En Manga y Castillogrande, satisfechos con el ‘¡No van!’ a marinas en sus territorios

marinas

El concepto negativo conferido por la Secretaría de Planeación del Distrito a los proyectos de construcción de unas marinas en Manga y Castillogrande, por no estar acordes con lo dispuesto en el Plan de Ordenamiento Territorial -POT – de Cartagena, fue recibido con satisfacción por las comunidades de los tradicionales barrios de La Heroica.

Al enterarse de la buena nueva, el presidente de la Asociación de Vecinos de Manga -Asomanga, Julio Romero Alandete, no ocultó su complacencia. En declaraciones a varios medios de comunicación, el presidente de Asomanga, manifestó que se trató de “una decisión que le da estricto cumplimiento a lo que reglamenta la norma y una correcta interpretación del POT”, recordando -además – que el alcalde Manolo Duque Vásquez había asegurado, tras conocer los argumentos de las comunidades que pudieron haberse afectado con los pretendidos proyectos, que “las marinas no van”.

En efecto, como se recordará, tras una reunión convocada por Asomanga, el mandatario de los cartageneros manifestó que no estaba en contra de las marinas, pero estas “no pueden instalarse donde sea, al antojo de los ricos.” En concepto de Duque Vásquez, lo que hay que proceder a construir es “un gran Plan Maestro, con especialistas, para determinar dónde conviene realmente instalar nuevas marinas, sin que se perjudique a la comunidad”.  “Como alcalde, yo tengo que atender las inquietudes de quienes se sienten inconformes y se sienten atropellados porque a un rico se le ocurrió instalar una marina en un sector residencial“, advirtió. 

En esa ocasión, el presidente de Asomanga se atrevió a señalar, con nombres propios, a quienes, según él, les estarían “haciendo un mandado a inversionistas de marinas”, en contravía del interés general. Según el líder cívico, el entonces “viceministro de Infraestructura, Iván Martínez Barrios, y el director de la Dimar, Pablo Emilio Romero, estarían trabajando para inversionistas privados”. De acuerdo con Romero Alandete, “no se están oponiendo ni a las marinas ni al desarrollo de la ciudad, simplemente piden que no se dé el permiso de construcción de las mismas en sitios residenciales”.

Durante un sesión del Concejo citada para debatir el tema, voceros de Manga, Bocagrande, Castillogrande y El Laguito, al igual que varios concejales, coincidieron en advertir que no deben expedirse licencias para construir marinas en ningún barrio que carezca de “suficientes vías, zonas de parqueo y áreas apropiadas”.

Las razones de la Administración Distrital

manolo-luz-elena

El alcalde de Cartagena, Manolo Duque Vásquez, y la secretaria de Planeación del Distrito, Luz Elena Paternina

Entre los argumentos esgrimidos por la Secretaría de Planeación del Distrito para dar concepto negativo a los proyectos ‘Marina La Heroica’, ‘Grand Castle Harbor & Marina’ y ‘Marinas 1 y 2’, que se pretendían realizar en Castillogrande, los dos primeros, y en Manga, los dos últimos, estuvo que el uso principal del suelo en esos lugares es el residencial, vivienda unifamiliar, bifamiliar y multifamiliar, compatible con algunas actividades comerciales e industriales, con un uso complementario de “actividades portuarias 1”, pero estas “únicamente permiten embarcaderos”.

Para la Administración Distrital, es claro que la actividad Portuaria 1 comprende muelles, terminales y establecimientos cuya función, equipos y servicios atienden embarcaciones menores y actividades deportivas, acuáticas, embarcaderos, puertos turísticos, deportivos, marinas, clubes y los de cabotaje menor, pero también que es claro que para las áreas pretendidas “el POT ordenó únicamente la incorporación de embarcaderos”.

En su concepto, la Secretaría de Planeación señala que la Ley 1 de 1991 o Estatuto de Puertos Marítimos establece las diferencias entre marinas y embarcaderos, dejando claro que, aunque en ambos se desarrollan actividades de cargue y descargue, “las marinas tienen vocación de permanencia de naves, mientras que los embarcaderos conllevan una vocación de cargue y descargue inmediato”, y el POT restringe para las zonas residenciales un uso complementario de actividad Portuaria 1.

Contexto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial