Comunicado de Prensa de Andrés Betancourt González

El candidato a la Alcaldía de Cartagena en las pasadas elecciones, Andrés Betancourt González, afirmó que “en momentos de crisis es cuando se conoce el talante de las sociedades”. Y en una referencia directa a la vive la ciudad, señaló que “por fortuna, la solución está en nuestras manos”.

Betancourt González hizo la siguiente reflexión sobre la compleja situación que vive Cartagena:

“La profunda crisis administrativa y política de Cartagena, es evidente.

“Se siente en las calles, casas y rostros de los cartageneros que se preguntan con angustia: ¿cómo fue que llegamos a esto?

“Algunos le achacan la responsabilidad a la clase política tradicional, que con sus vicios de siempre se fue apoltronado en el poder; otros, a una clase dirigente oportunista que se mimetiza en la corruptela y sacó el mejor provecho para sus propios intereses. Y no han faltado los que, sin desconocer una y otra tesis, han dicho que las raíces del colapso tienen que ver con la exclusión histórica de una población que, en la búsqueda de reivindicaciones, también se ha equivocado en la escogencia de sus líderes.

“Puede que todos tengan razón y que, al final, lo que nos pasa sea una mezcla de todos sus argumentos.

“Pero en momentos de crisis es cuando se conoce el talante de las sociedades, y en medio de esta incertidumbre válida que camina por la ciudad como fantasma colonial, no podemos dejarnos vencer por la desesperanza; por el contrario, debemos estar a la altura de los tiempos.

“El de hoy es el momento para la reflexión y la búsqueda de las líneas ciertas que no hemos encontrado en mucho tiempo.

“Indudablemente hemos construido sobre lo construido. Las agendas de Cartagena han sido erradas, sin principios, ni rumbo.

“El resultado ha sido el derrumbe de la ética, con evidencias inmisericordes en las brechas sociales que hemos seguido profundizando;porque, al fin de cuentas, los más golpeados por la irregularidad de la administración pública y esta asociación perversa de oportunismo y establecimiento político, han sido los habitantes de la Cartagena de Bazurto para abajo.

“Dejemos las acusaciones y los señalamientos a las investigaciones que en buena hora adelantan la justicia y los órganos de control, de los que solo esperamos rigor, celeridad y debido proceso.

“Mientras, reflexionemos, todos, sobre qué tipo de sociedad queremos construir y el tipo de gobernantes que debemos elegir.

“Esta no es una tarea pequeña, si tenemos en cuenta que primero habrá que recuperar la institucionalidad para devolverle al estado distrital, el norte que toda la ciudad necesita.

“Con la institucionalidad hay que recobrar, también, la senda de la equidad social que tiene los mismos o peores extravíos. Que la vocación de la ciudad empresarial, en adelante, no sea únicamente la producción de riqueza sino la generación de condiciones de bienestar para unos ciudadanos que siguen en la espera.

“En la agenda tiene que estar, por supuesto, la toma de conciencia sobre la responsabilidad democrática; no podemos seguir apostándole al candidato de la plata y la maquinaria.Nuestro voto, en lo sucesivo, tiene que ser reflexivo y consciente.

“Para que todo ello sea posible, necesitamos que los sectores sociales, gremiales, políticos, comunitarios nos unamos al amparo de un acuerdo de largo plazo para la ciudad, que construya un modelo de estado distrital, de consenso, y trabaje por una agenda social, económica, cultural y política para los siguientes años.

“Aunque algunas voces han reclamado la renuncia del actual mandatario como un acto de retaliación por actuaciones que hacen parte de las investigaciones, mi llamado a la reflexión también lo involucra, para que ese paso al costado reivindique el amor que sabemos tiene por la ciudad y permita empezar a construir una solución de fondo.

“El Concejo de la ciudad debe rescatar su institucionalidad, liderazgo y confianza, con ideas y acciones que resuelvan los históricos problemas que demanda la ciudad y permitirnos esta nueva oportunidad que pide a gritos la ciudad.

“Esa misma reflexión me la hago personalmente para asumir moralmente y con coraje la responsabilidad que me corresponda.

“El fin último es que, entre todos, convirtamos la desilusión de hoy en una acción sostenida que genere una oportunidad para el futuro de Cartagena.

“Pues la buena noticia es que esa solución está en nuestras manos; no dejemos que nos la vuelvan a arrebatar, porque Cartagena tiene futuro”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial