En Cartagena la marcha fue contra Santos, contra la corrupción y hasta contra la prensa

En Cartagena, como en otras capitales del país, numerosos ciudadanos elevaron sus voces contra la corrupción, contra el gobierno de Juan Manuel Santos, contra el Acuerdo de Paz, contra la entronización del ‘castrochavismo’ y contra el discurso de género, entre otros temas.

Tras salir del Parque Apolo y llegar al Camellón de los Mártires, los protestantes se concentraron en el emblemático lugar para lanzar sus arengas.

Durante marchas y plantones, convocados por los líderes que promovieron el voto por el No en el pasado plebiscito, se destacó la presencia del expresidente Álvaro Uribe Vélez, del exprocurador Alejandro Ordóñez Maldonado y del exjefe de sicarios del extinto capo del narcotráfico Pablo Escobar,  Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias ‘Popeye’, así como de los precandidatos presidenciales del partido Centro Democrático y decenas de líderes de diversas iglesias cristianas, entre otros personajes.

Por la diversidad de los convocantes, los ingredientes que primaron durante la jornada fueron las arengas, los pitos, los discursos políticos y las prédicas religiosas, y en varias ciudades, entre ellas Cartagena, la acusación a la prensa de estar al servicio de quienes, según los protestantes, pretenden instaurar un nuevo modelo social, político y económico en el país bajo un futuro gobierno de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Farc.

En la capital de Bolívar, aunque los más visibles promotores fueron el senador uribista Fernando Araújo Rumié y el pastor Miguel Arrázola Pineda, fue este último quien, de acuerdo con lo que pudo observarse, se tomó literamente la organización de la marcha. De hecho, los que abrieron los actos centrales de la jornada de protesta fueron el religioso y su esposa, María Paula García de Arrázola; y el presentador de tarimas fue uno de los líderes más visibles de su iglesia Ríos de Vida: Jairo González. Asimismo, otro de los animadores del evento fue el youtuber Oswaldo Ortiz, famoso por sus radicales posiciones de derecha, afines a las del exprocurador Ordóñez y a las del pastor Arrázola.

Araújo Rumié (quien intervino en la tarima instalada en el Camellón de los Mártires, donde, entre otras cosas, aseguró que “hemos visto la viga propia antes de la ajena y eso nos da moral para estar aquí” y que “en lo personal no me he robado un peso del erario público”, lo que causó curiosidad entre varios de los periodistas que cubrieron la jornada), fue sin embargo uno de los más visibles animadores durante la marcha que partió del Parque Apolo, en El Cabrero, y culminó frente al Centro de Convenciones Cartagena de Indias.

Las manifestaciones contra la Prensa fueron recurrentes en varias de las marchas realizadas.

Fue -justamente – durante una de las paradas de la marcha cuando el senador del Centro Democrático posó sonriente junto a un grupo de manifestantes que portaban una pancarta con la frase: “¡Fuera periodistas vendidos!”, lo cual causó el rechazo de la Fundación para la Libertad de Prensa -FLIP (leer ‘Líderes políticos: estigmatizaciones ponen en peligro a los periodistas’); de varias agremiaciones de comunicadores, entre estas la Federación Colombiana de Periodistas -Fecolper (hacer click); y de numerosos periodistas independientes (hacer click).

La FLIP expresa su preocupación por las estigmatizaciones en contra de los medios de comunicación. En un ambiente tan polarizado como el que vive el país, este tipo de señalamientos aumentan el riesgo de los reporteros que cubren las manifestaciones y que representan a los medios involucrados“, señala la entidad en un comunicado.

Al conocer las reacciones suscitadas por lo que fue calificado por decenas de periodistas como una peligrosa estigmatización y una injusta e infame generalización, el senador Araújo emitió un comunicado asegurando que posó para la foto sin haber leído lo que el letrero decía.

“Veo la pancarta por primera vez en las redes sociales. De ninguna manera apoyo lo que allí se dice. Respeto al máximo la labor del periodismo. Asumo la responsabilidad por tomarme una foto sin saber que había una valla al frente”, fue el escueto pronunciamiento de Araújo tras la indignación causada entre varios comunicadores.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial