¿En quién confiamos?

diana-mtz2Por Diana Martínez Berrocal *

Hace muchísimos años vi lo que a mi parecer ha sido la mejor propaganda política de todos los tiempos. En la televisión salían las caras de los tres candidatos que aspiraban a la Presidencia de la República en aquel entonces y debajo de sus rostros una pregunta que decía: “¿Con quién dejará usted a sus hijos esta noche?”.

Considero que es la mejor porque cualquier padre o madre de familia que tenga que salir de noche, solo dejaría a sus hijos con alguien en quien realmente confíe. Por eso creo que la respuesta a esa pregunta, ejemplifica de manera perfecta la motivación que nos debe llevar a las urnas para elegir a nuestros gobernantes: CONFIANZA.

Ahora, observando las madrigueras de corrupción que se destapan cada media hora (y las que faltan), me pregunto (haciendo la misma analogía), ¿con quién hemos dejado nuestro país, nuestro departamento y nuestro municipio todas estas noches?

Porque en La Guajira los niños se mueren de sed, en los hospitales no hay presupuesto, el sistema de salud es una utopía, las universidades son para los ricos, los semáforos están llenos de gente mendigando un bocado de comida y de familias que no tienen un techo…

Y mientras tanto, ellos, los que ostentan el poder que nosotros les dimos para proteger nuestros intereses y garantizarnos la prosperidad general, se reparten en un exquisito restaurante capitalino las “justas” coimas de nuestro presupuesto; y acomodan el nudo de su corbata al “cuello blanco” de su amoral camisa para decirnos con absoluto cinismo que no tenían ni idea de lo que estaba pasando y se culpan unos a otros cuando todos son cucarachas del mismo calabazo.

Una de las consecuencias más graves de la corrupción es que erosiona la confianza ciudadana en las instituciones y debilita la legitimidad del Estado. Así las cosas, ¿quién paga con confianza sus impuestos si sabemos que el recaudo no llega a su destino?, ¿quién cree en un código de multas si no hay nada más sobornable que un policía?, ¿quién cree en un estatuto anticorrupción si los que la proponen son la matriz de ella?, ¿quién cree en los órganos de control, si a quienes controlan son los que los eligen?, ¿quién se somete a la justicia si al que se roba el erario (en el peor de los casos) le dan mansión por cárcel?, ¿quién cree en la honestidad de un político si toda la inversión de sus campañas se recupera con nuestro patrimonio?

La corrupción es sistémica, todos ejercen una función dentro de ella. Además, siempre son los mismos, solo que algunos se pensionan de corruptos por alguna pendejada que los inhabilita de por viday entonces los suceden sus hijos, sus nietos… por eso tengo la recurrente idea de que ellos se deben burlar de nosotros pues, muy a pesar de todo, siempre terminamos eligiéndolos nuevamente.

Para sacar a los delincuentes de las calles primero hay que sacarlos del gobierno, de las instituciones, de las corporaciones… Y la mejor manera de hacerlo es no dejándolos entrar, preguntándonos cada vez que lleguemos a las urnas: ¿con quién dejaremos a nuestros hijos esta noche?.

* Abogada especialista en Derecho Público y en Sociología Política.

Otras columnas de la misma autora:

– Un negocio milagroso

– Incultura ciudadana

– ¿La revocatoria va?

El milagro colombiano

– Lo real… de la visita real

– ¿Donald Trump va…?

3 Comments

  1. Adolfo Martínez. dice:

    Definitivamente, esta mujer se jala uñas columnas que te dejan extasiado. Que excelente manejo de las analogías. Felicitaciones. Me le quito el sombrero.

  2. Laureano García dice:

    La mejor Diana Martínez. Gracias por esa pluma que nos deleita. Y yo dejaría a mis hijos con personas como tú. Un abrazo.

  3. Josefina Zapata dice:

    Personas como tú en el poder son las que necesitamos. Yo dejaría mis hijos contigo no sólo en las noches, sino todos los días. Anímate! No es un cumplido, lo digo muy en serio. Te felicito por todo lo que escribes que no es más que un reflejo de lo que tú eres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial