Carta de Germán Danilo Hernández a René Osorio

Respetado Dr. Osorio

Acuso recibo de su reacción a mi columna de opinión publicada hoy en el diario El Universal.

En primer lugar debo reconocer y agradecer la claridad y precisión con la que expone sus argumentos.

Evidentemente tenemos perspectivas diferentes sobre una misma situación: la suya basada en profundos conocimientos de los procesos que han rodeado la concesión vial, y la natural defensa de los intereses de la entidad que preside, y la mía soportada en la limitada información que como ciudadano recibo a través de los diferentes medios de comunicación y del análisis de los informes de las autoridades competentes, a quienes corresponde  concederle credibilidad como fuente, sin evitar la duda periodística.

Atendiendo su deseo, no entraré a debatir las opiniones expresadas en la columna, ni las planteadas por usted en su amable mensaje, pero sí creo necesario manifestar algunos puntos de vista:

1) No puedo aceptar que con mi columna “desinformo a la comunidad”, por que mas allá de la opinión expresada, la información sobre los hallazgos no son de mi invención, sino reportados por la Contraloría Distrital, con base en investigaciones, sobre las cuales no tengo argumentos para negar su veracidad.

2) A diferencia de su afirmación, en el sentido que el informe en comento es “apenas de carácter preliminar”, y que no ha sido acogido como definitivo por la Contralora, el que tengo en mi poder está rotulado como “Informe definitivo Auditoria Modalidad Especial vigencia 2015 al contrato de concesión No. VAL -0868804- Corredor de Acceso Rápido a la variante de Cartagena”. De igual manera está referenciado en el oficio remisorio al Departamento Administrativo de Valorización, con la firma de la Contralora Distrital de Cartagena, Nubia Fontalvo Hernández.

3) Cuando sugiero la intervención de la Alcaldía para acelerar la liquidación del contrato de la concesión vial, no lo hago desde la interpretación del cumplimiento de un obligado fallo judicial, sino desde el deber ético y de representatividad ciudadana que le corresponde, en defensa de los intereses colectivos, sobre la base de las revelaciones del ente de control.

4) A lo que apunta esa sugerencia, es precisamente al punto de su mensaje, en el que usted y yo logramos plena coincidencia: ” Otra cosa, sana y bienvenida, es que la Administración estudie con detenimiento el estado del contrato, que repase los planes y protocolos de la reversión al final de la infraestructura construida que cada día está más cerca que antes, que precise y ratifique dentro del marco legal deberes y derechos de cada quien. Enhorabuena”.

En mi opinión tal estudio debería llegar al pronto desmonte de los peajes. Respeto la suya y sus expectativas.

5) Considero que sus dudas y sospechas sobre las razones que motivan el informe de la Contraloría, deben estar motivadas en el conocimiento de situaciones o comportamientos por parte de los auditores, tanto como para afirmar que ” hiede  que los auditores se asemejen demasiado al infame fiscal Moreno”.

En tal caso, estimo que las autoridades y la ciudadanía deben enterarse de lo que usted sabe.

6) Efectivamente creo necesario que las afirmaciones de la Contraloría sean confirmadas o desmentidas, en el marco del debido proceso, al igual que las eventuales irregularidades que usted denuncia.

7) Por ser mi columna de opinión, un espacio limitado para dirimir periodísticamente este asunto, copio este intercambio de mensajes al director de El Universal y a otros medios interesados en el tema, con el deseo que contribuyan a hacer las claridades que la comunidad reclama.

Cordialmente,

Germán Danilo Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial