Discurso de Manolo Duque, junio 14 de 2017

Buenas noches y gracias a todos por estar aquí.

Este es un momento importante en mi vida personal y como alcalde de Cartagena, no han sido fáciles estos días, ni para mí, ni para mi familia, ni para mi equipo de trabajo.

Pero aquí estamos, dispuestos a seguir dándolo todo por mi gente.

Desde el inicio de estos infortunados hechos, decidí dejar mi destino en manos de la justicia divina porque soy un buen creyente, pero también fui enfático en afirmar que soy y seré respetuoso de la justicia de los hombres, de la justicia colombiana.

Acaté con humildad sus designios, así como hoy los acato con igual humildad, siempre dispuesto al servicio de los cartageneros.

Estos 20 días fueron la oportunidad de comprobar que después de la tormenta llega la calma, que pese a las circunstancias difíciles el mejor camino es no darse por vencido.

Es muy fácil criticar, juzgar, ofender, pero ponerse en mis zapatos les aseguro no es tarea fácil.

Nadie hubiese querido que esto sucediera, el dolor de las víctimas de la tragedia de Blas de Lezo es mi dolor, es mi dolor. 43 familias que sufrieron esta tragedia y que nos ha marcado a todos. Y es precisamente, en memoria de ellos y de todos ustedes, amigos de la prensa, compañeros de toda la vida, gabinete, ciudadanos, que hoy como el ave fénix este Manolo que ustedes eligieron, que ustedes apoyan y en el que ustedes creen hoy se levanta con más fuerza que nunca.

Esta fortaleza me la dan ustedes, sigamos marcando un camino de cambios para Cartagena, pero juntos, sin diferencias, sin rencores, con propuestas, la ciudad lo merece.

Estamos viviendo un momento histórico, una ciudad que hoy cuenta con macroproyectos que tiene garantizados recursos nunca antes gestionados para apostarle al desarrollo como ciudad sostenible.

Protección costera, drenajes pluviales, juegos nacionales, inversiones en seguridad, la visita del santo padre son estas algunas de las acciones convertidas en realidad, que han marcado un sello de este gobierno, del gobierno de la gente. Mis agradecimientos al presidente Santos por apoyar siempre a Cartagena.

Todos sabemos que son múltiples los desafíos que afrontamos, tal vez no todos los superaremos pero les aseguro que no ahorraré esfuerzos para que este gobierno deje huella, porque aquí hay Manolo pa’ rato como ciudadano y como alcalde.

Les quiero dar un parte de tranquilidad, porque la ciudad no ha sufrido, ni va a sufrir interrupciones en esta difícil coyuntura.

El doctor Londoño, mi amigo Sergio, tuvo el buen juicio y la capacidad gerencial necesaria para lograr en estos 20 días hacer una transición efectiva y sin tropiezos.

A Sergio gracias, gracias como persona y como funcionario del gobierno nacional, por su entrega, por su insistencia para trabajar unidos, por su voluntad de trabajo, por su compromiso infinito por Cartagena. Bienvenido a la familia Primero la Gente, sabemos que Cartagena ganó contigo un gran aliado para jalonar no solo recursos sino también grandes oportunidades.

En adelante sabemos que seguirás con nosotros, desde otro lugar pero unidos a quienes nos mantenemos firmes en sacar adelante a la ciudad, si bien mi cuerpo no estuvo estos días aquí, mi alma siguió en la Alcaldía y no he perdido ninguna de las buenas acciones de Sergio, a quien le reitero mi afecto y agradecimiento en nombre de todos los cartageneros.

Y sigo en pie, y como dice una canción bien cartagenera, a esos que han estado conmigo en las buenas y malas y también a los que no, vamos con todo.

El momento es ahora, pero con ustedes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial