Tras renuncia de Bula: piden escoger gerente que brinde confianza para impulsar megaobras

Ante el alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, el gerente de la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar -Edurbe – S.A., Alfredo Bula Dumar, presentó ayer (lunes 23 de octubre) renuncia irrevocable de su cargo.

El saliente funcionario, como se recordará, fue nombrado en septiembre del año anterior por la Junta Directiva de la empresa, presidida en esa oportunidad por Manolo Duque Vásquez en su condición de alcalde titular de Cartagena, y como se dijo para esas fechas, el mandatario de los cartageneros “le habría ofrecido el cargo a Bula por las buenas relaciones de este con los titulares de varias dependencias del Gobierno Nacional y, particularmente por sus cercanías al propio Fonade y al Departamento Nacional de Planeación -DNP”. Como argumento para su designación, se aseguró también que el entonces director del DNP, Simón Gaviria Muñoz, tenía de Bula Dumar “la mejor de las impresiones y, al parecer, estaría dispuesto a brindarle todo su apoyo” (leer ‘Lo que le representaría a Cartagena que Alfredo Bula Dumar sea el gerente de Edurbe‘).

Aunque se desconoce qué razones concretas expuso Bula en su oficio a Londoño para dimitir de forma irrevocable, lo que se infiere es que las presiones que desde distintos sectores ciudadanos se venían ejerciendo para que fuera separado de su cargo, particularmente en los últimos días por su presenta relación con el llamado ‘Cartel de la Toga’, tuvieron finalmente el resultado esperado.

En principio por sus presuntos vínculos con el cuestionado exsenador Juan José García y haber sido gerente de Construcciones Vías Montecarlo, una de las varias firmas acusadas de participar en la feria de la contratación que minó la confianza ciudadana sobre Edurbe por sus pobres resultados, y más tarde por haber aparecido su nombre en el escándalo que involucra al exmagistrado Francisco Ricaurte y el magistrado Gustavo Malo, dirigentes políticos, gremiales y cívicos venían insistiendo en la renuncia de Bula.

En sendas cartas remitidas al alcalde encargado, el exconcejal David Múnera Cavadía y el dirigente gremial William Murra Babún, de manera pública, advirtieron sobre la inconveniencia de mantener al frente de Edurbe al ingeniero industrial cartagenero.

“Edurbe es una empresa con un pasado tenebroso de corrupción y de incumplimientos contractuales y el Distrito de Cartagena ha sido una de sus víctimas”, señaló Múnera en su oficio (leer ‘Carta abierta al alcalde de Cartagena’).

Por su parte, Murra recordó en su misiva que Edurbe fue protagonista principal de una “feria de la contratación a dedo (…) que le valió el remoquete de Banco de Delitos”, y que la fiscal 40 seccional de Cartagena tiene en su despacho una investigación “por la contratación irregular de más de $150.000 millones”, de los cuales, según el dirigente gremial, “se desaparecieron entre 2009 y 2011 la suma de $12.033 millones” (leer ‘Carta de William Murra a Sergio Londoño’).

Por esa mala reputación -justamente – entidades como la Asociación de Empresarios de Colombia – Andi; la Federación Nacional de Comerciantes -Fenalco; el Consejo Gremial de Bolívar; la Asociación Colombiana de Ingenieros -Aciembol; la Fundación Cívico -social pro Cartagena -Funcicar; y periodistas, líderes de opinión y blogueros como Álvaro Anaya Díaz, Juan Diego Perdomo y Orlando Oliveros Acosta, entre otros, le pidieron al mandatario interino -además – que le quite a Edurbe la atribución de ejecutar las megaobras del Plan Maestro de Alcantarillado Pluvial, de la Protección Costera y de la 5a. Avenida de Manga.

Por su historia de abiertas irregularidades, que para algunos es un argumento subjetivo, o porque la empresa no está bien hoy financiera ni administrativamente, lo que sí es un hecho objetivo ya que afronta deudas por más de $35 mil millones, numerosos actores consideran que Edurbe no brinda garantías para la ejecución de dichos macroproyectos y por ello debe ser reestructurada o, incluso, liquidada.

Por ello, al margen de las decisiones que sobre la empresa en su conjunto podría tomar el Ejecutivo, lo que se ha podido establecer es que, mientras el alcalde Londoño ya comenzó, desde ayer mismo, a analizar los nombres de los posibles reemplazos del funcionario dimitente, diferentes sectores ciudadanos piden que el próximo gerente sea un profesional desligado de las tradicionales casas politicas de la ciudad, y que brinde confianza con el fin de que puedan ejecutarse sin tropiezos ni contratiempos las megaobras proyectadas.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial