“Los cambios en materia de competencia fueron plenamente justificados”: Duque

Por Carlos Ardila González *

Si un funcionario público sabe que en cualquier momento será suspendido de su cargo por tres meses y eventualmente por tres meses más, y si además es consciente de que podría ser destituido al término de un proceso que se anuncia jurídico pero que cada día se torna más político, lo natural es que se muestre estresado y más atento a su defensa que al cumplimiento de sus responsabilidades y funciones.

En el caso del alcalde de Cartagena Manolo Duque Vásquez -sin embargo – definitivamente no es ello lo que pudimos observar.

Al entrar a su despacho, en el extremo izquierdo del Palacio de la Aduana, lo que esperó encontrar este reportero fue a un mandatario abatido, apesadumbrado, posiblemente reunido con asesores, la mayoría juristas, buscando una luz al oscuro panorama que se cierne sobre su Administración como consecuencia de la medida en su contra tomada por el procurador general Fernando Carrillo Flórez, pero lo que halló fue a un alcalde en pleno ejercicio de sus deberes.

De hecho, los primeros minutos de la conversación sostenida entre el periodista y el gobernante giraron alrededor de las obras que viene entregando en los últimos días en diferentes barrios, entre ellas la construcción y la recuperación de algunos parques y la refacción de varias calles en los barrios El Bosque, San Francisco y Buenos Aires.

– “Sé que son obras pequeñas, que no requirieron grandes inversiones como las que ya están dispuestas para la ejecución de los macroproyectos en los que estamos comprometidos, pero es que ver la cara de alegría de tantos niños y aún jóvenes y adultos, felices por habérseles mejorado su entorno, me produce una profunda satisfacción”, manifestó Duque Vásquez.

Y de no ser por la insistencia del periodista, que lo llevó a referirse a varios de los hechos que más le inquietan a la opinión pública de su caso, el mandatario de los cartageneros hubiera seguido hablando de otros temas en los que, por lo visto, también tiene enfocada su atención, como la galopante percepción de inseguridad motivada por reiterados hechos de sangre en diferentes barrios de la ciudad y, últimamente, el atentado contra agentes la Policía en el Cuartelillo de Olaya Herrera.

– “La construcción de una gran estación de Policía en El Pozón, que será la más grande de Cartagena, es una gran noticia para todos en materia de seguridad”, señaló el alcalde cuando tocamos someramente lo que él mismo admite que es un problema en cuya solución hay que seguir trabajando con el apoyo de todos los estamentos. “Ya tenemos garantizados $17 mil millones para este proyecto”, agregó; “$12 mil fueron dispuestos por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio del Interior, y el Distrito aportará los restantes $5 mil”.

– “A mí me eligieron por cuatro años y mientras no esté en firme la decisión de la Procuraduría, y mientras el presidente no haya encargado a alguien para que me supla en mi ausencia, seguiré trabajando por nuestra gente y en eso estaré concentrado”, explicó Duque las razones por las cuales prefería no responder preguntas sobre la investigación que le abrió el Ministerio Público a él y varios de sus funcionarios.

“Eso hace parte de mi defensa jurídica y será ante la Procuraduría que explique esos temas, por intermedio de mi abogado”, insistió en contestar al preguntársele por las razones que lo llevaron, en dos ocasiones, a decretar el traslado de las competencias de vigilancia y control de las edificaciones de un funcionario a otro.

No obstante, cuando  se le dijo que es justamente ese hecho el que lo muestra como corresponsable de la omisión en que habrían incurrido varios de sus funcionarios, y que, en todo caso, ello a muchos les parece sospechoso, el mandatario accedió a explicar porqué había realizado los cambios cuestionados.

– “Mira tú, eso es lo mismo que en muchos otros casos”, fue la respuesta inicial del alcalde; “lamentablemente está haciendo carrera que para algunos ciudadanos, seguramente muchos de buena fe, si yo actúo de una forma es malo, pero si hubiera hecho lo contrario también lo sería. Ponle la firma: te aseguro que muchos de los que se indignaron cuando dije que este gobierno no prestará los escenarios públicos de Cartagena para que se realice un evento porno se hubieran indignado igual si hubiéramos corrido a darles el permiso”.

– “¿Eso significa, alcalde, que usted considera que actuó bien al trasladar en abril de 2016 las competencias de vigilancia y control sobre las construcciones de la Secretaría de Planeación y la Oficina de Control Urbano a las Alcaldías Locales, y en agosto del mismo año volverlas a trasladar a Control Urbano?”

– “¡Pues claro que hicimos lo correcto, y lo vamos a demostrar en el proceso!”, fue la tajante respuesta de Duque. “Pero primero déjame recordarte que algunos dicen también que esas movidas las hice para favorecer a un funcionario que es del afecto de mi familia, particularmente de José Julián” -(Vásquez, su primo) – “y este es otro ejemplo de lo que te acabo de decir: resulta que nombré a Olimpo Vergara en Control Urbano porque tiene una excelente hoja de vida; tiene la experiencia y los estudios requeridos; fíjate que en gobiernos anteriores trabajó en el IPCC (Instituto de Patrimonio de Cultura de Cartagena) justamente por sus conocimientos. Pero si hubiera nombrado a un novato también me hubieran criticado”.

– “Sobre los cambios te explico: efectivamente, el 1 de abril expedimos un decreto estableciendo que la vigilancia y control durante la ejecución de las obras estuviera en cabeza de los alcaldes locales, y esto fue para asegurar el cumplimiento de las licencias urbanísticas. Pero fíjate que estas competencias estaban en manos de los mismos alcaldes locales en coordinación con la Secretaría de Planeación. Lo que quisimos fue establecer mayor claridad sobre lo que a cada uno correspondía en materia de suspensión de obras cuando no se acreditaran las licencias correspondientes”.

– “Pero ocurrió que hubo un debate en el Concejo que evidenció que aún había aspectos que corregir, por haber una especie de choque de funciones y competencias entre varios funcionarios, y luego de una reunión de nuestros funcionarios y asesores nos tocó expedir otro decreto el 1 de agosto de 2016”, continuó el alcalde su explicación.

Se refirió Manolo Duque a un debate de control político promovido por el concejal César Pión, en el cual se cuestionó, sobre todo, la responsabilidad de las curadurías en el desorden que impera en materia de licenciamiento a las construcciones en Cartagena.

En dicho debate, en el cual participaron los curadores urbanos, las entonces secretaria de Planeación y directora de Control Urbano, el procurador regional, el personero y la contralora del Distrito, se denunció que en la ciudad se siguen realizando obras sin control de ninguna naturaleza, y que había “dualidad de funciones entre las distintas dependencias encargadas de ejercer vigilancia y control sobre las construcciones”, como advirtió ese día Pión González.

– “Esos son los cambios que se cuestionan, y que algunos incluso dicen que son una prueba reina, y resulta que fueron cambios que me vi obligado a hacer para cumplir la Ley como va a demostrarse en el proceso; aquí otra vez: palo porque bogas y palo porque no bogas”, manifestó el mandatario.

– “Pero, mira tú, ojalá leyeras todos los decretos sobre competencias que se han expedido en los últimos años, para que veas que a veces estaban en contradicción con los Manuales de Funciones que regían en cada momento, y en todo caso han pasado de mano en mano; durante el gobierno anterior, incluso, las competencias de vigilancia y control de las construcciones llegaron a estar en manos del secretario del Interior, a pesar de existir una Oficina de Control Urbano que, como su nombre indica, es la que debe encargarse de esas funciones”, agregó Duque sobre el tema.

– “Alcalde, pero, en general, ¿no está usted muy optimista con su caso'”, le preguntamos.

Y, como suele hacer en sus declaraciones a la prensa, de manera espontánea, sin pensarlo dos veces, con la locuacidad que lo caracterizó en su época de periodista, respondió que a él lo “eligieron para trabajar cuatro años por nuestra gente, y ese es nuestro único compromiso, y nada ni nadie nos detendrá”.

– “Mi fe está intacta y mi corazón comprometido con el trabajo por nuestra gente, y esa ha sido y es mi apuesta”, agregó. “Yo soy el alcalde que los cartageneros eligieron mayoritariamente y tengo fe que se me permitirá terminar el mandato popular que me fue conferido hasta el 31 de diciembre de 2019”, recalcó.

Cronología de las competencias delegadas

– 9 de junio de 2004, Decreto 0581, delegatarios: alcaldes locales.

– 26 de febrero de 2009, Decreto 0228, delegatarios: alcaldes locales.

– 12 de diciembre de 2014, Decreto 1563, delegatarios: secretarios de Planeación y del Interior.

– 9 de enero de 2015, Decreto 0013, delegatario: secretario del Interior.

– 15 de octubre de 2015, Decreto 1356, delegatarios: alcaldes locales.

– 1 de abril de 2016, Decreto 0550, delegatarios: alcaldes locales.

– 1 de agosto de 2016, Decreto 110, delegatario: director de Control Urbano.

* Director de Revista Metro

Contexto:
.

– Entramado para construir edificios sin licencia, mucho más que una trampa mortal – II

– Entramado para construir edificios sin licencia, mucho más que una trampa mortal – I

Construcción de edificio de seis pisos sin licencia, apenas la punta de un iceberg

– Drásticas sanciones a culpables de tragedia en Blas de Lezo, la unánime petición de todos

– Tragedia en Blas de Lezo destapa existencia de una ‘Curaduría’ fantasma en Cartagena

– Construyen estación de servicio en Bocagrande no obstante estar prohibido explícitamente en el POT

– Gobierno y sociedad civil, a unirse ante el latente riesgo de una avalancha en Cartagena

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial