Docente-investigador de Unitecnológica, primer Doctor en Comunicación formado en Colombia

El docente e investigador del programa de Comunicación Social de la Universidad Tecnológica de Bolívar Miguel Efrén Garcés Prettel, licenciado en Informática y Medios Audiovisuales, magíster en Comunicación de la Universidad del Norte y un perfil investigativo en el área de culturas periodísticas, se convertirá en el primer profesional colombiano en obtener un Doctorado en Comunicación sin salir del país.

Garcés Prettel, un monteriano de 42 años, quien en agosto de 2014 sorprendió a los comunicadores sociales de Cartagena con los resultados de una investigación que daba cuenta de que, entre quienes ejercen el periodismo en la capital de Bolívar, “el 65.7 % cobra por mostrar una noticia o una historia”, obtendrá el grado académico con una calificación Cum Laude (máximo reconocimiento al mérito científico), luego de presentar su tesis doctoral el pasado 26 de julio.

Miguel Garcés defendió su tesis durante 40 minutos ante una comisión examinadora de alto nivel.

En aquella ocasión, durante un Curso de Actualización realizado por la Universidad Tecnológica de Bolívar, al que fueron invitados 75 periodistas de Cartagena y Barranquilla, el joven académico reveló además que, de acuerdo con una investigación adelantada por el centro educativo con fines estrictamente académicos, “el 61 % recibe dinero de instituciones, políticos y gobernantes a cambio de autocensurarse o callar la verdad y el 60.8 % cambia su posición editorial o su criterio frente a los hechos que lastiman a la ciudad a cambio de pautas publicitarias o dinero en efectivo de manos de gobernantes, políticos y empresarios” (leer ‘Revelan que numerosos periodistas locales ‘cobran por inforrmar’).

De acuerdo con fuentes de la Universidad del Norte, ante cuyas directivas y profesorado recibirá la correspondiente acreditación, “el reto de la tesis de doctorado de Garcés: ‘Modelando la autonomía periodística en contextos de violencia directa y estructural: influencias determinantes de la autonomía profesional percibida por los periodistas para producir y publicar noticias en Colombia’, fue demostrar que este tipo de violencia permea las decisiones en las salas de prensa y la autonomía de los periodistas, incluso cuando estos no son conscientes de ello”.

Según las mismas fuentes, el futuro Doctor en Comunicación “defendió su tesis durante 40 minutos ante una comisión examinadora de alto nivel, integrada por Camilo Tamayo, doctor en Política y Estudios Internacionales de la Universidad de Huddersield; Marta Milena Barrios, doctora en Ciencias Sociales de la Universidad del Norte; Jesús Arroyave Cabrera, Ph.D. en Comunicación y director de la tesis; y Claudia Mellado Ruiz, doctora en Comunicación de la Pontificia Universidad de Salamanca y quizás la investigadora más publicada en América Latina sobre temas de periodismo”.

Miguel Garcés (entre el círculo), con varios periodistas al término de un conversatorio organizado por la UTC.

Durante la sustentación de su tesis, Garcés mostró que esta hace un importante aporte teórico al estudio tradicional de la autonomía periodística desde la teoría del periodismo, ligada a la influencia de variables políticas, económicas e individuales. Su investigación detalló que la autonomía es mucho más “multidimensional, compleja e históricamente más contingente” de lo que hasta ahora se ha estudiado.

“Cuando esa teoría se pone en contextos como el nuestro, con democracias inseguras, ligada a índices de violencia y desigualdad, la autonomía es sentida de forma muy distinta a como funcionan las democracias estables. Abre una agenda de posibilidades para seguir estudiándola desde otras líneas de acción y sistemas macroestructurales más allá del área local, como por ejemplo, en ciencias políticas o el tipo de región”, argumentó el profesor universitario.

“El periodismo que conciben los periodistas es diferente al que perciben los gobernantes y los ciudadanos, pero noto algo en común y es que hay una utopía alrededor de él. Pese a que algunos se han rendido al considerar que es un negocio, sigo creyendo que es una apuesta por el servicio público y lo social. Ese es el gran reto de los periodistas, decidir al servicio de quién y de qué van a poner lo que saben”, puntualizó Garcés.

El docente e investigador manifestó tener ahora -con el Doctorado – un mayor compromiso moral, ético y humano con la sociedad. Sigue soñando en que la Academia y lo que Dios le ha dado es para ‘servir’ y de ahí no se quiere ‘mover’. Al servicio de quién y de qué va a poner esta nueva formación, advirtió, también se convirtió en su nuevo reto profesional.

El primer doctor en Comunicación del país nunca ha trabajado en una sala de prensa y, por tanto, no es periodista, pero ha dedicado su vida a estudiar lo que hacen los artífices del periodismo. Y, por lo que conoce del llamado ‘Mejor Oficio del Mundo’, es un convencido de que este “no es una palabra que pueda mirarse de forma singular”.

 

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial