El Departamento de Bolívar, ¿a tropicalizar el exitoso modelo agrologístico holandés?

El Plan de Desarrollo ‘Bolívar sí avanza – Gobierno de resultados’ establece como uno de los diagnósticos del desarrollo rural del Departamento que “existen algunos factores del sector agropecuario (…) que limitan el desarrollo e impiden mejorar la competitividad (…)”, entre los cuales se destacan una deficiente infraestructura en el campo, una deficiencia en la comercialización y distribución de los productos agrícolas, una baja productividad y unos altos precios de la producción.

Con el fin de atacar esas debilidades y enderezar el rumbo del agro bolivarense, el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay Paz, quiso mirar la experiencia de los que saben, y para ello dispuso de una misión a Holanda, país que, como ya se dijo en una nota anterior (hacer click), es el segundo exportador agrícola del mundo, superado solo por Estados Unidos.

El mandatario de los bolivarenses consideró que si Holanda es una potencia agrícola, uno de los cinco países con mayor comercio exterior y la decimosexta economía más importante del universo, el Departamento de Bolívar, cuya extensión territorial es similar al del pequeño país europeo, cuenta con mejores condiciones hidrográficas y disfruta de mayor cantidad de microclimas, bien podría mirarse en el espejo de los holandeses y, como ellos, impulsar el desarrollo integral del campo.

Ese fue -justamente – el sentido de la misión a Holanda que emprendieron la secretaria de Planeación de Bolívar, Mery Luz Londoño García, el asesor departamental  para el Desarrollo Rural, Danilo Contreras, el rector de la Universidad de Cartagena, Édgar Parra Chacón, y el investigador y docente universitario Luis Caraballo Gracia.

La dirigencia pública y privada de Holanda ha establecido el apoyo a la agroindustria como una de sus prioridades, como se dice en textos especializados, y eso fue lo que tuvieron la oportunidad de constatar, presencialmente, los cuatro servidores públicos.

En Amsterdam, la delegación de bolivarenses fue atendida por Bart Van Bolhuis, director internacional de asuntos internacionales del Ministerio de Infraestructura y Ambiente -MIA; Bárbara Schwarz, coordinadora cooperación colombo – holandesa del MIA; Jan Helmer, coordinador cooperación colombo – holandesa del MIA; Willem Otto Hazelhorst, consejero oficial del MIA; Arthur van Dijk, jefe de Logística y Transporte de Holanda; Jocham Porte, oficial de políticas del Ministerio de Asuntos Políticos de Holanda; y Taco Meijer, consejero oficial para políticas con Latinoamerica del Ministerio de Políticas internacionales, entre otros importantes funcionarios.

“Viajamos a Holanda comisionados por el señor gobernador, Dumek Turbay, con el fin de conocer de primera mano el modelo agroindustrial de los holandeses, y regresamos a Colombia dispuestos a hacer equipo para promover políticas públicas que apunten a replicar en el Departamento mucho de lo que vimos”, manifestó la secretaria de Planeación de Bolívar, Mery Luz Londoño.

Y uno de los pasos que dará la Administración departamental en tal sentido, anunció la funcionaria, es la presentación a la Asamblea de Bolívar de un Proyecto de Ordenanza que permita la constitución de una empresa de economía mixta que le apueste, entre otras cosas, a la construcción de un gran parque agroindustrial.

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, el Gobierno departamental pretende darle un ambicioso vuelco a la situación que actualmente padece el campo bolivarense, el cual viene siendo explotado bajo un siste­ma productivo tradicional, con unos campesinos con escaso acceso a los medios de pro­ducción y baja capa­cidad empresarial, bajo nivel educativo, poca transferencia de tecnología, difícil acceso a créditos, inadecuados canales de comercialización y con extensas zonas afectadas por la minería ilegal, y para ello lo que se busca es “tropicalizar el exitoso modelo agrologístico holandés”, como indicó Londoño.

En diálogo con este portal, la secretaria de Planeación de Bolívar manifestó que el gobernador ha impartido claras directrices de cara a poner en práctica lo aprendido en Holanda mediante la constitución de una sociedad de economía mixta que pueda adelantar proyectos especiales que promuevan el desarrollo del campo bolivarense, y uno de ellos “es la construcción y operación de un parque agrologístico, con una red de infraestructuras de apoyo a la actividad rural, entre ellas centros de acopio, distritos de riego y escenarios de comercialización, entre otros”.

“La fórmula: una sólida unión del Estado, la Academia y el sector privado”: Danilo Contreras

Con el fin de conocer mayores detalles sobre lo aprendido durante la visita a Holanda, Revista Metro abordó, igualmente, al asesor departamental  para el Desarrollo Rural, Danilo Contreras, quien contó que “fue una experiencia que debo definir como espléndida”, y que “lo que pudimos percibir allá es que la concepción del desarrollo rural se rige por un criterio de agrologística, esto es, combinando los conceptos de producción de alimentos con los de movimiento de carga, e introduciendo conceptos de ciencia, tecnología e innovación”.

Pero lo que más llamó la atención de Contreras es que el desarrollo rural de Holanda se fundamenta en “una alianza permanente, una especie de trípode, entre la universidad, el estado y los empresarios; no hay un solo proyecto agrologístico en Holanda que no pase necesariamente por el análisis de la Academia, y que no sea impulsado por el Estado a través de políticas públicas”.

El asesor contó cómo, de la mano de funcionarios de gobierno holandés y de la Universidad de Wageningen, “una de las universidades más importantes del mundo en temas de agricultura y medioambientales que el año pasado fue reconocida como la primera universidad en su género, una especie de Harvard en temas agropecuarios”, e, igualmente, “por un grupo de empresarios e industriales dedicados al concepto de la agrologística”, la delegación bolivarense tuvo la oportunidad “de conocer experiencias absolutamente interesantes del desarrollo agropecuario, que le permite a Holanda ser a nivel mundial el segundo país exportador de alimentos, a pesar de tener una extensión territorial muy similar a la del Departamento de Bolívar”.

“Recorrimos varias casas de invernadero, unas infraestructuras inmensas donde se produce un microclima favorable a determinados cultivos, se genera energía y se facilitan los movimientos logísticos, con un visión de valor agregado, en un clúster donde todo se encuentra integrado”, señaló Contreras.

Destacó el asesor que -justamente – ello es lo que debe considerarse al momento de implementar el desarrollo del campo bolivarense, como pretende el gobernador Turbay Paz, ya que “en Bolívar hay un concepto totalmente distinto, donde, a pesar de tener todas las condiciones naturales hidrográficas para producir masivamente, lo hacemos bajo la fórmula de una agricultura tradicional”.

“El gobernador se ha empeñado en transformar radicalmente el campo bolivarense, y para eso está trabajándole a la construcción de más infraestructura, vías, colegios, acueductos, alcantarillado, etc., pero entiende que es necesario además generar unas ideas de innovación y unos apalancamientos institucionales que permitan que llegue la inversión, pero que llegue con una concepción que permita integrar a los pequeños, medianos y grandes empresarios del campo”, recalcó.

Contreras puso como ejemplo de los cambios que se pueden generar lo que sucede “a solo una hora de la Bahía de Cartagena, donde tenemos un espacio de más de 20 mil hectáreas: el Distrito de Riego de María la Baja, en el cual se puede producir de manera intensiva no solamente cultivos de palma, los que hoy se encuentran ahí asentados y que han permitido el desarrollo de una industria exitosa, sino además otro tipo de productos, particularmente alimenticios, pero para eso tenemos que optimizar la infraestructura del lugar”.

Los resultados de la Misión Holanda

Con resultados concretos de la visita a Holanda, Mery Luz Londoño y Danilo Contreras muestran una carta de intención de la empresa Stig Delta para financiar una participación de hasta el 50% de la sociedad de economía mixta que se constituya; una carta de intención de la empresa YorInnovation para financiar los estudios en fase III de la optimización del distrito de riego de María la Baja; y un acuerdo de cooperación entre la Universidad de Cartagena y la Universidad de Wageningen.

NOTAS RELACIONADAS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial