“Portales de Blas de Lezo I debe tumbarse”: superintendente de Notariado y Registro

 .

Entre los muchos hallazgos que ha podido establecer el superintendente de Notariado y Registro, Jairo Alonso Mesa Guerra, desde el pasado 13 de julio, cuando asumió las funciones de control, inspección y vigilancia sobre las Curadurías Urbanas, es que el reglamento de propiedad horizontal y la licencia de construcción del edificio Blas de Lezo I, en Cartagena, son falsos.

Como se sabe, el edificio Blas de Lezo I es ‘gemelo’ del edificio Blas de Lezo II que el pasado 27 de abril se desplomó ocasionando la muerte de 21 obreros muertos, y por ello las autoridades le pusieron la lupa de manera inmediata para determinar si había sido construido -como su ‘hermano’ a pocos metros del lugar, con documentos falsos y violando varias normas urbanísticas.

Como se recordará también, días después de la tragedia, el presidente de la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar -SIABOL, Jorge Mendoza Diago, manifestó que es “preocupante el alto riesgo en que están algunos edificios construidos o en construcción ilegalmente en varios sitios de la ciudad”, ya que “algunos podrían estar en riesgo inminente” de desplome.

Pero lo más preocupante en cuanto al hallazgo sobre el edificio Blas de Lezo I es que, por decisión de la Superintendencia del ramo, el registro se anularía, y por lo tanto los actuales dueños perderían su propiedad. “Son personas que están ocupando de manera ilegal un edificio que no cumple con las normas de construcción y que se puede desplomar, entonces hay que tumbarlo”, informó Mesa Guerra, de acuerdo con un comunicado de prensa de la entidad.

En general, las pesquisas adelantadas por un grupo élite de la Superintendencia de Notariado y Registro, bajo la directa coodinación de Mesa, permitieron determinar la existencia de más de 70 edificaciones construidas con licencias falsas.

En general, según advirtió el alto funcionario, las consecuencias de haberse construido un edificio con documentos fraudulentos es que toque demolerlo y se ordene la respectiva extinción de dominio sobre la propiedad.

La Superintendencia tiene al menos una lista de 180 personas que figuran como propietarios en los casos detectados, y la mayoría corresponde a la capital de Bolívar.

De acuerdo con las indagaciones de los peritos, una de las modalidades que más se usaron para cometer los fraudes fue iniciar los trámites para que les expidiera licencia para la construcción de una edificación multifamiliar de una o dos plantas y, en el camino, con los documentos adulterados, levantar un edificio de muchos más pisos, violando incluso el Plan de Ordenamiento Territorial.

Otra modalidad es el llamado ‘gemeleo’, que consiste en obtener legalmente una licencia y, a partir de allí, utilizar la misma para otras construcciones cambiando únicamente la numeración respectiva.

En declaraciones a ‘Portafolio’, el superintendente de Notariado y Registro manifestó que para la entidad es claro que en la mayoría de los ilícitos hubo servidores públicos cómplices “por acción o por omisión”.

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, en muchos de los casos podrían estar involucrados funcionarios o contratistas adscritos a Secretarías de Planeación, Oficinas de Control Urbano, Alcaldía Locales, Inspecciones de Policía, Curadurías, Notarías y Oficinas de Registro de Instrumentos Públicos.

Contexto:
.

1 Comment

  1. De todo esto el directo responsable es la administracvion del Distrito. Esto por la razon de la eleccion de sus funcionarios que deben ser personas idoneas no inmorales como se ha podido observar. No se puede olvidar que quien lleva el control en las ciudades de las construcciones son las autoridades. Asi que quien debe responder economicamente con todos los perjudicados es el Distrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial