En medio de un clima de unión del Concejo y el Ejecutivo arrancan últimas sesiones ordinarias

Tanto el alcalde de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, como el presidente del Concejo, Lewis Montero Polo, tuvieron espacios para la esperanza y el optimismo en sus discursos de instalación del último periodo de sesiones ordinarias de la corporación edificia en el 2017.

A pesar de la crisis política que padece la ciudad con su mandatario titular: Manolo Duque Vásquez, su contralora: Nubia Fontalvo Hernández, y un concejal: Jorge Useche Correa, privados de la libertad bajo la acusación de haber cometido varios delitos contra la Administración Pública, y con nueve de los restantes cabildantes: Javier Curi Osorio, Érich Piña Féliz, Antonio Salim Guerra, Luis Cassiani Valiente, Édgar Mendoza Saleme, Duvinia Torres Cohen, Angélica Hodeg Urango, Américo Mendoza Quessep y David Dáger Lequerica, llamados por la Fiscalía a una audiencia de imputación de cargos, Londoño Zurek y Montero Polo coincidieron en mostrarse optimistas con el futuro inmediato de la Ciudad Heroica, siempre y cuando -dijeron también – quienes ejerzan algún tipo de liderazgo se unan alrededor del propósito común de hacer esfuerzos por superar las dificultades.

Para el alcalde interino, “este es el momento para que Concejo y Administración nos unamos y trabajemos de la mano de la ciudadanía por Cartagena”; y dirigiéndose de manera directa a los concejales asistentes, les manifestó que “ustedes tienen la experiencia y la experticia de conocer cada rincón de nuestra ciudad y de palpar sus necesidades”. “Muchos de ustedes, sino la gran mayoría”, señaló, “son políticos que cuya profesión la han hecho a través de años de diálogo ciudadano; el valor de ese conocimiento hoy servirá para edificar también la ciudad de la esperanza que tanto hemos soñado”.

En el mismo sentido el presidente del cabildo, tras enumerar varios de los elementos de la crisis, advirtió que “para enfrentar los macroproblemas que nos aquejan desde hace décadas requerimos del concurso de todos”, y dirigiéndose a Londoño, manifestó que “en lo que respecta a este Concejo, tenga usted y la comunidad en general la seguridad de que podrán contar con él, en todo momento, de manera decidida”.

Londoño, duro con los ‘líderes negociantes’ y las ‘élites voraces’

Sergio Londoño, luego de recordar que había cumplido 60 días en el actual encargo, reiteró “que la ciudad nos necesita a todos”, y que “necesitamos de una Cartagena esperanzada, gobernada bajo principios de austeridad, transparencia, orden y autoridad”.

No obstante, refiriéndose una vez más a la crisis institucional que padece el Distrito, advirtió que esta “es el resultado del accionar desordenado y voraz de nuestras élites; esas élites económicas, políticas, sociales y funcionales que durante años han considerado que lo público puede ser una empresa para el enriquecimiento personal y el de sus allegados”, y se fue lanza en ristre contra estos pero también contra “los líderes que durante época electoral hacen su agosto negociando con el hambre de su pueblo; esos líderes que sacan una o más motos con la plata de campaña o que remodelan sus casas y extorsionan a sus jefes políticos”.

Para el mandatario interino, tanto las élites corruptas como los seudolíderes barriales con los que se “enroscan”, que son “ladronzuelos de poca monta (…) son quienes tienen a nuestra ciudad sumida en la pobreza de mente y espíritu” (leer Discurso Completo de Sergio Londoño).

“Hay que redoblar esfuerzos para sacar a Cartagena de la crisis”: Lewis Montero

Por su parte, el presidente del Concejo, Lewis Montero, exhortó a la dirigencia local y, en general, a toda la comunidad, a redoblar esfuerzos “para afrontar decididamente este cúmulo de dificultades” por los que atraviesa la ciudad, “convencidos de que siempre, tarde o temprano, después de la tempestad viene la calma, y sabiendo, como lo supo hace casi siglo y medio el poeta, dramaturgo y novelista Víctor Hugo, que incluso la noche más oscura terminará con la salida del sol”.

En su discurso, el dirigente político, tras refirirse a la serie de problemas que padece la capital de Bolívar, mostró su optimismo -como se dijo – y aseguró que “la ciudadanía cartagenera puede tener la seguridad de que, aún en medio de esta crisis, no seremos inferiores a nuestras responsabilidades”.

En su intervención, Montero Polo se refirió igualmente a temas como “la concreción de importantes megaproyectos, como el de la Protección Costera, el Plan Maestro de Alcantarillado y la Quinta Avenida de Manga”, sobre los cuales hay que trabajar “con el fin de lograr que más temprano que tarde sean una hermosa realidad”; al fallo judicial que obliga al traslado de Marlinda y Villa Gloria y a la petición de la Procuraduría a “nuestras autoridades ambientales y territoriales de Cartagena a tomar medidas urgentes encaminadas a la protección inmediata de la Bahía, ante el continuo daño ecológico que esta presenta y sus irreversibles efectos tanto a nivel ecológico como de salubridad pública” (leer Discurso Completo de Lewis Montero).

Los discursos de Javier Curi y César Pión

Habitualmente los alcaldes, una vez instalan las sesiones de los Concejos, abandonan el lugar para dejar que los cabildantes continúen normalmente el orden del día establecido. No obstante, en esta oportunidad Sergio Londoño decidió quedarse en el salón de sesiones hasta el final, lo cual fue aprovechado por varios corporados para ‘discursear‘ sobre los más diversos temas y pedirle al mandatario distintas acciones, desde claridad sobre los ruidos existentes alrededor de uno de sus asesores, del que se dice promovió la modificación de los Estatutos de Edurbe con propósitos que deberán ser conocidos por la ciudad, hasta respetar la ejecución del Plan de Desarrollo ‘Primero la Gente’.

Para el concejal Javier Curi Osorio (presidente del Concejo cuando se aprobó el Plan de Desarrollo que se exige cumplir al pie de la letra y cuando se autorizó al alcalde a ejecutar varios megaproyectos a través de la cuestionada Edurbe), el “presupuesto que vamos a aprobar debe tener inversiones para los programas del Plan de Desarrollo del Distrito”, por lo cual, en tono enérgico, le advirtió al alcalde que dicho plan “es su carta de navegación y usted como timonel de este barco debe respetarla”.

Por su parte, el segundo Vicepresidente del Concejo, César Pión González, en una tácita crítica al Ejecutivo, manifestó que el progreso de Cartagena no puede estancarse, por lo cual hay que tener criterio para tomar decisiones importantes y buscarle soluciones a los problemas de la ciudad.

Pión González aprovechó -igualmente – para lamentar que varios de los Proyectos de Acuerdo presentados por él hayan sido aprobados y sancionados pero muy pocos han tenido eco en el Ejecutivo Distrital.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial