Dos casos de Cartagena, ejemplos de Lucha Contra la Corrupción

Durante los pasados escrutinios, que duraron un mes y ocho días, las quejas, denuncias y demandas por parte de candidatos inconformes fueron el lugar común. Voces como las de Luis Guillermo Otoya, Germán Zapata, Luther Larios, César Pión, Frank Ricaurte, Luis Padilla, Rodrigo Reyes y Jorge Useche, entre otros, aún resuenan en el Coliseo de Combates, donde muchas veces debieron contarse, uno a uno, los votos depositados en los respectivos Puestos de Votación, ante las constantes reclamaciones por presuntas irregularidades, varias de las cuales fueron puestas en conocimiento de los órganos de control.

Un año después, la Fiscalía General de la Nación asegura tener pruebas de que, en efecto, por lo menos una de las denuncias interpuestas tiene fundamento.

Durante la celebración del Día Internacional de Lucha contra la Corrupción, el fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, tras señalar que “enfrentar este flagelo debe constituir una prioridad dentro de las políticas públicas”, mostró como resultados de esa lucha varias acciones emprendidas en Bogotá, Montería y Cartagena. Y en el caso de esta última ciudad destacó dos casos como ejemplo de graves irregularidades: una serie de delitos cometidos al parecer en el manejo de recursos para la primera infancia, y uno de los muchos casos ocurridos presuntamente durante los pasados escrutinios en la capital de Bolívar.

En el primer caso, se trata de la supuesta apropiación ilegal de recursos del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -ICBF – para la atención integral a la primera infancia en el Departamento de Bolívar (ver detalles). Y en el segundo, las investigaciones apuntan a un hecho de corrupción en el sistema electoral que terminó -según reveló el mismo fiacal, con la adjudicación de la curul de concejal de Cartagena a Jorge Useche Correa.

En este caso -reveló Martínez Neira en las instalaciones de la Fiscalía Seccional de Cartagena – estarían involucrados, además de Useche Correa, el entonces presidente de la Comisión Escrutadora Departamental, Alfonso Camerano Fuentes; los delegados del Registrador Nacional del Estado Civil, Patricia Jiménez Massa y Humberto Ceballos Fernández; un tío del cabildante: Jorge Correa Rosales; y un particular: Jorge Restrepo Name.

Según el fiscal general, varios de los investigados, de común acuerdo con abogados litigantes y durante el término de notificación de las demandas electorales, habrían inducido a diferentes candidatos electos para que se dieran o recibieran dádivas o utilidades indebidas a cambio de que se emitieran conceptos favorables a determinados intereses.

Martínez anunció, durante su alocución, que por estos hechos ya fueron capturados el concejal Jorge Useche, quien deberá responder por el delito de cohecho por dar u ofrecer; Patricia Jiménez, a quien se le atribuyen los delitos de cohecho impropio, concusión, prevaricato por acción y falsedad ideológica en documento público; Humberto Ceballos, quien es investigado por concusión; Jorge Correa, quien habría intermediado en el pago de dádivas a funcionarios públicos y deberá responder por el delito de cohecho por dar u ofrecer; y Jorge Restrepo, quien habría sido intermediario en el pago de dádivas a unos funcionarios públicos y es investigado por cohecho por dar u ofrecer.

De Alfonso Camerano solo se dijo que deberá responder por prevaricato por acción, cohecho impropio y falsedad ideológica en documento público.

En rueda de prensa, el fiscal general señaló que, como consecuencia de las indagaciones realizadas, se pudo determinar que por la curul de Useche se habrían pagado $150 millones.

Los hechos

El sábado 14 de noviembre de 2015, varios miembros del Cuerpo Técnico de Investigaciones -CTI – de la Fiscalía entraron al lugar donde se realizaban los escrutinios e incautaron varios computadores y abundante material electoral con el fin de determinar si, como se había denunciado, se estaba fraguando un fraude. De acuerdo con lo revelado por varias fuentes, la acción se dio en respuesta a una denuncia interpuesta por el entonces candidato al Concejo Luis Guillermo Otoya, del partido Centro Democrático.

Pero habrían de ser otros hechos puestos también en conocimiento de la Fiscalía los que llevaron a ampliar el espectro de las indagaciones y llevar al CTI, según fuentes de este organismo, a incluso solicitar la interceptación de algunas llamadas telefónicas y la realización de varias grabaciones, las cuales habrían sido claves en los resultados obtenidos hasta la fecha.

“Unos hechos narrados por el candidato Rodrigo Reyes en una denuncia también fueron determinantes para orientar la investigación”, narró otra fuente anónima a este medio. En su momento, el candidato conservador dijo a la prensa que “instauramos una denuncia penal contra los miembros de la Comisión por presunta falsedad en documento público y prevaricato por acción y por omisión, porque los resultados de la resolución 024 no corresponden al candidato C19 que soy yo; ni al audio de la audiencia pública”. Según aseveró reyes, “los comisionados pasaron por alto una sentencia del 22 de octubre de 2015, que indica que el documento vinculante de los resultados es el formulario E14 de claveros”.

Como algunos recordarán, el último día de los escrutinios Reyes era el quinto candidato al que el Partido Conservador lograba acomodar en el Concejo, con cerca de 38 votos por encima de Jorge Useche, pero horas después, por acciones que han sido objeto de investigaciones, fue este quien en últimas recibió la credencial.

Finalmente, tras los escrutinios realizados, el Partido Conservador logró obtener cinco curules: las de Zaith Adechine Carrillo, con 8.093 votos; David Caballero Rodríguez (7.877); Rafael Meza Pérez (7.264); Édgar Mendoza Saleme (6.851) y Jorge Useche Correa (4.641). Por debajo de este quedó Rodrigo Reyes Pereira, quien según la Comisión Escrutadora obtuvo 4.600 votos.

No obstante, con posterioridad, el Consejo de Estado anuló la elección de Adechine Carrillo por violación al régimen de inhabilidades e incompatibilidades, y en los próximos días Reyes Pereira recibirá oficialmente su credencial de concejal. En consecuencia, si llegare a suceder que Useche Correa pierda la curul, luego del proceso que se surta, quien ocupe su lugar sería Óscar Marín Villalba, quien al término de los escrutinios figura con 4.246 votos. En la actualidad, Marín Villalba ocupa el cargo de subsecretario de Calidad y Cobertura Educativa de la Gobernación de Bolívar.

Contexto:

– Reclamaciones de candidatos, en poder de la Comisión Departamental

– Puja por la última curul del Partido Conservador en el Concejo y de La U en la Asamblea, al rojo vivo

Cancelación de credencial del concejal Adechine, para el análisis y la reflexión

– Adechine apela fallo de 1a. instancia que le impediría ejercer cargos públicos por 10 años

– ‘Procuraduría suspende en primera instancia a 16 concejales y a 10 exconcejales’

– Ternar y elegir a Nubia Fontalvo como contralora enreda disciplinariamente a 14 concejales.

– El Concejo de Cartagena, ¿a punto de cambiar de caras?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial