Por Moraima Salom Villalba

La cátedra Fulbright ‘Comunicación, cultura y desarrollo’, en el marco del Hay Festival -2017, tuvo como invitados al escritor y periodista Santiago Wills; a la politóloga y periodista de La W – Radio Camila Zuluaga; y a la periodista y editora de La Silla Caribe Laura Ardila, quienes participaron en el conversatorio ‘Periodismo joven para audiencias jóvenes y viejas’, moderado por el director ejecutivo de la Fundación Gabriel García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI, Ricardo Corredor.

Santiago Wills y Camila Zuluaga

El primer tema abordado fue la credibilidad del Periodismo. “La crisis de credibilidad en los medios ha tocado fondo, por lo que es necesario repensar el Periodismo para enfrentar las mentiras sistemáticas de los poderosos”, señaló Ardila sobre el tema. Para Zuluaga, la crítica y el ataque constante a los medios de comunicación representan un peligro para la Democracia porque debilita uno de los pilares más importantes: la libertad de expresión. Por su parte, Wills cree que el concepto de verdad está cambiando porque hoy se habla de “hechos alternativos”, lo que significa que la gente puede tener verdades diferentes.

Ante el criterio de que el público ha dejado de creer en los medios de comunicación se ha llegado a pensar que existe una desconexión de los medios con la realidad; y sobre que hay una desconexión es cierto: a veces la prensa toma partido, como fue el caso del  referéndum por la paz, y a los periodistas les han enseñado que no pueden opinar, solo informar de manera estricta, expresó Zuluaga, señalando, además, que el Periodismo puede darle mucho más a la audiencia.

Laura Ardila y Ricardo Corredor

Entretanto, Ardila contó que viajó a Chalán, en los Montes de María, una zona que ha sido duramente golpeada por la violencia, para saber cómo veían las víctimas el plebiscito por la paz, pues allí explotó un burro bomba. Y descubrió que las víctimas querían el No en el proceso de paz y así tuvo que informarlo.

Y sobre el tema del trabajo con las víctimas, Wills cree que es un trabajo muy complejo al momento de escribir una crónica, y aunque el testimonio es muy importante no se puede abusar ni revictimizar.

En radio sucede algo distinto porque no puedes ver a la persona y eso hace que sea más fácil, mientras que estar en vivo genera una presión adicional, comentó Zuluaga sobre el tema.

Implementar una cátedra en las facultades de Periodismo para enseñar cómo hablar con las víctimas, fue la propuesta de Ardila, y añadió que, “la base para tratar con las víctimas es el respeto”.

A la pregunta: ¿hasta qué punto los medios tienen responsabilidad de contribuir a una reconciliación?, Zuluaga respondió que todo depende del contexto del país, y en el caso de Colombia, ella cree que la labor no es solo informar. “La misión del periodismo es construir país”, señaló. Para Ardila, por su parte, “el Periodismo debe informar todo lo que sabe. No hay que ocultar lo que se está haciendo mal”, y citando a Tomas Eloy Martínez expresó: “la objetividad no existe pero sí el juego limpio”.

En lo que sí estuvieron de acuerdo los conferencistas es que el Periodismo, por ser pilar de la Democracia, necesita gente de calidad.

De esta manera culminó el conversatorio donde el público también expresó sus inquietudes en torno a la financiación de los medios en manos de los grupos económicos o de las Ong’s.

Contexto:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial