Concejo analizará capacidad del Distrito para reubicar a familias de Marlinda y Villa Gloria

En los próximos días, en presencia de los funcionarios responsables tanto del orden nacional como local, el Concejo de Cartagena realizará un debate de control político a la forma como el Distrito se prepara para cumplir con el fallo de la Sección Primera o Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado que ordena “restituir el espacio público ocupado por las comunidades asentadas en los sectores de Marlinda y Villa Gloria, ubicados en el corregimiento de La Boquilla“, y reubicar a las respectivas familias “en viviendas dignas, construidas para ese fin y dotadas de todos los servicios públicos domiciliarios, las cuales deberán ser construidas en un predio ubicado a una distancia mayor a 30 metros de la línea de mareas máximas y a no más de dos kilómetros del litoral“.

Por iniciativa del concejal Vicente Blel Scaff, la corporación analizará también la manera como el Distrito y las autoridades ambientales se preparan para cumplir lo ordenado en materia de recuperación integral del manglar “con el fin de devolverle a esa zona de La Boquilla el aspecto que tenía antes de la invasión”, mediante “planes de reforestación, recuperación y restauración de áreas mangláricas, remoción de rellenos y dragados que le devuelvan el flujo natural al agua”.

Como se recordará, el pasado 18 de mayo, el máximo tribunal de lo Contencioso le ordenó además a la Alcaldía de Cartagena, en el fallo de segunda y definitiva instancia, “efectuar la demolición de la totalidad de las viviendas y demás edificaciones allí construidas, una vez se cumpla con la reubicación efectiva de los habitantes de estas comunidades“.

En la providencia, suscrita por los magistrados Roberto Serrato Valdés, María García González y Hernando Sánchez Sánchez, se le da a la Alcaldía distrital un plazo máximo de cuatro años para realizar la reubicación.

Asimismo, se le concede al Ejecutivo un plazo de seis meses para presentar el plan de reubicación. Es plazo se cumple el próximo 18 de noviembre (leer fallo completo).

“Este fallo pone en relieve una problemática que cada vez se agudiza más, y que atenta en contra del medio ambiente sano y el equilibrio ecológico, incrementa el riesgo de desastres, y obstaculiza el goce del espacio”, manifestó Blel Scaff al justificar su iniciativa; “por eso se busca conocer cuántas invasiones se han detectado en La Boquilla, el déficit de vivienda que hay en la ciudad y todo lo que deben hacer para cumplir con el fallo”.

Los funcionarios que en virtud de la proposición presentada por el concejal de Cambio Radical deberán asistir al debate serán la Jefe de la Oficina Asesora Jurídica del Distrito, María Eugenia García; el secretario de Hacienda, Napoleón de la Rosa; el secretario del Interior, Fernando Niño; el gerente de Corvivienda, William García; el director de Cardique, Olaf Puello;  la directora del EPA, María Angélica García; el director de la DIMAR, capitán de Navío Pedro Javier Prada; y los alcaldes locales, Yolanda Wong, Gregorio Rico y Patricia Zapata.

Leer ORDENAN REUBICAR VIVIENDAS CONSTRUIDAS EN MARLINDA Y VILLA GLORIA, EN LA BOQUILLA.

La comunidad se opone a la reubicación

Mientras que el ciudadano que instauró la Acción Popular: David Leonardo Sandoval, y ambientalistas como Rafael Vergara Navarro, celebran la decisión del Consejo de Estado porque con esta se protege una vasta zona de manglares y, en general, el ecosistema, voceros de las comunidades de Marlinda y Villa Gloria han expresado su desacuerdo y han dicho que del lugar podrán sacarlos, “pero muertos”.

“La comunidad no quiere irse de su tierra; son más de 700 familias que llevan viviendo muchos años aquí y no le han hecho daño al ecosistema”, manifestó la abogada Soledad Caballero Pacheco, quien representante legalmente al Consejo Comunitario de Marlinda; “son personas que en su mayoría de dedican a la pesca artesanal en un territorio consolidado al que llega el servicio de agua potable y hasta pagan el impuesto predial”.

En declaraciones a varios medios de comunicación, varios líderes de Marlinda y Villa Gloria cuestionarios que la Acción Popular haya sido instaurada y respaldada “por personas ajenas a estas comunidades”, como reiteró Caballero Pacheco.

Para varios de los líderes de La Boquilla, todo pareciera indicar que lo que se busca es sacar a los nativos de la zona para favorecer los intereses de algunos urbanizadores. “Sorprende que se hable de protección de manglares y zonas de baja mar, cuando a la vista de todos varios hoteles y edificios de La Boquilla ha invadido zonas mangláricas y bienes de la Nación, y hasta se han robado varias calles, bajo la mirada cómplice de muchos”, dijeron.

Para Gloria Sánchez Anaya, vocera de la comunidad de Villa Gloria, bautizada así justamente en su honor, los habitantes del lugar tienen razón en no querer salir de allí ya que, en el fondo, “no es para proteger nada sino para que lleguen unos inversionistas a privatizar las playas”.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial