Descubren quién, y para qué propósitos, vinculó al uribismo al llamado ‘Pastor del No’

Este fin de semana, el pastor Miguel Arrázola Pineda, el líder espiritual de la Iglesia Ríos de Vida, estuvo una vez más en el ojo del huracán de la opinión pública del país, luego de que dos influyentes columnistas revelaran en sendos medios de comunicación unas grabaciones que dejarían en claro quién lo reclutó para el uribismo y para qué fines.

En uno de esos audios, el periodista Daniel Coronell publica apartes de la entrevista concedida por el gerente de la campaña del No en el plebiscito, Juan Carlos Vélez Uribe, a la entonces editora de asuntos legales del diario La República, Juliana Ramírez Prado, y en una de ellas Vélez Uribe confiesa que uno de sus grandes logros fue haber vinculado al uribismo al polémico religioso. “El mejor trabajo que yo le hice al Centro Democrático fue traernos al pastor Miguel Arrázola”, dice Vélez en una de las grabaciones; “Miguel es hermano de ‘La nena’ (una destacada periodista, primero de El Espectador y ahora del programa ‘Los Informantes’ de Caracol Televisión); “y es un líder pa’ Cartagena impresionante”, agregó; “ese tipo va a ser alcalde de Cartagena; se va a lanzar y el tipo va a ganar”.

En otro de los audios publicados por Coronell, el gerente de la campaña del No le confiesa a la periodista de La República que uno de sus propósitos en Cartagena fue sabotear la ceremonia de la firma del acuerdo de paz con las Farc, para lo cual mandaron a la capital de Bolívar carros con “vallas con fotos de Timochenko y de Venezuela y el No”. En sus declaraciones, Vélez admite que, para una de las marchas realizadas en la Ciudad Heroica, el Centro Democrático llevó varios buses de algunos municipios del Departamento, pero la mayoría de los manifestantes fueron personas convocadas por el llamado ‘Pastor del No’ (Leer columna ‘La grabación’).

El gerente de la campaña del No, Juan Carlos Vélez, la senadora Paloma Valencia, la periodista María del Rosario ‘La nena’ Arrázola y el senador Fernando Araújo.

En la otra grabación, publicada por el columnista Yohir Akerman, el pastor Miguel Arrázola invita a la pastora Lyda Elena Arias de García a unirse a colectivo de líderes cristianos -autodenominado Consejo de Ilustres – conformado entre otros por Viviane Morales, Marcela MacMillan, Héctor Pardo, Eduardo Caña y Farid Larrahondo, con el fin de participar activamente en las elecciones del 2018.

En el audio, el pastor cartagenero manifiesta que el colectivo está integrado por presidentes de las diferentes “asociaciones y denominaciones” religiosas del país. “Yo estoy ahí porque no soy presidente de nada, pero hago bulla“, señaló.

Me tomé la libertad, y creo que no es libertad, es una responsabilidad mía, de meterte como parte de las 24 personas que harán parte del Consejo de Ilustres del país” con “todos los presidentes de nominaciones y asociaciones“, se escucha a Arrázola decirle a la Lyda de García, quien, de acuerdo con Akerman, “es la pastora de la iglesia Castillo de Oración y Milagros, ubicada en Cartagena, y ha estado envuelta en varios escándalos por cuenta de unos negocios familiares” (Escuchar audio).

En su columna, titulada ‘La secta sectaria’, Yohir Akerman asegura que un hijo de Lyda de García, “Diego García Arias, fue recientemente capturado por las autoridades en la ciudad de Barranquilla y podría ser extraditado a España por acusaciones serias de pagos de sobornos a políticos de la región”; que “antes de su captura el joven empresario les traspasó a sus padres varias propiedades en Cartagena y Barranquilla en sombrías operaciones contractuales; que “García compró un apartamento en Cartagena por 521 millones de pesos que traspasó después a sus padres para que fuera incorporado como un bien de la iglesia y de esa manera quedar libre de impuestos”, que “en esa ciudad también adquirió un apartamento en el condominio Brisas del Mar que, un año después, vendió por 277 millones de pesos a otro familiar de la señora Lyda de García. Y así siguen los ejemplos”, y remata diciendo: “muy ilustre la persona que el pastor Arrázola propuso para el Consejo de Ilustres” (leer columna completa).

La confesión del gerente de la campaña del No en el plebiscito, Juan Carlos Vélez, sobre su propósito al reclutar al pastor Arrázola para el uribismo, y el mensaje de voz del líder religioso a la pastora Lyda de García, se entienden hoy al conocerse que un grupo de presidentes de iglesias, asociaciones, denominaciones, misiones, pastores y líderes han sido convocados a un encuentro en Cartagena “para transformar la nación por una Colombia justa”.

“Solo los hombres morales construyen sociedades justas y prósperas”, se indica en el aviso que convoca a la cumbre de pastores y similares que se llevará a cabo el jueves 15 de junio en las instalaciones de la Iglesia Ríos de Vida.

Casual y curiosamente, la construcción de una “Gran alianza por una Colombia justa y próspera” es la propuesta del precandidato presidencial Rafael Nieto Loaiza, quien en una columna con ese nombre (ver foto) propuso “una gran alianza que debe tener como sustento la coalición del No: el uribismo, la base conservadora, los católicos, cristianos y judíos amenazados en su fe, los militares y policías en retiro y sus familias”.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial