Comunidad, en acuartelamiento de 1er. grado contra marina en Castillogrande

 
Además de la solicitud de revocatoria directa de la Resolución 0022 del 16 de enero de 2017, que le dio vía libre a la construcción de una marina en Castillogrande, que, tal como informó oportunamente este portal, será presentada por la Alcaldía de Cartagena, la cual será coadyuvada por la Personería del Distrito en representación de la comunidad, la misma Administración preparará una Acción de Nulidad, que será tenida como una especie de Plan B, y varios dirigentes harán lo propio con una Acción Popular, que elaborará el reconocido abogado Wilson Toncel. Además, la comunidad se declara en alerta máxima, para lo cual organizan desde ya sucesivos plantones frente a las oficinas de la Capitanía de Cuerpo.
Todo ello se decidió ayer durante la reunión sostenida a pocos pasos del lugar donde unos inversionistas pretenden construir, en un área de más de 61 mil metros cuadrados concesionada por la Dirección General Marítima -Dimar – a un grupo de inversionistas, una marina que, además del servicio de “amarres en agua”, contará con “restaurante, club, mirador, peluquería y/o almacenes”.
En dicha reunión, que contó con la presencia del alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez, y varios de los miembros de su gabinete; el personero William Matson Ospino; la senadora Daira Galvis Méndez; la representante a la Cámara Karen Cure; los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de Bocagrande y Castillogrande; voceros de los gremios locales y dirigentes de diversas organizaciones cívicas y comunitarias, se tomó la decisión – en definitiva – de declararse en asamblea permanente hasta cuando la Dimar derogue la inopinada determinación.
En sus intervenciones, tanto el mandatario de los cartageneros como el personero y los voceros de la comunidad coincidieron en que sí están a favor de las marinas, por todo lo positivo que ellas encierra, pero no en barrios residenciales densamente poblados, donde desmejoraría sustancialmente la calidad de vida de sus residentes.

“Somos el Gobierno de la gente y no vamos permitir que se vulneren sus derechos. Las marinas en zonas residenciales no están permitidas en el POT (Plan de Ordenamiento Territorial), y como primera autoridad tenemos que defender los derechos de la ciudadanía”, publicó el alcalde en sus diferentes redes sociales.

“El Personero Distrital, William Matson, me ha manifestado que se suma a la posición de nuestro gobierno de no permitir la construcción de marinas frente al sector residencial de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito. Unidos (comunidad – gobierno y ministerio público) evitaremos que se tomen decisiones que afecten nuestro territorio”, publicó igualmente.

Tras la reunión en el Parque de Castillogrande, los asistentes realizaron un ‘abrazatón’ alrededor de la bahía interna, en señal de que -todos a una, como en Fuenteovejuna – reafirmaban su compromiso de defender de manera conjunta y decidida los intereses de la ciudad.

Otras acciones

Además de las acciones administrativas y judiciales acordadas, Revista Metro pudo establecer que varios de los asistentes al encuentro estaban dispuestos -además – a establecer si en el proceso de otorgamiento de la concesión hubo irregularidades por parte de funcionarios locales o nacionales.

Uno de los asistentes, el dirigente gremial William Murra Babún, tras mostrarse complacido con las conclusiones de la reunión, sumado al hecho de que -al parecer – el vicepresidente de la República también había pedido la solicitud de revocatoria directa de la cuestionada resolución, señaló que, sin embargo, “como ciudadano no acepto que todo termine así, y lo que más le conviene a Colombia es conocer quien o quienes han estado realmente detrás de esta marina”.

Pero las inquietudes que le asaltan a Murra van más allá. Según él, “como ciudadano tengo enormes dudas de quienes realmente componen la sociedad Marina Park SAS. Desde el año 2015, cuando empezaron a aflorar toda una serie de solicitudes de concesiones para marinas, se escucharon muchos comentarios a favor y en contra, como es normal cuando se pretenden desarrollar esta clase de proyectos, pero dentro de esos se escucharon que unas tres o cuatro marinas eran de mafiosos y que la ‘operación marinas’ no era otra cosa que una fórmula para lavar activos”.

En carta dirigida a la Unidad de Informacion y Análisis Financiero -UIAF, Murra pide investigar “si hubo movimientos dudosos de dineros que podrían rayar con la ética” y, en general, “todos los movimientos de dineros que se dieron al interior de las empresas y personas involucradas en una u otra forma dentro de los trámites, ya que posiblemente engañaron a las autoridades para que firmaran haciéndole ver que todo está ajustado a la ley”.

“Hay intereses particulares”: Marina Park

“Miren quienes están pidiendo ante la Dimar los conceptos de las otras marinas; eso es lógico; miren quiénes están cursando trámites; por ejemplo, quiénes son los dueños de El Universal, quién es Gina Olmos de Trucco; qué afinidad tiene ella con todo lo que tiene que ver con el tema náutico”, declaró durante una entrevista a la W Radio la representante legal de la firma concesionaria, Diana Barbosa, al preguntárse por los nombres de quienes, según dijo, están detrás de la oposición a la marina en Castillogrande.

Con respecto a quiénes conforman la sociedad Marina Park S.A.S., Barbosa respondió que “el proyecto como tal es de nosotros: Diana Paola Barbosa Hernández, yo; está Carime Puello, que es la abogada que nos está acompañando en esta concesión; Héctor Guevara, que es un perito hidrógrafo que tiene alto reconocimiento en el gremio náutico; (y) están Freddy Cervantes y Midelcis Fuentes”, entre otros.

Ante la pregunta sobre los financistas de la iniciativa, Barbosa señaló que el proyecto, que se realizará por etapas, requerirá de una inversión de $30 mil millones, y que “nosotros tenemos inversionistas internacionales que están interesados en comprar servicios de muellaje, y que en determinado momento serán ellos los que nos van a ayudar a apalancar el proyecto; es como cuando salen los constructores a vender sus edificios y llegan a un punto de equilibrio”.

Contexto:

2 Comments

  1. william murra babun dice:

    CARLOS, esas expresiones contra apellidos de la ciudad destilan complejo y amarguras de quienes las expresan. En este caso, no solo somos los habitantes de los barrios afectados con semejante barbaridad sino también los afrodescendientes vecinos de Tierrabomba y Bocachica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial