Procurador pide a los veedores de Cartagena que sean sus aliados contra la corrupción

 .

Ante la lluvia de denuncias de toda naturaleza que le fueron presentadas por decenas de ciudadanos ayer, en el paraninfo de la Universidad de Cartagena, el procurador general Fernando Carrillo Flórez tuvo que tomar varias decisiones: una, la de ordenar a cinco de sus procuradores delegados que se quedaran en la Ciudad Heroica hasta este viernes para entrevistar a algunos de los denunciantes con el fin de iniciar de manera inmediata las indagaciones correspondientes; y otra, la de pedirles a las Veedurías Ciudadanas locales que se conviertan en aliados del órgano de control disciplinario en la lucha contra la corrupción que esta había emprendido.

En principio, ante su retraso de varias horas por problemas de interconexión aérea, la primera decisión de Carrillo Flórez fue convertir en una especie de audiencia pública lo que estaba programado como una rendición de cuentas de sus primeros 180 días. Y luego, ante el cúmulo de quejas de todo tipo, muchas de ellas con aportes de pruebas documentales y señalamientos directos de supuestos responsables, con nombres propios, resolvió que había que proceder con algunas de ellas de manera inmediata.

La mayoría de los asistentes mostraron que no confían ni en la Procuraduría Regional de Bolívar ni en la Procuraduría Provincial de Cartagena.

Pero, por lo visto, no lo haría con sus agentes en Cartagena y Bolívar sino directamente con sus procuradores delegados y otros funcionarios con asiento en Bogotá. La razón: durante la intervención de la mayoría de los quejosos se evidenció que ni en la Procuraduría Regional de Bolívar ni en la Procuraduría Provincial de Cartagena hay la suficiente confianza. De hecho, con documentos en mano, el director del colectivo Control Visible, Jair Baleta Iriarte, mostró “la negligencia, ineficiencia e ineficacia en relación con su función preventiva y sancionatoria” del Ministerio Público departamental y distrital. Y lo mismo hicieron otros veedores, dirigentes cívicos y ciudadanos del común, quienes reclamaron del procurador general realizar cambios urgentes en las Procuradurías locales.

Tras escuchar la larga lista de denunciantes, Carrillo agradeció la confianza depositada en él por muchos de los asistentes, destacó la calidad de muchas de las quejas presentadas y anunció que, justamente para atenderlas con la debida prontitud, durante todo el viernes estará con varios de sus funcionarios atendiendo a los veedores que deseen ampliarlas y presentando nuevas pruebas.

En su intervención al término de la sesión, el procurador manifestó que, por todo lo visto, lo que puede concluir es que “hay la necesidad de fortalecer las Veedurías”. “Yo lo que estoy proponiendo hoy es una alianza con las Veedurías”, manifestó Carrillo; “ustedes son veedores, muchos institucionalizados ya, y otros son candidatos a veedores; tratemos de realizar una alianza con nuestras estructuras institucionales locales, provinciales y regionales, pero también con nuestras Delegadas en Bogotá, para que ustedes sepan a ciencia cierta quién va a estar encargado de la tramitación de las denuncias; que no haya una carta que se fue para Bogotá y no sepan en manos de quien cayó; yo creo que eso nos ha funcionado con Reynaldo (Tovar) y Transparencia Caribe, y nos puede funcionar con ustedes”, señaló el representante del Ministerio Público refiriéndose a los nuevos colectivos que, con algunas investigaciones realizadas, comienzan a mostrar la importancia del control social.

Las denuncias ciudadanas

En la sesión se destacó la participación de muchos jóvenes dispuestos a ejercer control social en Cartagena y Bolívar.

Entre los ciudadanos que tuvieron la oportunidad de presentar personalmente sus quejas ante el procurador general y varios de sus delegados estuvieron el dirigente gremial William Murra Babún, el exconcejal Adolfo Raad Hernández, la líder ambientalista Laura Cantillo, el expersonero Neil Fortich Rodelo, el excandidato al Concejo y director de la ‘Veeduría Transparencia Caribe’ Reynaldo Tovar Carrasquilla, el líder juvenil y director del colectivo ‘Control Visible’ Jair Baleta Iriarte y la columnista y líder de opinión Iliana Restrepo.

De igual forma, participaron decenas de ciudadanos más, muchos de ellos jóvenes estudiantes o recién egresados universitarios que manifestaron su intención de ejercer su derecho al ejercicio del control social y sumarse a la cruzada emprendida a todos los niveles contra la galopante corrupción.

Murra Babún pidió celeridad a varias de las investigaciones que se adelantan sobre temas que la ciudadanía ha denunciado con pruebas que -según dijo – son irrefutables, entre ellas las relativas al intento de varios particulares, entre ellos algunos funcionarios de la Administración anterior, de realizar un negocio ilícito en torno a la pretendida Central de Abastos de Cartagena.

Raad Hernández se refirió, entre otros temas, a varias denuncias instauradas por él contra el exsecretario general de la Alcaldía, Carlos Coronado Yances, que a pesar de la contundencia de las pruebas “duermen el sueño de los justos” en los anaqueles de los órganos de control, y a la construcción ilegal de numerosas edificaciones, entre ellas un edificio en Manga, en la avenida Alfonso Araújo, que se construye a la vista de todos violando claras normas urbanísticas. Mencionó igualmente Raad la serie de irregularidades cometidas en torno a las obras contratadas con los $250 mil millones prestados por el Gobierno anterior, muchas de ellas inconclusas o francamente deterioradas poco después de inauguradas, graves hechos que, según dijo, extrañamente la actual Administración no ha denunciado.

La vocera de las comunidades negras, Laura Cantillo, se refirió a la que calificó como la más grande obra de ingeniería realizada en Latinoamérica en materia de estabilización de mareas, la Bocana Estabilizadora de Mareas de Cartagena, que se concibió para salvar un invaluable patrimonio ambiental como es la Ciénaga de la Virgen, la cual por la negligencia de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales está a punto de colapsar.

Tovar Carrasquilla reiteró varias denuncias ya instauradas personalmente por él ante la Procuraduría General, muchas de ellas referidas a un entramado de la corrupción alrededor de la expedición de licencias de construcción, de la cual acusó no solo a funcionarios del Distrito sino además de la Curadurías Urbanas. “El descontrol urbano de la ciudad nace en hechos de corrupción que se generan al interior de la Curaduría Urbana Número Uno; hechos de corrupción impresionantes donde tenemos material probatorio para decir que están expidiendo licencias en contravía del Plan de Ordenamiento Territorial”, denunció el veedor ciudadano.

Y el líder cívico Jair Baleta mostró, con cifras suministradas por las propias entidades cuestionadas, que “de 317 procesos iniciados entre el 2013 al 2017 en la Procuraduría Regional de Bolívar, solo uno se encuentre en el despacho para fallo de primera instancia, lo cual no solo es negligente sino además irresponsable”.

El abogado Neil Fortich aseguró que con los funcionarios del Ministerio Público en Cartagena no es posible ganarle a la corrupción.

“En Cartagena y Bolívar no se imparte justicia disciplinaria”: Fortich

Durante una documentada exposición sobre la evaluación realizada por el colectivo ‘Control Visible’ del cual es asesor, el defensor de Derechos Humanos Neil Fortich aseguró que, desafortunadamente, con unos aliados como los que tiene el procurador en las Procuradurías locales, por la inoperancia demostrada, no tiene ninguna posibilidad de ganarle la guerra a la corrupción.

Según Fortich, el colectivo ciudadano tiene abundante información que prueba que ni la Procuraduría Regional de Bolívar, ni la Procuraduría Provincial de Cartagena ni la Personería Distrital de Cartagena imparten justicia disciplinaria.

Ver ‘En la Procuraduría Provincial hay 137 procesos aún en etapa de ‘indagación preliminar’…‘;   ‘”La Personería no ejerce la potestad disciplinaria que la Ley le impone”: Control Visible’;   ‘“En la Contraloría Distrital hay un carrusel de procesos engavetados”: Colectivo Control Visible  y ‘Procuraduría Regional de Bolívar, casi nada que mostrar‘.

.
Contexto:
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial