Hernando Sierra Porto, a gerenciar desde este lunes la Justicia del país

Aunque es uno de los cargos públicos menos conocidos por la opinión pública, entre otras cosas porque -relativamente – es de reciente creación, es uno de los más poderosos del país. En el 2015, cuando fue creado en el marco de la llamada reforma de equilibrio de poderes, el entonces ministro de la Presidencia y hoy fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, aseguró que quien fuera designado en dicho cargo sería “uno de los funcionarios más importantes de todo el Estado”.

Y así es, o al menos así suena: la Dirección Ejecutiva de la Administración Judicial de Colombia maneja una planta de personal de 34 mil funcionarios, entre jueces, magistrados y demás servidores al servicio de la Rama Jurisdiccional distribuidos en 23 seccionales, y administra un presupuesto global de $3,2 billones.

En ese apetecido cargo estará desde este lunes el administrador de empresas Hernando Darío Sierra Porto, quien el pasado viernes se posesionó en calidad de encargado ante la presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Marta Lucía Olano de Noguera.

La presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Marta Lucía Olano, posesiona a Hernando Sierra Porto.

Pero desde su nuevo cargo en la sede de la entidad, en la Calle 72 con 7a., en Bogotá, Sierra Porto no solo será un súpergerente con una copiosa nómina y una abultada chequera. Además tendrá el poder de administrar desde la capital toda la carrera judicial, sugerir nombres de candidatos a magistrados, dirigir los concursos para nuevos cargos, refaccionar y construir la infraestructura física de las secciones y contratar las reformas tecnológicas requeridas, entre muchas otras.

Y -asimismo – tendrá enormes retos que enfrentar, entre ellos gerenciar una rama con graves problemas de imagen, según se desprende de los distintos sondeos y encuestas realizados en todo el país; superar la inquietante congestión judicial y, particularmente, capacitar a sus funcionarios de cara a la implementación de los acuerdos de paz.

En diálogo con este portal, Sierra Porto aclaró que, si bien es cierto que tendrá a su cargo una nómina de 34 mil servidores públicos, “casi todos son de carrera administrativa y empleados de planta”. De igual forma, que de los $3,2 billones que tiene la Dirección Ejecutiva de la Administración Judicial “casi todo corresponde a pago de nómina”.

Sierra, quien es administrador de empresas de la Universidad de Cartagena, magister en Gobierno Municipal de la Universidad Externado de Colombia y magister en Administración de la Universidad Tecnológica de Bolívar, con postgrados en Gestión Pública, Gerencia de Recursos Humanos y Gerencia de Mercadeo; y fue secretario General de la Alcaldía de Cartagena, contralor del Distrito y director administrativo de la Rama Judicial en la seccional de Bolívar, señaló que todos esos conocimientos y experiencia, particularmente la adquirida en la Seccional, donde permaneció por más de cinco años, “los va a aprovechar para poner en práctica un amplio plan de trabajo en beneficio de todos los colombianos”.

En la Rama Judicial en Bolívar, cuya planta de personal es de 1.087 servidores judiciales, distribuidos en cinco Distritos judiciales que agrupan a Cartagena y los 46 municipios del Departamento, Sierra se esforzó por adelantar una buena labor de mejoramiento y modernización de la infraestructura, de acuerdo con lo que coinciden en asegurar varias fuentes.

“Poder transformar los edificios de la Rama Judicial para beneficio de los servidores judiciales y de los usuarios, y adquirir los equipos tecnológicos que se requerían para alcanzar un buen desempeño, fue una buena experiencia que aspiro a trasladar ahora al resto del país”, manifestó el nuevo director Ejecutiva encargado de la Administración Judicial.

Sierra Porto reemplaza temporalmente en el cargo, mientras se surte un concurso en el cual decidió no participar, a Celinea Oróztegui de Jiménez, quien cumplió su período institucional de cuatro años.

En diciembre de 2015, Hernando Sierra sonó insistentemente para ocupar el mismo cargo. Para esa fecha, según alcanzaron a revelar medios especializados, la posibilidades del profesional cartagenero eran altas gracias a la labor que venía desempeñando como director ejecutivo de la Administración Judicial en Bolívar; a que uno de sus hermanos: el expresidente de la Corte Constitucional Humberto Sierra, goza de un amplio reconocimiento en la Rama y las Altas Cortes; que para ese entonces contaba con el decidido respaldo de los congresistas de la Región Caribe; pero sobre todo porque un mes antes su nombre estuvo entre los aspirantes admitidos a la Gerencia de la Rama Judicial luego de un concurso en el que se habían inscrito 58 candidatos. Este proceso, como se supo, fue suspendido como consecuencia de una decisión del Consejo de Estado relacionada con el Consejo de Gobierno Judicial.

Contexto:

– La historia de Humberto Sierra, el cartagenero que evitó la segunda reelección de Uribe

– El abogado cartagenero Humberto Sierra Porto, nuevo presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos

1 Comment

  1. oscar rios dice:

    Informes que desinforman, el Director Ejecutivo de Administración Judicial es el Secretario de la Sala Administrativa y no tiene nada que ver con la conformación de listas para las Cortes. Tampoco es el nominador de los 34 mil cargos (que son menos de 30.000). Lo que hizo en inversión fue gracias a la gestión de la Dirección Ejecutiva de Administración Judicial no de la Seccional. Amanecerá y veremos. Igual en lo público da manejar 100 pesos que mil millones, en todo se requiere honestidad y transparencia, haber si dejamos de ver el tamaño del presupuesto como una oportunidad para la administración pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial