¿Donald Trump va…?

diana-mtz2Por Diana Martínez Berrocal *

El país más poderoso del mundo se juega su futuro en menos de una semana, cuando sus ciudadanos decidan quién será su próximo presidente. Y el último sondeo del Washington Post sitúa a Donald Trump 12 puntos por encima de su contrincante Hillary Clinton.

Pero llama mi atención el inmenso parecido de la candidatura del candidato republicano con algunas de nuestras candidaturas locales. De Trump se dice de todo: que es un millonario arrogante, altivo, racista y misógino (odia a las mujeres), pero que también acosa a las féminas de manera depravada; que es mentiroso, déspota, narcisista y medio loco…

Incluso, un reciente estudio de la Universidad de Oxford ha revelado que posee rasgos psicópatas más altos que Adolfo Hitler. Su discurso de campaña es una fábrica de barbaridades: “todos los mexicanos son violadores y camellos”, “quiero un muro entre México y Estados Unidos”, “Carly Fiorina no solo es mujer, es fea”, “mi prioridad es cerrar las fronteras y echar a los inmigrantes”, “si una mujer me critica es porque tiene la menstruación”, “parte de la belleza que hay en mí es que soy muy rico”, son apenas algunas de sus ‘joyas’ verbales.

Este personaje polémico y desinformado, que hace política a partir de la confrontación sin ideas, tiene algo peligroso para cualquier democracia: EL POPULISMO. Este concepto tiene un sentido peyorativo, ya que hace referencia a estrategias políticas que apelan al pueblo para conseguir sus votos sin importar las consecuencias, con un discurso ilusionista, denunciando a la clase política corrupta, presentándose como redentores de los más necesitados, pero luego, cuando llegan al poder con ese canto de sirenas, son un verdadero fiasco.

Y es precisamente aquí donde me parece vernos reflejados en un espejo, porque cuando pasa el hipnotismo y aparece la cruda y decepcionante realidad descubrimos que somos incapaces de discernir a la hora de elegir o que, aún absteniéndonos de hacerlo, también elegimos.

No podemos negar que Trump es un empresario exitoso, pero es claro que no es apto para gobernar Estados Unidos. De la misma manera, ser buena gente, profesional, un bacán y excelente persona, no son criterios suficientes para dirigir los destinos de una ciudad. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa.

Lo único que sé es que, si Trump gana, los gringos sabrán el precio que pagamos los cartageneros por elegir gobernantes populistas. Porque si Trump va, en Cartagena ya fué.

 

* Abogada especialista en Derecho Público y en Sociología Política.

1 Comment

  1. jose gonzalez dice:

    esta amiga estadondo un mal consejo sin conoser a donald trump el criterio suyo no es bueno para nada cuando hay una candita corusta conpleta mente que entre ella y obama an destruido los presipios es una pena que los la que ni botan aqui esten poniendo nombres por una curucion de obama y la clina donde va la clinton es para la carcel junta cn obama por el danllo que lenaecho ala paz mudial cuando tenga hable algo que tenga sentido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial