Asesinato del líder comunal Jorge Luis García propicia renuncia de las JAC de Cartagena

Cartagena, como se sabe, es pionera a nivel nacional en materia de participación ciudadana y comunitaria, ya que fue la primera ciudad del país en dividir su territorio en Comunas y Corregimientos y también en elegir sus Juntas Administradoras Locales, abriendo espacios para que la comunidad organizada pudiese intervenir con voz y voto en la construcción de políticas públicas en favor del desarrollo de la ciudad y el progreso de sus habitantes.

Igualmente, en materia de control social la Ciudad Heroica ha dado muestras de estar a la vanguardia. Como también debería recordarse, el 30 de abril de 1999 se fundó en la capital de Bolívar el más paradigmático y legítimo de los colectivos cívicos dedicados a la vigilancia y defensa de los recursos públicos: la Red de Veedurías Ciudadanas Cartagena de Indias, cuya labor contribuyó a destapar decenas de ollas podridas en la Administración distrital luego de que algunos de sus fundadores denunciaran graves hechos de corrupción que llevaron a la cárcel al alcalde, al contralor, al personero y a varios funcionarios públicos de la época.

Pero, de igual manera, Cartagena es una de las ciudades del país donde los dirigentes cívicos, comunales y comunitarios más se han politizado, al punto que un amplio porcentaje de estos son conocidos líderes de concejales, diputados y congresistas, o al menos conmilitones de los distintos partidos, movimientos y grupos políticos con presencia en la ciudad y, sobre todo, poder en la Administración Pública.

Para exigir que las autoridades garanticen su seguridad, las dirigentes comunales realizarán un plantón este jueves 12 de octubre en la Plaza de la Paz.

Asimismo, fue la primera capital del país en ver cómo el ejercicio del control social pasó de la grandeza al fracaso en menos de una década, luego de que un gran número de veedores optara por convertir la legítima vigilancia de lo público en una inmoral fuente de prebendas, y pasaran de ser custodios del correcto uso del erario a defensores de funcionarios venales e integrantes de comités de aplausos.

Y podría ser, igualmente, la primera ciudad donde, por miedo a las amenazas de muerte, y en algunos casos a los asesinatos de sus miembros, renuncian de manera colectiva todas sus Juntas de Acción Comunal, con lo cual se le asestaría un golpe mortal a la columna vertebral de la participación ciudadana y comunitaria.

Durante una reunión en sede de la Alcaldía de la Localidad Industrial y de la Bahía, miembros de la Federación Comunal del Distrito, de las tres Asociaciones de Juntas de Acción Comunal y de las 293 Juntas de Acción Comunal -JAC – de Cartagena tomaron la decisión de presentar renuncia de sus dignidades, de forma masiva, como enérgica protesta por el asesinato del presidente de la JAC del sector 3 de Junio del barrio Nelson Mandela, Jorge Luis García Berrío, y con el fin de exigir de las autoridades no solo que se esclarezca este crimen sino que -además – les garanticen su seguridad y les brinden garantías para continuar desarrollando su labor social.

Al sepelio del presidente de la JAC del sector 3 de Junio de Nelson Mandela, Jorge Luis García Berrío, asistieron centenares de líderes comunales.

De acuerdo con el presidente de la JAC del barrio El Conquistador y delegado ante la Confederación Nacional de Juntas de Acción Comunal, Jimmy Rivera Díaz, los comunales de Cartagena “vivimos presas del miedo por las constantes amenazas de muerte y el Estado no nos presta la más mínima atención”, por lo cual llegó el momento de llamar la atención tanto del Gobierno nacional como del distrital por “la vulnerabilidad en que nos encontramos en estos momentos en materia de seguridad”.

El vocero de los comunales de Cartagena señaló que la renuncia colectiva de los dignatarios de las JAC de Cartagena se presentará simbólicamente durante el transcurso de esta semana, muy posiblemente el próximo jueves 12 de octubre cuando, a partir de las 4 de la tarde, se realice un plantón en la plaza de La Paz, frente a la emblemática Torre del Reloj.

“Hemos llamado a ese evento ‘Gran Plantón: Cartagena está de luto, en homenaje a nuestro compañero Jorge Luis (García); y vamos a participar todas las JAC, la Federación Comunal Distrital, las tres Asojac y los sindicales locales, que son nuestros aliados estratégicos”, informó Rivera Díaz.

Las JAC, fundamentales para la implementación de la paz territorial

Las JAC, una figura creada por el Estado para promover la convivencia ciudadana, particularmente en los sectores populares, a la par que cumplen funciones de planeación de políticas públicas en apoyo a la labor que en igual sentido deben cumplir las Juntas Administradoras Locales, juegan un papel primordial en el control y vigilancia de las situaciones que afecten a la comunidad, entre ellas las relacionadas con la seguridad ciudadana y, en general, las que afecten el orden público.

Por ello, los dirigentes comunales son conscientes de que, en el marco del Acuerdo de La Habana que dio fin a más de 50 años de conflicto armado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC, su papel en la implementación de la paz territorial será fundamental.

Es por esto, coincidieron en manifestar varios dignatarios comunales, que el esclarecimiento del crimen del presidente de la JAC del sector 3 de Junio de Nelson Mandela, Jorge Luis García, y las garantías de seguridad a los miembros de las JAC, deben establecerse como una prioridad del Estado.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial