Diferencias entre socios de Colcard, un fantasma que aún ronda el SITM de Cartagena

Dataprom Equipamientos y Servicios de Informática, uno de los miembros del Consorcio Colcard de Recaudo y Gestión de Flotas de Transporte Público que opera el recaudo de Transcaribe, es la empresa encargada en varios lugares del mundo, entre ellos Curitiba, Brasil, de compilar los datos relativos a los componentes del Sistema Integrado de Transporte Masivo de dichas ciudades, procesarlos digitalmente, al instante, y propiciar con tecnología de punta y un sistema inteligente una óptima movilidad, con garantía plena de confort y seguridad (ver video).

Por ello, los expertos cartageneros que conocen el trabajo que realiza Dataprom en más de 200 municipios, 11 capitales y 130 empresas de todo el mundo se han mostrado complacidos con que la firma brasilera haga parte del consorcio responsable -como se dijo – del recaudo de Transcaribe, pero que deberá operar -además – como lo informó en su momento el entonces gerente del Sistema, Enrique Chartuni González, los recorridos de los vehículos y el control de ingreso a los busetones, articulados y estaciones, mediante el uso de tarjetas y validadores, entre otras operaciones técnicas.

Teniendo en cuenta lo que Dataprom realiza en otras ciudades, se tiene la expectativa -asimismo – que pueda implementarse en un futuro no lejano el uso de tarjetas inteligentes, en línea con cuentas de crédito y ahorro y diversas aplicaciones.

E -igualmente – que pudiera considerarse la operación del llamado sistema de ‘prioridad selectiva’ (que en Brasil opera en el marco de un software denominado Antares), que permite organizar el tránsito y transporte con recursos de las telecomunicaciones y la informática, desde una central de mando única, incluida la seguridad ciudadana si ello lo quieren así las autoridades locales, mediante una administración inteligente de todos los componentes del sistema.

Desafortunadamente, esas posibilidades se ven cada día más remota, al conocerse que las diferencias de Dataprom con la firma venezolana Smartmatic Internacional Holding, la otra integrante del Consorcio, son cada vez mayores.

Lo último que se supo a este respecto es que, a pesar de que la Superintendencia de Industria y Comercio había resuelto a favor de la empresa brasilera una querella interpuesta por los venezolanos, estos habían desconocido la decisión del ente estatal.

Jacqueline Felisbino y Alberto Abujamra

Y -además – que en una reunión convocada por la Gerencia de Transcaribe a las dos partes para intentar dirimir las diferencias que acusan, el propietario de Smartmatic, Antonio Mugica Rivero, brilló por su ausencia sin dar explicación alguna.

Quienes sí viajaron desde Curitiba, Brasil, y asistieron a la reunión con el gerente del Sistema, Humberto Ripoll Durango, fueron los propietarios de Dataprom: Alberto Mahuad Abujamra y Jacqueline Mara Felisbino.

Revista Metro entrevistó, de manera exclusiva, a los dos empresarios empresarios brasileros con el fin de saber de primera mano qué decisión habían tomado tras los últimos sucesos.

Para el presidente de Dataprom, Alberto Abujamra, la prioridad es resolver definitivamente “el impasse que tenemos con la otra empresa, porque ya está insustentable”. “Esperábamos salir de aquí con algo positivo, pero debo admitir que ya no soy nada optimista; los problemas por resolver son muy serios, como temas de justicia, de engaños, de pérdida de confianza, cosas que preferiría no profundizar ahora”, manifestó el empresario.

Sobre la gama de posibilidades que tiene Dataprom para aportar a solucionar los problemas de movilidad que padece Cartagena, Abujamra señaló que “infelizmente necesitamos resolver primero las diferencias con Smartmatic”.

“Es que se trata de mucho tiempo: 17 años, que tendríamos que trabajar con un socio al cual ya no le tenemos confianza”, lamentó. “Sí estamos pensando muchas cosas para Cartagena: la implementación de las tarjetas inteligentes y de la prioridad selectiva, en fin; es un placer muy grande trabajar para Cartagena, y lo seguiremos haciendo, pero debemos con urgencia solucionar este impasse que nos está afectando”.

Sobre en qué consiste la prioridad selectiva, la presidente de Relaciones Institucionales de Dataprom, Jacqueline Felisbino, explicó que “es un software inteligente que es una parte del software Antares, el software macro donde uno organiza toda la ciudad, y ahí se pueden meter datos de autobuses, semáforos, seguridad, entre otras cosas, para poner todo en un centro de control y manejarlo desde ahí. La prioridad selectiva se puede hacer de dos formas: una con el autobús, con un dispositivo que se comunica con este software y cuando se acerca al semáforo le da la preferencia; y la otra son los conteos de automóviles, que permite que en cualquier cruce el sistema inteligente haga un conteo, comprenda si hay un flujo bajo o alto y reordene automáticamente los semáforos, con los debidos tiempos, para que fluya más rápido donde esté congestionado”.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial