Odebrecht y el paro cívico nacional contra la corrupción

Por Pablo Bustos Sánchez *

El escándalo de Odebrecht, el más grande y grave de corrupción transnacional en América Latina, evidencia cómo la corrupción se ha  exacerbado al punto que ya va siendo hora de un paro cívico nacional contra la corrupción para el 20 de julio como grito de independencia contra este que es el más grave problema que padece la sociedad colombiana y latinoamericana en todos los tiempos.

El tope de los topes y la Fiscalía

El Fiscal General, después de decir hace unos días que no había corrupción en el contrato de Navalena, en Cormagdalena, tuvo que reabrir la investigación a regañadientes días después, y como si fuera poco dijo que no se podía investigar penalmente la violación de los topes de la financiación de las pasadas campañas presidenciales, y que solo podía ser adelantada por el Consejo Nacional Electoral, que es un organismo enteramente politizado ya que sus integrantes son representantes de los partidos políticos.

Nuestras denuncias a la carta

En la presente semana denunciamos la solicitud de investigación penal sobre los topes para que la Fiscalía investigue también a los abogados ‘prestigiosos’ que habían elaborado el contrato mediante el cual se pagaron los supuestos honorarios por soborno al exparlamentario Carlos Bula, que en realidad serían las coimas para el pago de la millonaria adición del contrato de la ANI para la Ruta del Sol 2, que terminó enredando a la exministra Gina Parody y su familia, así como a su pareja Cecilia Álvarez -también exministra – lo cual subraya cómo la improbidad no es cosa de género.

Denunciamos penalmente y ante el Consejo Superior de la Judicatura de manera disciplinaria a los árbitros de la Ruta del Sol 2, otro proceso emprendido por Odebrecht, para obtener utilidades y evitar sanciones por parte de la ANI, por cerca de un billón de pesos.

Comision Internacional de investigación sobre Odebrecht

Hemos propuesto estrenarnos en la integración para la investigación del delito transnacional, mediante la conformación de una comisión internacional de investigación del caso Odebrecht, que es legalmente posible y necesario conformarla por iniciativa de la Fiscalía General y otras autoridades judiciales del continente, de países como Perú, Argentina y Brasil, entre otros, esto con el fin de poner en marcha los mecanismos de cooperación internacional para confrontar multilateralmente el crimen transnacional.

Quizás frente a semejante crisis lo único que nos queda es la desobediencia civil, un grito de independencia pacífico y participativo expresado en un paro nacional contra la corrupción, ojalá latinoamericano, para a más tardar el 20 de julio próximo, con el fin de exigir unas profundas reformas estructurales que permitan confrontar el peor de los flagelos que azotan nuestra sociedad hoy por hoy.

* Abogado – Director de la Red de Veedurías Ciudadanas de Colombia

Contexto:

– De seudoveedores y otras plagas

– Imputación de cargos a ‘veedor’ abre debate sobre correcto ejercicio del control social

Red-Ver pide que falsos veedores le respondan a la sociedad y a la Justicia

Las Veedurías en Cartagena, ¿realmente ciudadanas?

– Presidente de la Red de Veedurías de Colombia, Pablo Bustos, previene sobre falsas veedurías ciudadanas

– Contratan a ‘abogado’ sin título y con impedimentos legales

– Cómo reconocer a los falsos veedores

– Presidente de Red-Ver denuncia mensajes amenazantes de ‘veedor’ de Cartagena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial