Cada día más líderes se llaman ‘Benjamín Luna’ y más lotes semejan unas ‘Bocas del Parrao’

Un grupo de dirigentes cívicos y comunitarios de Cartagena, provenientes -sobre todo – de las Localidades Histórica y del Caribe Norte y de la Virgen y Turística, participaron en el conversatorio ‘Defensa de La Boca del Parrao’, del cual fueron panelistas el expresidente del Consejo Comunitario de La Boquilla, Benjamín Luna Gómez; el exalcalde de la Localidad Número Uno Juan Alíes Vergara; y la defensora de los Derechos Humanos Olga Espitia Díaz, con la moderación del director de Revista Metro, el periodista Carlos Ardila González.

Durante el evento, el cual se llevó a cabo en el Salón de la Democracia del Concejo de Cartagena, los expositores explicaron detalladamente, con abundante material documental y numerosas imágenes satelitales como sustento, cómo fue que un cuerpo de agua que por principios legales y constitucionales es un bien público: La Boca del Parrao, en el corregimiento de La Boquilla, terminó en manos de unos particulares.

Utilizando decenas de fotografías del antes y el después de varios de los lugares que circundan la Ciénaga de la Virgen, los panelistas mostraron cómo varios espejos de agua fueron rellenados para posteriormente construir sobre ellos, contribuyéndose además a poner en serio peligro de inundación a vastos sectores de la Ciudad Heroica.

Juan Alíes expone sus puntos de vista sobre la usurpación de bienes de la Nación por parte de particulares.

De acuerdo con Luna Gómez, Alíes Vergara y Espitia Díaz, por el paulatino taponamiento de varias de sus bocas naturales se está colmatando la Ciénaga de la Virgen, la cual pasó de tener una profundidad de seis metros en promedio a solo un metro en algunos puntos.

Entre los soportes jurídicos en los cuales se basa Benjamín Luna para insistir en que La Boca del Parrao es un bien de uso público usurpado fraudulentamente por particulares, los cuales fueron entregados digitalmente a los líderes presentes, estuvo la Ley 62 de 1937, por medio de la cual se ordena la realización de obras de utilidad pública en la ciudad de Cartagena; el Decreto 07 de 1984, por el cual se ordena la recuperación sanitario de los caños, lagunas y ciénagas de Cartagena, reglamentaria de la Ley 62 de 1937″; el Acuerdo 002 del 4 de febrero del 2003, por el cual el concejo de la ciudad emitió instrucciones referentes a la recuperación sanitaria de Cartagena y determina a Edurbe como ejecutor de la misma; y la Resolución 046 del 12 de febrero de 1993, por medio de la cual la Dimar impone sanción a Inversiones Araujo Ltda. por el cerramiento de un remanente de La Boca del Parrao.

Durante el evento se explicó cómo un bien público en el corregimiento de La Boquilla terminó en manos de unos particulares.

Asimismo, fueron expuestos un fallo del Consejo de Estado por medio del cual se determina que los lotes en litigio entre la Dimar e Inversiones Araujo Perdomo son bienes de la Nación, como lo establece la Resolución 046 del 12 de febrero de 1993 de la Dimar; la Escritura Pública 0204 del 23 de febrero del 2005, de la Notaría 6a. de Cartagena, otorgada por Edurbe a favor de Araujo Perdomo Ltda.; y la Resolución 238 del 2006, por medio de la cual se renueva una concesión de playa.

De igual manera, el líder comunitario mostró a la audiencia los textos de varios derechos de petición, entre ellos uno enviado a la Dimar, en el año 2010, por el entonces párroco de La Boquilla, Guillermo León Correa, solicitando explicación a cómo un terreno determinado por el Consejo de Estado como un bien de la Nación terminó siendo vendido a unos particulares por una empresa de economía mixta.

También un auto de apertura de investigación de la Dimar contra la Sociedad Promotora Turística del Caribe SA. – Hotel Las Américas por la presunta invasión de un bien de uso público de la Nación, y un informe de auditoría de la Contraloría Distrital de Cartagena a los predios ocupados por el Hotel Las Américas y un Centro de Convenciones de los mismos propietarios.

Igualmente presentó un informe técnico de la Dimar que determina que tanto el Hotel Las Américas y un Centro de Convenciones se encuentran edificados sobre terrenos de bajamar, es decir sobre un bien de uso público; y una serie de derechos de petición -entre el 2013 y hasta la fecha – preguntando a la Dimar sobre cómo avanza la investigación abierta sobre el caso y cuyas respuestas fueron siempre en el sentido de que la misma está aún en etapa instructiva.

Por su parte, apoyada también por la exposición de varias normas ambientales, Espitia Díaz manifestó que “la Ciénaga de la Virgen y La Boca del Parrao son inalienables, imprescriptibles e inembargables, y no hay dudas de que son propiedad del Estado. Es una zona de manejo especial, y una zona de preservación y de recuperación establecida como zona de riqueza natural y cultural de la Nación determinada a ser resguardada como un parque natural y una tierra comunal de grupo étnico-nativo-raizal”.

“Yo me llamo Benjamín Luna”: asistentes

Los asistentes al conversatorio manifestaron que ellos también se llaman Benjamín Luna, indicando con ello que se unían a su lucha.

Tras la exposición de Benjamín Luna, Juan Alíes y Olga Espitia, los asistentes, entre ellos Haroldo Rodríguez, Aniano Morales, Fidian García, Greggson Martínez, Dídimo Mendivil, Antonio Coquel, Nilda Meléndez, Juan Ricardo Pérez, Ramón Paternina, Gustavo Balanta, Gregorio Vásquez, Federico Ochoa y Enrique Serrano, expresaron que ellos también se llaman Benjamín Luna, indicando con ello que se unían a su lucha.

Como se recordará, una vez se conoció el fallo de un juez ordenando a Benjamín Luna que se excusara públicamente ante los propietarios del Hotel Las Américas por haberlos supuestamente injuriado con sus reiteradas denuncias, numerosos ciudadanos expresaron su apoyo al líder cívico a través de las redes sociales.

Entre las voces que se mostraron solidarias con Luna estuvo la de Alíes Vergara, para quien “la tutela interpuesta por Alberto Araújo Merlano contra el médico boquillero Benjamín Luna es una afrenta contra la memoria colectiva”.

Un hecho advertido

En una crónica televisiva del periodista Mauricio Gómez sobre la crisis que para esa época padecía Cartagena, difundida por el Canal Uno en el año 2008, se destaca una profética advertencia del también periodista Javier Darío Restrepo en 1988: “Los boquilleros han sido notificados. La avalancha turística acabará con el sencillo pueblo de pescadores y lo reemplazará por un soberbio conjunto de hoteles, casinos y sitios de diversión”.

En la misma crónica, con el apoyo de un video que muestra la serie de rellenos que en el 2008 venían realizándose sobre varias de las bocas naturales que unían la Ciénaga de la Virgen con el mar, se dice que “hoy, en lo que fuera el humilde puerto de pescadores de La Boquilla, esto es lo que se ve”.

Y lo que se muestra es, justamente, lo que desde entonces viene denunciando Benjamín Luna y que, por lo visto, seguirán denunciando también muchos otros líderes que han dicho que “yo también me llamo ‘Benjamín Luna’.

Por lo que se ha podido establecer, muchos de estos dirigentes están convencidos de que en distintos lugares de la capital de Bolívar hay también otras ‘Bocas del Parrao’.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial