Comunidad ‘abrazará’ a la Bahía en señal de rechazo a construcción de marinas

Se dijo, en nota anterior (leer ‘Comunidad de Bocala le gana el pulso a promotores de marinas en la zona‘) que, “como pocas veces antes, la Alcaldía de Cartagena, los más importantes gremios, algunos órganos de control locales y la comunidad en general, particularmente la de los barrios de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, se han unido de manera decidida alrededor de un propósito común: evitar que se sigan construyendo marinas en zonas residenciales y propiciar porque, ante la innegable importancia de las mismas, se determinen otras zonas para su localización”.

Y ese positivo hecho -de acuerdo con lo que se anuncia a través de las redes sociales – posibilitará que hoy (lunes 6 de febrero) un ‘río humano’ se tome el paseo peatonal de circunda la Bahía de Cartagena, luego de una reunión informativa  que se realizará en el Parque de Castillogrande, a un lado del Club Naval, en la carrera 15 del residencial barrio de Cartagena, a partir de las cinco de la tarde.

Vecinos de Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, durante un plantón realizado a mediados del año anterior. Foto de El Universal

En dicho encuentro, al cual asistirán el alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez, la secretaria de Planeación del Distrito, Luz Estela Paternina Mora, el director del Departamento Administrativo de Tránsito y Transportes -DATT, Edilberto Mendoza Góez, y los restantes miembros de su gabinete (quienes llegarán al lugar luego de un Consejo de Gobierno en el Palacio de la Aduana), se informará qué ha ocurrido con la promesa del vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, de solicitar derogar la Resolución 0022 del 16 de enero de 2017, “por la cual se otorga a la sociedad Marina Park S.A.S. (…) una concesión para el proyecto de una Marina denominada Castillo Landing Place”, la cual puso los pelos de punta a la comunidad cartagenera, que en su gran mayoría se ha expresado en contra de la instalación de marinas en zonas residenciales densamente pobladas, como Bocagrande, Castillogrande, El Laguito y Manga, entre otros, y exige que se consideren áreas más apropiadas, como la Isla de Tierrabomba.

‘Cartagena, Unida en un Abrazo’, es el nombre del evento convocado por la dirigencia local, en cabeza del propio alcalde, el cual pretende convertirse en un escudo simbólico que evite que una autoridad nacional: la Dirección General Marítima -Dimar, imponga sus criterios por sobre el querer de la ciudadanía cartagenera.
Tras la reunión informativa -como se dijo – se realizará el ‘abrazatón’ a la Bahía, en la cual también participarán tanto el alcalde como la mayoría de sus funcionarios.
Se trata de un “momento histórico para demostrar el amor a nuestra ciudad, hacerla valer y respetar”, se dice en una nota que circula profusamente por las redes sociales; “esperamos a todos los vecinos de Bocagrande, Castillogrande, Laguito y Manga con sus familias; esto es asunto de todos”.
“Lleven sus pancartas, banderas de Cartagena, vestidos con los colores de la bandera de Cartagena, etc.; expresen su amor a Cartagena de la mejor manera; pero lo más importante es su presencia”, agregaron los convocantes.

La comunidad, en decenas de eventos, han manifestado su rechazo a la construcción de marinas en zonas residenciales. Foto de El Universal

De acuerdo con lo que se ha podido establecer, además de los vecinos de los cuatro barrios pertenecientes a la Localidad Histórica y del Caribe Norte, reconocidos líderes de las Localidades de la Virgen y Turística e Industrial y de la Bahía también han anunciado su presencia en el plantón, ya que el tema trasciende al solo caso de las pretendidas marinas. “El tema va mucho más allá”, declaró el líder cívico Mario Salvador Andrade; “lo que sucede es que el centralismo ya es asfixiante, insoportable, y la inopinada resolución de la Dimar puede convertirse en el Florero de Llorente que propicie que, de manera altiva, determinante, los cartageneros digan ‘No Más’, y se aclare de una vez por todas cuál es la competencia de cada entidad nacional y local”, recalcó.

Sobre el tema, la también lideresa social Dora Valencia Alfaro conceptuó que el debate suscitado por la expedición por parte de un ente nacional de un visto bueno a un proyecto al cual se opone la mayoría de los cartageneros “es una situación que muestra el conflicto de competencias administrativas entre el asfixiante Centralismo y las entidades  territoriales”. Según Valencia, la perdida de competencias cada vez mayor de distritos y municipios, por la abusiva intervención centralista, es un fenómeno que cada vez es más notorio, como se vio particularmente durante la pasada Administración, y uno de los mejores ejemplos es la imposición de la Loma de Marbella; es un fenómeno que los teóricos denominan recentralización, y ello debe ser combatido no solo por la dirigencia sino por toda la comunidad”.

En diálogo con este portal, Andrade y Valencia coincidieron en que el caso concreto de las competencias de la Dimar debe ser revisado, para lo cual los congresistas bolivarenses deberían hacer las gestiones pertinentes, ya que es un hecho, como ya se se dice en todos los corrillos, que Cartagena tiene por lo menos dos alcaldes: el de tierra, a quien se elige popularmente como a los restantes mandatarios, y el de mar, que es designado a dedo por el Gobierno Nacional.

Inquietudes por unas actuaciones

Al margen de que ocurra con la Resolución 0022 de 2017, cuya revocatoria directa ha sido solicitada por el Ejecutivo distrital y, al parecer, también por el vicepresidente de la República, algunos líderes políticos y comunitarios han decidido averiguar cómo pudieron tanto la Secretaría de Planeación de Cartagena, durante la Administración de Dionisio Vélez Trujillo, como el Datt, durante el actual gobierno de Manolo Duque Vásquez, emitir sendos conceptos a favor de la construcción de una marina en Castillogrande, a pesar de que -según concepto de la actual secretaria de Planeación – el Plan de Ordenamiento Territorial -POT – de la ciudad no lo permite.

Sobre las inquietudes por el visto bueno conferido al Plan de manejo de tráfico de la Marina Castillo Landing Place, como se recordará, el director del Datt, Edilberto Mendoza, le dijo a Revista Metro que “estos conceptos son única y exclusivamente en cuanto a movilidad se refiere, es decir, en cuanto a señalización vial, a senderos peatonales, a permisos de tránsito de maquinaria pesada y de construcción. El permiso definitivo para la construcción de cualquier proyecto en el Distrito está en cabeza de la Secretaría de Planeación”.

De acuerdo con fuentes cercanas a la senadora Daira Galvis Méndez, esta solicitará este lunes al director del Datt fotocopia auténtica de todos los documentos relacionados con los estudios que propiciaron el cuestionado visto bueno, así como una relación detallada de los funciones de quienes lo suscribieron. Al parecer, por lo solicitado, la congresista de Cambio Radical está dispuesta a realizar un debate sobre el caso, por considerar que tanto el concepto favorable firmado en el 2015 por la entonces secretaria de Planeación, Dolly González Espinosa, como el Plan de manejo de tráfico suscrito por el ingeniero Carlos Vergara Aguilar, funcionario del Datt, ameritan al menos una explicación.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial