Por orden de un juez, Benjamín Luna presenta disculpa a Alberto Araújo “por afectar su honra”

Por disposición del juez Décimo Civil Municipal de Cartagena, Ramiro Eliseo Flórez Torres, el dirigente cívico Benjamín Luna Gómez se disculpó  por haber publicado una serie de denuncias contra el empresario Alberto Araújo Merlano, las cuales fueron consideradas tanto por este como por el togado como “difamatorias, injuriosas, insultantes, desproporcionadas y calumniosas”.

Tras la orden judicial, el miembro del Consejo Comunitario del corregimiento de La Boquilla debió -además – “eliminar todas las publicaciones” que con ese carácter haya publicado en su cuenta en Facebook, y “que involucren al señor Alberto Araújo Merlano y la empresa Inversiones Talamare S.A.S.”

Aunque la determinación del juez Flórez Torres puede ser impugnada, como en efectó lo hará Luna Gómez de acuerdo con fuentes cercanas a este, el fallo debe ser acatado en el término máximo de tres días después de su notificación.

Como se recordará, el médico boquillero ha denunciado ante distintas instancias y desde hace varios años que Araújo Merlano se ha venido apropiando ilegalmente de varios terrenos en las alrededores de la Ciénaga de la Virgen (leer ‘Denuncian (otra) supuesta apropiación ilegal de un terreno en La Boquilla’).

No obstante, en los últimos días publicó -además – un video que probaría, según dijo, que la apropiación ilegal de terrenos de la Nación continúa como si nada, ante la mirada cómplice de las autoridades distritales, y utilizó palabras como “robar”, “invadir”, “robándose”, “mandamás”, “captura” y otras similares, en un contexto que fue tomado por el denunciado como “insinuante y ofensivo”.

Por esta razón, el conocido empresario, padre del excanciller Fernando Aráujo Perdomo y abuelo del senador Fernando Araújo Rumié, instauró una acción de tutela con el fin de que un juez le amparara “sus derechos fundamentales al buen nombre y honra en conexión con la dignidad humana y la imagen propia”.

Con abundante material fotográfico del antes y el después de los terrenos ocupados, Benjamín Luna ha interpuesto varias denuncias ante la Fiscalía contra presuntos invasores.

En su escrito, Araújo asegura que “aunque no es objeto de la presente acción” (…) “dichos lotes fueron adquiridos en legal forma como consta en las correspondientes escrituras públicas de compraventa y en los respectivos folios de matrícula inmobiliaria de cada uno de ellos”.

Casualmente, el mismo día en que se enteró, por el diario El Universal, que la tutela de Araújo había sido fallada en su contra, Luna recibió una comunicación de la Dirección General Marítima -Dimar, en la cual la entidad señala que “en la actualidad cursa ante este Despacho investigación administrativa por presunta ocupación y construcción indebida en Bien de Uso Público de la Nación, en virtud de las construcciones que realizó el Hotel Las Américas (Torre antigua, torre nueva y centro de convenciones)”.

En la carta de la Dimar, suscrita por el capitán de Puerto de Cartagena, Pedro Javier Prada Rueda, se da fe de que, atendiendo una petición de Luna, el pasado 23 de agosto se realizó una inspección a la Boca del Parrao de la Ciénaga de la Virgen, estableciéndose que, en efecto, tal como se viene denunciando, hay “dos ocupaciones de hecho, cada una con dos construcciones de madera de un solo nivel cuyo uso es vivienda, así mismo tienen delimitada dentro del área inspeccionada cercas de alambre con palos de madera y se observó tala y quema de mangle previsivamente acción realizada por quienes se encuentran incurriendo en la indebida ocupación” (SIC).

“El área inspeccionada se encuentra delimitada mediante cerca de alambre con postes de cemento y madera, que está en mantenimiento debido al deterioro de los postes de cemento realizada por el Hotel Las Américas”, se dice en el mismo oficio.

El capitán de Puerto le informa a Luna, igualmente, que antes estos hechos irregulares, particularmente la ilegal “tala y quema de mangles, se comunicará a la autoridad ambiental competente a fin de que se adelante el procedimiento administrativo sancionatorio correspondiente” (leer Carta del Capitán de Puerto de Cartagena).

Sin embargo, por denunciar estos y otros hechos utilizando palabras como “robar”, “invadir”, “robándose”, “mandamás” y “captura”, Benjamín Luna debió presentarle excusas al señor Araújo, de manera pública, a través de su cuenta en Facebook.

En cumplimiento de la orden impuesta por el juez Ramiro Eliseo Flórez, el líder cívico boquillero anunció que “desde este momento proceso a eliminar todas las publicaciones en mi cuenta (…) donde se haya emitido algún comentario, opinión o denuncia pública que hayan afectado los derechos fundamentales al buen nombre y la honra del señor Alberto Araújo Merlano y la empresa Inversiones Talamare S.A.S.”, y señaló que “pido respetuosamente disculpa pública (…) por mis comentarios, denuncias y cualquier tipo de opinión publicada (…) que de alguna manera hayan afectado los  derechos fundamentales al buen nombre y la honra del señor Alberto Araújo (…).

Pero, evidentemente, en cuanto a sus denuncias, Luna se muestra decidido a continuarlas. Tras presentar excusas y anunciar que eliminaría las publicaciones en las que haya “emitido algún comentario, opinión o denuncia pública que hayan afectado los derechos fundamentales al buen nombre y la honra del señor Alberto Araújo”, el dirigente popular anunció que “en pro de la defensa de esos derechos amparados en la presente tutela, y queriendo aclarar este asunto que originaron mis opiniones y denuncias públicas, solicito encarecidamente a la Capitanía de Puerto de Cartagena de Indias -DIMAR – que resuelva de manera urgente urgente la investigación administrativa que adelanta bajo el radicado No. 15032012010, para que tanto los derechos de la Comunidad Negra de La Boquilla y los del señor Alberto Araújo Merlano y la empresa Inversiones Talamare S.A.S. sean respetados”. 

En tácita referencia al fallo proferido, Luna publicó en su muro en Facebook: “jamás abandonaré a mi Boquilla; seguiré hasta mi último aliento de vida”, y colgó una frase del Papa Francisco: “abandonar es la salida de los débiles; insistir es la alternativa de los fuertes”.

El apoyo al denunciante

Manifestando sorpresa por la rapidez y decisión con que, en términos generales, en el país se actúa a favor de los denunciados y en contra de los denunciantes, y la sospechosa lentitud con que son atendidas las peticiones de estos, algunos cibernautas han comparado el caso de Alberto Araújo vs. Benjamín Luna con el de Sociedad Portuaria Regional de Cartagena vs. Jorge Piedrahita Aduén.

Una vez conocido el fallo del juez Flórez, decenas de ciudadanos expresaron su apoyo al líder cívico a través de las redes sociales. Entre otras voces se escucharon las del defensor de derechos humanos Pablo Cala, quien manifestó que “en este hecho se expresa el poder de la familia Araujo en Cartagena y la mirada sesgada de jueces de primera instancia que sobreponen al derecho colectivo y el interés económico de una persona sobre las playas y territorio colectivo de La Boquilla. Solidaridad y respaldo a la defensa del territorio de La Boquilla, que realiza Benjamín Luna Gómez, miembro activo del Consejo Comunitario de La Boquilla”. Las del comunicador social Juan Diego Perdomo, quien le dijo a Luna: “sigue en tu causa, Benjamín, que es la misma nuestra; respaldo total”. Las del dirigente político Juan Alíes Vergara, para quien “la tutela interpuesta por Alberto Araújo Merlano contra el médico boquillero Benjamín Luna es una afrenta contra la memoria colectiva”. Y las del líder comunitario Luis Felipe Herreño, quien le señaló a Luna que “pedir disculpas públicas es lo que quieren los ladrones de cuello blanco para que no los condenen, pues hágalo, pero el 99% de los cartageneros de bien te apoyamos, porque la justicia es ciega, tarda pero llega y también caerán”.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial