El Papa Francisco, a renovar la esperanza en una Cartagena realmente incluyente

De acuerdo con la información que las autoridades distritales -cada una a su manera – han entregado en las últimas horas, todo se encuentra a punto para la llegada del Papa Francisco este domingo al aeropuerto de Crespo, su posterior recorrido por varias calles y avenidas y su visita a algunos de los lugares más emblemáticos de Cartagena.

Por razones de seguridad, y además con el fin de facilitar la movilidad de la caravana papal y de las miles de personas que aspiran a ver en persona al Santo Padre y escuchar en vivo y en directo sus mensajes, se prohibió la circulación de vehículos particulares en toda la ciudad, pero se dispuso que por varias vías circule el transporte público, particularmente los buses de Transcaribe.

Treinta buses de este sistema, informó la Gerencia de la entidad, harán un recorrido especial hasta la báscula localizada en el denominado Corredor de Carga, a cerca de un kilómetro de Contecar.

Adicionalmente, el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte -DATT – del Distrito anunció que hoy regularán la circulación de vehículos 460 unidades, entre Policías de Tránsito y Agentes de la entidad.

De manera específica, para atender la seguridad en los lugares que visitará el Sumo Pontífice y por donde realizará los recorridos, las autoridades dispusieron de 70 cámaras de video-vigilancia que monitorearán la ruta del Papa en Cartagena y de la presencia de más de 4.800 uniformados de la Policía Nacional. Habrá -se anunció – patrullas de vigilancia, servicios de protección especial y 10 perros antiexplosivos para garantizar la seguridad de los visitantes, todo ello coordinado desde cuatro Puestos de Mando Unificados donde habrá representantes de los Gobiernos Nacional, Departamental y Distrital, de las Fuerzas Militares, de la Policía y de la Defensoría del Pueblo.

El alcalde Sergio Londoño y la presidenta de Corpoturismo, Zully Salazar.

Dispusieron igualmente las autoridades de otra serie de prohibiciones con el fin -asimismo – de garantizar la seguridad de todos, entre ellos del sobrevuelo de drones; de la ingesta de licor; de realizar eventos públicos o privados que conlleven la utilización de aparatos de sonido; de zonas de parqueo en los alrededores de los lugares que visitará el Papa; de llevar mascotas y niños menores de 13 años a los sitios de concentración masiva; y de ingresar sillas y elementos cortopunzantes a estos mismos lugares.

Para la presidenta ejecutiva de la Corporación de Turismo Cartagena de Indias, Zully Salazar Fuentes, cabeza visible del colectivo que organizó la visita papal a la Ciudad Heroica, todo está listo para la llegada del Vicario de Cristo.

“Cartagena está de fiesta; una fiesta espiritual donde todos estamos invitados a escuchar y a poner en práctica un mensaje que contribuirá a encaminar nuestra sociedad hacia la generosidad y la inclusión”, manifestó la zarina del turismo local, para quien la invitación a todos los cartageneros, con ocasión de la visita del Papa, es a “a vivir una jornada papal en armonía y con alegría”.

“A todos, cartageneros y visitantes, les pido poner en práctica el mensaje del papa Francisco de generosidad, respeto por el otro y armonía”, expresó Salazar Fuentes; “debemos poner por encima de nuestros intereses particulares, los intereses generales. Colombia necesita que todos sin excepción nos sumemos a la construcción de un país con oportunidades para todos”.

A renovar la fe

En Bogotá, Villavicencio y Medellín, las ciudades colombianas que visitó el Papa Francisco antes de llegar a Cartagena, su mensaje fue claro y preciso, particularmente en materia de paz y concordia, de rechazo a la imperante corrupción y de necesidad de reconciliarnos con la naturaleza.

Para el líder espiritual, Dios se conmueve ante las necesidades de los humildes, sobre todo cuando “se ven avasalladas por la injusticia, la pobreza indigna, la indiferencia, o por la perversa acción de la corrupción y la violencia”.  

Para su visita a Cartagena, el Santo Padre escogió personalmente los lugares desde donde proseguirá poniendo a cavilar a los colombianos. Estará en el populoso barrio de San Francisco, donde seguramente hablará de la necesidad de reducir los índices de pobreza e indigencia. Estará en el claustro de San Pedro Claver, donde su mensaje podría ser a favor de la reconciliación y en contra de la inequidad y la exclusión. Y celebrará una misa campal en las instalaciones de Contecar, donde podría reiterar su sentidos discursos en pro de las causas ambientales.

Decenas de ciudadanos, a través de las redes sociales, coinciden en expresar que confían en que el Santo Padre, durante la visita a los emblemáticos lugares escogidos, renueve en los corazones de los cartageneros la esperanza en que algún día pueda construirse una ciudad donde la inclusión y la equidad no sean solo palabras para adornar los discursos oficiales.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial