la segunda Oferta Institucional de Vivienda ‘Por Cartagena’, convocada por la Alcaldía de Cartagena a través del Fondo de Vivienda de Interés Social y Reforma Urbana -Corvivienda, la cual se extenderá hasta el próximo 7 de noviembre.

Se supo que a lo largo del día se preinscribieron cerca de 700 interesados en los tres proyectos ofertados: Bahía San Carlos, Caminos del Cerro y Ciudad Bicentenario, lo cual, de acuerdo con lo señalado por el gerente de Corvivienda, William García Tirado, “es un buen síntoma, ya que se trató apenas del primer día, lo que nos hace suponer que al final se superarán con creces las expectativas”. Y ello, dijo, “es un fuerte estímulo para seguir trabajando y redoblar esfuerzos con el fin de atender la gran demanda existente”.

A todos los preinscritos, una veintena de funcionarios de Corvivienda, apoyados en sendos computadores, mostraron las ventajas y, en general, las condiciones de los proyectos; los costos de los mismos; las formas de pago y la forma de adelantar los trámites con los bancos, entre otros detalles, con el fin de que no tengan ningún problema al momento de adquirir sus viviendas en caso de resultar favorecidos.

En diálogo con Revista Metro, García Tirado recordó que las inscripciones oficiales para acceder a las nuevas viviendas será en el mes de diciembre, pero “quienes estén interesados en un subsidio parcial deben su realizar su preinscripción”.

“Nosotros tenemos que aprender de los errores, y uno de los grandes errores que tuvimos precisamente (en la primera Oferta Institucional de Vivienda realizada) fue no haber hecho una preinscripión, ya que esa oportunidad se inscribieron muchos que no tenían la condición económica para un proyecto determinado”, admitió García.

En esa oportunidad, expresó el funcionario, “mucha gente que seguramente no leyó bien o no se percató bien de la información se inscribió pensando que las viviendas eran totalmente gratuitas y cuando salieron favorecidos (en el sorteo) se toparon con la realidad de que ellos no tenían las condiciones para pagar”. Ahora, explicó, con la preinscripción, se aclaró previamente cualquier tipo de duda.

Mejoramiento integral de barrios

En su diálogo con este reportero, William García se refirió también a otros proyectos de la entidad a su cargo, entre ellos el de ‘Mejoramiento Integral de Barrios’, contemplado en el Plan de Desarrollo ‘Primero la Gente’.

“Consiste esencialmente en el cambio del hábitat”, explicó el funcionario; “está en el marco del componente de Reforma Urbana que le da nombre a la entidad; y tiene elementos de convivencia, de mejoría de la condición humana, de embellecimiento y ampliación del equipamente urbano mejorando sustancialmente el entorno. En ese orden de ideas, desde el año pasado trabajamos en este programa arreglando vías de muchos sectores, lo cual ha causado un impacto en numerosas comunidades”.

“Hoy, por ejemplo, estamos trabajando en La Boquilla, y al tiempo estamos en El Pozón y otros lugares”, señaló García tras manifestar que en la actualidad tienen varios frentes de trabajo. Se trata, aclaró, de obras de mitigación, pero que durante un tiempo “benefician grandemente a la población más necesitada de la ciudad”.

Sobre la posibilidad de que al proyecto se le inyecten recursos para que cuente con su propia maquinaria y se convierta en una política pública, “algo parecido a lo que tuveron las extintas Empresas Públicas Municipales” le recordo el periodista, García indicó que “claro que se podría trabajar en ello; completamente; yo creo que Cartagena, donde cerca del 60% de sus calles están sin pavimentar y en mal estado, requiere de una iniciativa como esta perdure en el tiempo y trascienda varios gobiernos; mire el caso de los cerros de la ciudad: la Loma de Peyé, del Marión, del Diamante, de Albornoz, requieren de un mantenimiento permanente, por el constante deterioro que pruducen las lluvias y el viento, y por ello hay que pensar en una fórmula permanente”.

Con respecto al programa ‘Mejoramiento de Vivienda’, otro de los frentes de trabajo de la entidad, el funcionario señaló que en lo que va de la Administración han realizado más de 900 mejoramientos en sus distintas modalidades, pero la meta es aún muy superior.

Con relación a la ‘Legalización de Viviendas’, García señaló que “ya van más de 13 mil procesos de acompañamiento a las comunidades para que tengan sus títulos de propiedad; hemos entregado aproximadamente, de manera personal, dos mil títulos de propiedad, y aspiramos que en los próximos dos años podamos entrerar muchas más; a eso le estamos apostando”.

Sobre los esfuerzos que adelanta la entidad para que el sector privado se sume cada día más a los esfuerzos por disminuir el déficit de viviendas de interés social, García señaló que “Corvivienda tiene entre sus funciones promover las políticas de viviendas VIS en Cartagena, lógicamente que apegados a las normas, al POT (Plan de Ordenamiento Territorial) y al interés superior de la ciudad, y en este marco lo que hacemos es respaldar cuando se pueda las iniciativas privadas, y -claro está -certificarlas cuando nos corresponda; en este punto, después de que cumplan con los tres factores, que son precio, máximo 135 salarios mínimos legales; que tengan las condiciones de estrato, y que estén en un perímetro de renovación urbana”. “Estas tres condiciones”, agregó, “nos han llevado a que en el 2016 certificáramos más de dos mil unidades habitacionales en más de 14 proyectos VIS, unos más pequeños y otros más grandes, y este año también hemos certificado un número importante en todas las Localidades”.

Y sobre si Corvivienda controla que los compradores de viviendas de interés social cumplan con los requisitos que también hay para ellos, es decir, que no tengan ninguna propiedad, que no hayan sido beneficarios de auxilios para otros proyectos, que pertenezcan a los estratos uno o dos, que tengan máximo unos ingresos de cuatro salarios mínimos legales y que residan en Cartagena, García afirmó que “desafortunadamente no ejercemos ese control porque no se encuentra dentro de nuestras funciones”.

* Director de Revista Metro

NOTAS RELACIONADAS:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial