La Silla Vacía devela cómo Uribe valida a medios que replican sus posiciones y mentiras

 
.

La directora de La Silla Vacía, Juanita León García, en un análisis publicado este lunes 17 de julio titulado ‘La estrategia Trump de Uribe‘, devela cómo el senador Álvaro Uribe Vélez, muy a la manera del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, “se apoya en las redes sociales (…) no solo para restarle legitimidad a los medios tradicionales que lo critican sino para validar a los medios que hacen eco a sus posiciones”.

Y por “medios que hacen eco a sus posiciones” se refiere concretamente a los portales ‘Periódico Debate’, que fue fundado por el hoy senador uribista José Obdulio Gaviria; ‘Costa Noticias’, un medio marcadamente uribista con sede en la Región Caribe; ‘Los Irreverentes’, de propiedad del también uribista Ernesto Yamhure; y ‘El Nodo’, otro medio digital muy afín a la doctrina uribista, creado por el administrador de empresas Mario Alexander Penagos.

La periodista revela cómo el expresidente, de 75 trinos que “retoman directamente noticias de medios colombianos” publicados desde el 1 de julio hasta la publicación de su nota (…) “22 han ido a notas del Periódico Debate (…), ocho a Costa Noticias (…), cinco a Los Irreverentes (…) y tres a El Nodo”.

“Eso es un gran contraste con los grandes medios, a los que solo suele dar trinos cuando tienen columnas o entrevistas a personas cercanas”, señala Juanita León, refiriéndose a dos trinos de El Heraldo, “ambos de la polémica columna de Abelardo de La Espriella llamando a matar a Nicolás Maduro”, cinco sobre El Espectador y tres de El Tiempo. “O cuando tienen noticias que encajan en su discurso”, agregó, en cuyo caso “suele usar medios de RCN (Noticias RCN tiene tres trinos; La FM cuatro; y RCN Radio otros tres); mientras que Caracol Radio, La W y Blu solo tienen uno cada uno”.

Pero, además de develar la forma cómo el jefe máximo del partido Centro Democrático valida en su cuenta en Twitter las publicaciones de sus medios aliados, la directora de La Silla Vacía muestra cómo “Uribe usa la ‘posverdad’ (algo que también hacen otros políticos pero ninguno con tanta efectividad como él)”, tal “como lo han mostrado los detectores de mentiras de La Silla”.

Y la ‘posverdad’, como la define León en su nota, son las “afirmaciones que no son ciertas pero que mucha gente prefiere creer contra toda evidencia porque interpretan o refuerzan sus emociones y creencias”.

Juanita León dice que Álvaro Uribe “repite sin sonrojarse datos que son falsos”.

“La acusación” de Álvaro Uribe “a Daniel Samper es un ejemplo de ello”, manifiesta la periodista; ya que él “sabe que el humorista no es un violador de niños. Pero incluso cuando tuvo la oportunidad de reconocer su error, optó por reforzar los ‘hechos alternativos’ o las mentiras: dar a entender, por ejemplo, que para la ley es lo mismo burlarse del nombre de una bebé (…) o sacar en una revista a una niña de 15 años posando con un babydoll transparente con su consentimiento y el de sus papás, que violarlas”.

Muestra además Juanita León cómo “el senador repite sin sonrojarse datos que son falsos”, y pone como ejemplo “su reciente intervención en el Concordia Summit en Atenas”, donde “dijo que ‘la minería ilegal y el narcotráfico son los únicos dos sectores que están creciendo actualmente’, cuando el boletín técnico del Dane para ese trimestre muestra que han crecido cuatro de las nueve ramas económicas”; y “también afirmó que ‘el año pasado vimos un aumento de la extorsión del 236 por ciento’, cuando en realidad bajó un 14 por ciento”; y aseguró “que la coca había crecido de ’42 a 188 mil hectáreas’, lo cual es engañoso porque de las dos mediciones que hay de cultivos ilícitos utiliza como línea base la medición que arroja las cifras más bajas y para la actual la que arroja las cifras más altas” (leer ‘Detector de mentiras Uribe en Atenas‘ y ‘Detector de mentiras a la carta de Uribe al Congreso gringo).

En su análisis, la respetada comunicadora deja entrever su preocupación porque, aunque en los Estados Unidos la estrategia de Donald Trump “se ha visto debilitada por un periodismo redoblado, que tras hacer un mea culpa por su desconexión y debilidad de la reportería de un sector de todo un sector del país, se ha dedicado a restablecer la confianza con el público americano”, en el caso de los medios colombianos no es claro que seamos “capaces de hacer lo mismo” (leer ”La estrategia Trump de Uribe‘).

Como se sabe, la directora de La Silla Vacía es una de los más de 60 periodistas y líderes de opinión que suscribieron una declaración pública advirtiendo que “es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal” (leer ‘Punto final: periodistas de todo el país le piden a Álvaro Uribe que deje de difamar‘).

Contexto: 
.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial