La Procuraduría también pide medidas inmediatas para proteger la Bahía de Cartagena

La Procuraduría General de la Nación, por intermedio de la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales, exhortó al ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia; al alcalde (e) de Cartagena, Sergio Londoño Zurek; a los directores de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique -Cardique, Olaff Puello Castillo, y del Establecimiento Público Ambiental -EPA – de Cartagena, María Angélica García Turbay; y al gerente de la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial -Cotecmar, Jorge Enrique Carreño Moreno, a emprender medidas urgentes encaminadas a la protección inmediata de la Bahía de Cartagena, ante el continuo daño ecológico que presenta y sus efectos irreversibles.

Para el Delegado para Asuntos Ambientales, Gilberto Blanco Zúñiga, el importante cuerpo de agua se ha visto gravemente afectado por factores como las descargas industriales, vertimiento de aguas residuales urbanas, lixiviados y residuos sólidos, aporte de aguas del Canal del Dique con sobrecarga de partículas contaminantes, entre otros factores que tienden a incrementarse, “a punto de poner este cuerpo de agua al final de su existencia y convertirlo en un cementerio acuático de contaminantes ambientales”.

Un reciente estudio de la Red de Calidad Ambiental Marina -Redcam – estableció que existe una alta afluencia contaminante en el canal por presencia de niveles de amonio y concentración de hidrocarburos con residuos que expiden olor, como consecuencia del transporte marítimo y portuario, que requieren manejo ambiental especial, mayor control y vigilancia.

De acuerdo con el alto funcionario, el Ministerio del ramo, la Alcaldía de Cartagena, Cardique, el EPA y Cotecmar deben adoptar medidas urgentes e integrales con el fin de conservar, preservar, corregir y mitigar las graves afectaciones ambientales en la Bahía de Cartagena y proteger los derechos colectivos a la existencia del equilibrio ecológico, manejo y aprovechamiento racional de los recursos naturales y su desarrollo sostenible.

Para la Procuraduría, deben implementarse acciones inmediatas para mejorar la calidad del agua que es descargada a la Bahía por las empresas del sector comercial e industrial, así como de los residuos líquidos domésticos por parte de las comunidades vecinas.

Al Ministerio de Ambiente, la Procuraduría le pidió diseñar y formular una política pública orientada a reducir y controlar las sustancias contaminantes, así como trabajar en la recuperación ambiental y evaluar la viabilidad de establecer un Distrito de Manejo Integrado para la Región. Además, participar en la cofinanciación de proyectos con otras autoridades ambientales y territoriales que trabajen por reducir y mitigar el impacto de las actividades que deterioran y destruyen la Bahía.

A la Alcaldía lo instó a implementar el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos -PSMV – en materia de medidas preventivas de suspensión a quienes realicen vertimientos sin autorización, y a quienes, teniendo el permiso, no cumplan con estándares de calidad de agua establecidos en la norma.

A Cardique le solicitó adelantar con celeridad el trámite de los procesos sancionatorios de carácter ambiental contra empresas y personas naturales que realizan vertimientos sin contar con el correspondiente permiso o autorización, y realizar los estudios correspondientes con el fin de establecer el Distrito de Manejo Integrado, que permita darle un tratamiento ambiental especial a esa área.

Al EPA lo conminó a implementar de manera inmediata el respectivo plan de saneamiento a través de  programas para el manejo adecuado, disposición final y sistemas de tratamiento de aguas residuales.

Y a Cotecmar le pidió obtener la debida aprobación de la autoridad ambiental para realizar el vertimiento de aguas residuales de su actividad industrial en la Bahía.

Como lo informó oportunamente este portal en la nota S.O.S. por las comunidades ancestrales de las islas de Tierrabomba y Barú -I‘, el 1 de junio de 2016, mientras los cartageneros conmemoraban un aniversario más de la fundación de la ciudad, tras la realización por parte de expertos de la Contraloría General de la República de un “análisis fisicoquímico de las muestras de agua y sedimentos” tomadas “durante las obras de dragadoque para esa fecha se adelantaban en la Bahía de Cartagena, el ente de control fiscal dictaminó que era evidente que en las aguas de esta había “presencia de compuestos tales como Mercurio, Cadmio, Cromo, Zinc, Cobre y Calcio”.

De acuerdo con el informe de la Contraloría, “los registros de los análisis fisicoquímicos realizados a las muestras tomadas en los sedimentos del dragado en la Bahía de Cartagena, perteneciente al Programa de Seguimiento y Monitoreo de Condiciones Ambientales del Agua y Sedimentos Marinos del PMA del Proyecto, que fueron presentados a la ANLA, confirman la presencia de Sustancia de Interés Sanitario, en concentraciones que se constituyen en factores de riesgo para la salud de las comunidades de Bocachica y Caño del Oro, principalmente”.

La respuesta del alcalde (e)

Una vez conoció la petición de la Procuraduría General de la Nación, el alcalde (e) Sergio Londoño, “precisó que si no se trabaja en primera instancia en concluir el proyecto de navegabilidad y control de sedimentos del Canal del Dique, la bahía no se podrá recuperar”, de acuerdo con lo indicado por un Comunicado de Prensa del Ejecutivo distrital.

Según el remitico, el mandatario interino manifestó que “el presidente Juan Manuel Santos tiene el compromiso con el Canal del Dique, Cartagena y la región, de que el megaproyecto del canal sea realidad lo más pronto posible. Eso se ha avanzado con el Fondo Adaptación y el Ministerio de Hacienda, para el manejo hidrosedimentológico y de navegabilidad de ese afluente, que es la principal causa de afectación en la bahía de Cartagena. Necesitamos el Canal del Dique controlado para que se proteja la bahía de Cartagena”.

Se informa en el comunicado también que Londoño “recordó que hace un año, con el Fenómeno del Niño, el agua de la bahía era cristalina, porque llovía poco en el interior del país y el flujo de sedimentos había bajado. Esa mejoría es lo que los gobiernos nacional, distrital, departamental y del Atlántico estamos trabajando”.

Se anunció igualmente que a partir de la próxima semana se llevará a cabo “un comité de seguimiento a la Bahía de Cartagena, liderado por el Epa Cartagena, el apoyo de la Procuraduría Ambiental, y los gremios, con el fin de buscar acciones que permitan recuperar este cuerpo de agua”.

“Debemos tener una visión global”: Rafael Vergara

También manera inmediata, al conocer la posición del Ministerio Público el ambientalista Rafael Vergara Navarro manifestó su complacencia porque tanto la Contraloría como la Procuraduría hayan pedido “que autoridades y ciudadanos tengamos una visión global sobre la afectación de los bienes y servicios ambientales de nuestra Bahía y que las entidades que conforman el Sistema Nacional Ambiental y entes territoriales actúen coordinadamente en las soluciones”.

Para Vergara Navarro, “el macroproyecto del Canal del Dique en su fase final lo exige. Cuando se construyan las ya diseñadas esclusas de Calamar y Puerto Badel habrá una recuperación paulatina e integral del ecosistema marino, no llegarán sedimentos y disminuirá el aporte de agua dulce. Solo entonces, la calidad del cuerpo de agua y de la vida podrán ser óptimas”.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial