Gobernadores del Caribe, solidarios con venezolanos que han llegado en busca de futuro

Bajo el lema ‘Ignorar no es la solución: #VenezuelaNosTocaATodos, propuesto por el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, los ocho mandatarios de la Región Caribe, así como el gobernador de Santander y otros funcionarios nacionales, acordaron sumar esfuerzos para brindar solución a la crisis humanitaria desencadenada por el aumento de la migración de venezolanos y colombianos que regresan a su país natal por los gravísimos problemas sociales que atraviesa Venezuela.

Durante una Cumbre Regional de Gobernadores, que se llevó a cabo en el auditorio del Hotel Hyatt, en Bocagrande, por iniciativa también de Turbay Paz se acordó adelantar acciones de manera mancomunada para atender los retos que implica la debida atención a la creciente población flotante en materia, principalmente, de salud, educación y empleo, para lo cual la Región deben contar con los recursos necesarios y el decidido apoyo del Gobierno Nacional.

Para el mandatario de los bolivarenses, además de promover en toda la ciudadanía la solidaridad con los venezolanos y colombovenezolanos que buscan oportunidades en Colombia, el paso más urgente es la actualización de las cifras migratorias en todo el país.

A las autoridades nacionales les solicitó -asimismo – incluir en el Plan Fronteras a los departamentos que también reciben a muchos migrantes, así como consolidar políticas públicas de carácter migratorio con el fin específico de solucionar la crisis que ya comienza a sentirse con fuerza en varias regiones.

El alto consejero para las Regiones, Camilo Sánchez, y el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay.

En concepto de Turbay, debe establecerse de manera urgente una hoja de ruta para generar un alto impacto en temas como la escolarización de niños venezolanos y colombovenezolanos que han ingresado al territorio colombiano, el fortalecimiento del sistema de vacunación para todos los que lleguen a Colombia procedentes de Venezuela, la atención de partos de venezolanas y el tratamiento a los inmigrantes de enfermedades de alto costo, entre todos.

En concreto, en el marco de la Cumbre los nueve gobernadores asistentes pactaron con el Gobierno Nacional el cumplimiento de 12 compromisos (ver abajo), y para hacer el debido seguimiento se convocó a un nuevo encuentro de mandatarios, el cual se llevará a cabo dentro de dos meses en el vecino Departamento del Atlántico.

Además de los 12 compromisos, los participantes expresaron en un manifiesto conjunto que “el país está abocado a atender, de manera solidaria y responsable, los impactos que genera la crisis humanitaria, la cual, implica la presencia de un gran número de personas y familias que buscan ayuda urgente y asistencia en materia de salud y educación entre otros servicios. Lo anterior, debido, principalmente, a la situación precaria de los lugares de origen. Esto representa una carga para el Estado colombiano, especialmente para los gobiernos locales fronterizos, para hacerle frente a esta situación se debe apelar a la solidaridad y disponer de recursos específicos sin sobrecargar a los entes territoriales afectados”.

Durante la reunión, el director de Migración Colombia, Christian Krüger, indicó que desde el 2015 son al menos 350 mil los venezolanos que han ingresado al país para quedarse de forma definitiva.

Por su parte, el embajador de Colombia en Venezuela, Ricardo Lozano, tras destacar la importancia del encuentro, señaló que existe un compromiso del Gobierno nacional para continuar con el seguimiento de la crisis desencadenada por este fenómeno migratorio.

Al término del encuentro, el gobernador del Atlántico, Eduardo Verano De La Rosa, felicitó al gobernador Turbay “por poner esta crisis humanitaria en la agenda nacional”, y manifestó que fue “una jornada muy provechosa para entender la situación de los hermanos retornados de Venezuela, y todos los niveles del Gobiernos estamos en la disposición de hacer lo necesario para fortalecer los programas institucionales en beneficio de esta población que hoy necesita de nuestro respaldo”.

Además de los gobernadores del Caribe y de Santander, del director de Migración Colombia y del embajador de Colombia en Venezuela, participaron en la Cumbre el alto consejero para las Regiones, Camilo Sánchez Ortega; el viceministro de Defensa, Aníbal Fernández de Soto; el viceministro de Empleo y Pensiones, Freddy Socarrás; el viceministro de Salud, Luis Fernando Correa, la directora de Cobertura del Ministerio de Educación, Natalia Niño; voceros de la Federación Nacional de Departamentos; los alcaldes de Magangué, Pedro Alí, y de Arjona, Esther María Jalilie; y el alcalde encargado de Cartagena, Sergio Londoño Zurek, quien a su vez es el director de la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional.

Los 12 Compromisos pactados:

  • La crisis actual amerita pasar de una atención, basada en criterios de gestión de riesgo, a una política pública de carácter migratorio, estructural y definitiva. Esto hace necesario llevar el tema a la comisiones Segunda, del Senado; y Cámara, para que se aborde en  el escenario legislativo los retos que esta situación impone.
  • Bajo estas premisas, los gobernadores del Caribe plantearon como necesaria la estructuración de un documento CONPES (Consejo Nacional de Política Económica y Social),  que direccione acciones integrales y estructurales para atender la crisis en todos los sectores y en todas las regiones.
  • Incluir en el Plan Fronteras para la Prosperidad, instrumento diseñado por el Gobierno nacional para atender el fenómeno migratorio, a los departamentos que, sin ser fronterizos, también están siendo receptores de una gran cantidad de población migrante de Venezuela.
  • La gran migración no puede seguir siendo manejada como un  riesgo episódico, sino con políticas integrales, con definición de responsabilidades claras, orientadas principalmente hacia el respeto a los derechos humanos y la solidaridad.
  • Es necesario diseñar un sistema de información permanente para tener datos de forma técnica, calificada y actualizada, con metodología clara, que permita plantear adecuadamente las ofertas en cada variable y sector. Priorizando salud , educación, empleo y seguridad, que han sido consideradas las variables de mayor impacto.
  • Fortalecer en los territorios las capacidades institucionales y revisar el marco de las competencias de las entidades que deben atender los problemas, principalmente, las del orden nacional.
  • Si bien es cierto que el problema ya adquirió dimensiones nacionales, son las regiones las que vienen asumiendo el fenómeno migratorio. Esto requiere política pública y asignación de recursos adicionales, a través del SGP y otras fuentes, en magnitud proporcional a las condiciones que se vienen  aclimatando en cada región.
  • Ante la crisis en materia educativa, el Gobierno nacional debe hacer esfuerzos adicionales para atender el tema de la infraestructura educativa y provisión de docentes, que permita brindar en condiciones óptimas educación a todos los estudiantes.
  • Impulsar capacitaciones en los territorios que reciben estudiantes, sin estado migratorio claro, con el objetivo de acceder al sistema educativo.
  • El Gobierno nacional debe comprometerse a transferir los recursos  a las Gobernaciones, para atender la demanda adicional que se deriva de la crisis humanitaria generada por la migración.
  • Dinamizar la expedición de permisos para evitar las condiciones de ilegalidad y la explotación laboral y lograr una sintonía con las políticas de trabajo decente de Gobierno nacional.
  • Garantizar la seguridad nacional. Fortalecer los puntos de control fronterizo por parte de las fuerzas armadas.

 

NOTAS RELACIONADAS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial