Concejo, gremios y Academia le piden al alcalde revocar medida de Pico y Placa

Para los concejales de Cartagena, el Decreto 1328 de septiembre 2 de 2016, “por medio del cual se toman medidas de restricción de circulación vehicular para vehículos particulares en el Distrito de Cartagena y se dictan otras disposiciones”, es abiertamente inconveniente, ilegal, impopular y lesivo para los intereses del comercio y de la ciudadanía, por lo cual a la Alcaldía de Cartagena no le queda otro camino que derogarlo.

Luego de que el experto en movilidad e investigador de la Universidad Tecnológica de Bolívar Daniel Toro González; la directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes -Fenalco, seccional Bolívar, Mónica Fadul Rosa; la directora de ‘Cartagena Cómo Vamos’, María Claudia Peña; y el concejal Vicente Blel Scaff, entre otros, explicaran las razones por las cuales consideraban que la medida del Pico y Placa es ineficaz, los miembros del Concejo de Cartagena, por unanimidad, le solicitaron al alcalde Manolo Duque Vásquez derogar el correspondiente acto administrativo.

Para el concejal Vicente Blel Scaff, en concordancia con lo expuesto por gremios y académicos, la medida de Pico y Placa solo se justifica cuando se implementa transitoriamente con el fin de trasladar la congestión vehicular de las horas pico a las llamadas horas valles.

Por eso, argumentó, las restricciones son unas cuantas horas al día: aquellas en las que, de acuerdo con los estudios respectivos, son de alta congestión, pero “en Cartagena se dispusieron horarios de 8 horas, y con el tiempo, en lugar de ir ajustándose a las horas estrictamente necesarias, se tomó la decisión de extenderlas hasta los días sábados, algo totalmente inconveniente”.

Durante una sesión del Concejo a la cual fueron citados el director del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte -DATT, Edilberto Mendoza Góez, y la secretaria de Planeación, Luz Elena Paternina Mora, Blel Scaff manifestó que “está más que comprobado técnicamente que esta medida no tiene los alcances que se esperan y, por el contrario, lo que hace es afectar la economía de los ciudadanos y en el largo plazo obligarlos a comprar un segundo vehículo”.

En concepto de Blel, el pico y placa podría considerarse solo si “el usuario del vehículo particular tiene buenas opciones en transporte público, o una oferta de movilidad sostenible, como las ciclorrutas, porque de lo contario seguirá tratando de usar su vehículo particular, o peor aún, motivando la plurimotorización, que es cuando las personas o familias poseen dos o más vehículos”.

Tras mostrar cifras de varios estudios sobre la materia, el concejal le pidió a la Administración distrital “desmontar la medida”, propuesta que fue respaldada por todos sus colegas, entre ellos David Dáger Lequerica, quien manifestó que la Administración debía atender el clamor de los comerciantes, concejales y comunidad “y analizar bien lo que motiva la impopularidad de esa medida”; César Pión González, quien advirtió que el director del DATT, presente en la sesión, “debe informarle al alcalde que la motivación del Concejo y los gremios está basada en la lógica y en el clamor ciudadano, por lo que se debe iniciar el desmonte de la medida al menos los sábados”; Rafael Meza Pérez, quien señaló que la medida del Pico y Placa los sábados “está afectando el turismo de la ciudad, pues muchos turistas afirman que con ese problema de movilidad mejor no regresan a Cartagena”; Jorge Useche Correa, quien conceptuó que el Pico y Placa ha motivado que la ciudad “tenga un parque automotor anciano”, lo cual se ha convertido en un problema de contaminación; y Édgar Mendoza Saleme, quien afirmó que el Gobierno debe saber que el Pico y Placa es ilegal, inconstitucional e inconveniente, esto último por afectar el derecho a la locomoción, entre otros.

La opinión de Fenalco

La directora ejecutiva de Fenalco seccional Bolívar, Mónica Fadul Rosa, tras una documentada intervención, manifestó que para el gremio que representa “la medida fue inconsulta; se contrariaron las normas sobre participación; discrimina a una parte de la población; fue adoptada sin estudios de carácter verdaderamente técnicos como lo indica la ciencia; no tiene efectos positivos en el mediano plazo sobre la movilidad; y se convierte en una limitación al ciudadano y en una respuesta fácil de la Administración a su inacción“.

De acuerdo con la dirigente gremial, con el Pico y Placa “el comercio se ha visto afectado y clama por una pronta respuesta, ya que la medida nació temporal pero ya lleva de impuesta ocho largos años largos“.

Lo que piensa la Academia

El investigador y docente Daniel Toro González, de la Universidad Tecnológica de Bolívar, manifestó que es consciente de que todos “queremos una ciudad con una movilidad sostenible”, pero por lo visto no todos han entendido que, aunque “el Pico y Placa actúa sobre la demanda y la restringe sacando al 20% de los vehículos”, a corto plazo resulta ineficaz ya que “muchas personas enfrentan la restricción comprando vehículos viejos más contaminantes” (leer nota ‘El concejal Vicente Blel insiste en que el Pico y Placa los sábados debe levantarse’).

El criterio de ‘Cartagena Cómo Vamos’

Para María Claudia Peñas, directora de ‘Cartagena Cómo Vamos’, el director del DATT no fue claro en la sustentación del Pico y Placa. En concepto de la dirigente cívica, la decisión del Ejecutivo “se toma para mejorar la calidad del aire y reducir la congestión vehicular, lo que aquí no se demostró hoy” en la sesión.

Los argumentos del DATT

En representación de la Alcaldía de Cartagena intervino el director del DATT, Edilberto Mendoza, quien aseguró que la medida del Pico y Placa se implementó luego de realizar un estudio realizado por un equipo especializado de la entidad a su cargo, que encontró que existía un decreto que restringía el tránsito en toda la ciudad y, con base en el aumento del tráfico automotor en 2016, la falta de vías en la ciudad y la galopante congestión, propuso mantener dicha restricción “pero flexibilizándola, permitiendo el tránsito al interior de los barrios”.

Según el funcionario, debido al aumento del tráfico vehicular se determinó -además – ampliar el Pico y Placa a los sábados y, asimismo, porque “era el día en que más accidentes se presentaban”, lo cual fue establecido en el estudio.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial