La Contraloría General realizará un control excepcional al gobierno de Dionisio Vélez

dionisio-edgardo2

Tanto va el cántaro a la fuente que al final -indefectiblemente – se rompe. Luego de que durante más de un año varias veedurías ciudadanas, algunas agremiaciones de profesionales y unos pocos dirigentes políticos denunciaran públicamente y ante los órganos de control presuntas irregularidades durante el gobierno de Dionisio Vélez Trujillo, finalmente la Contraloría General de la República decidió poner su lupa sobre los correspondientes procesos contractuales.

Por solicitud de la congresista Daira Galvis Méndez, respaldada por unanimidad por los miembros de la Comisión Quinta del Senado de la República, el ente de control fiscal decidió realizar un control excepcional al manejo de $250 mil millones en la ejecución de obras seriamente cuestionadas; a la ejecución del contrato de clausura y posclausura del relleno sanitario de Henequén por cerca de $5.500 millones; y a la administración de los subsidios y contribuciones de los servicios públicos de Acueducto y Alcantarillado por parte de la empresa Aguas de Cartagena -Acuacar, a la cual -además – se le prorrogó el contrato por 14 años adicionales, a pesar de faltar seis años de su vencimiento.

De acuerdo con una fuente de la Contraloría General, el control fiscal excepcional fue ordenado por el contralor Edgardo Maya Villazón mediante el Auto No. 0RD-80112-0409-2016 del 15 de septiembre de este año, luego de analizar “un detallado informe presentado ante el ente de control por la Comisión Quinta del Senado, que detalla una serie de hechos que dejan entrever que el Distrito de Cartagena pudo haber sufrido numerosos perjuicios económicos por la no ejecución de algunas obras de infraestructura y la mala calidad de las mismas, entre otros hechos”.

Por delegación de Maya Villazón, el control excepcional deberá asumirlo la Gerencia Departamental Colegiada de Bolívar, para lo cual la Contraloría Distrital deberá dar traslado inmediato de sus actuaciones a los respectivos gerentes regionales.

En el término de la distancia, la contralora distrital, Nubia Foltalvo Fernández, deberá enviar a la Gerencia Departamental Colegiada de Bolívar, en el estado en que se encuentren, los expedientes de los procesos de responsabilidad fiscal, de las indagaciones preliminares, de las denuncias, de las auditorías, de las actuaciones especiales y de los hallazgos fiscales referidos a los tres frentes a los cuales se les realizará el control fiscal excepcional.

Justamente, la fuente del órgano de control fiscal, que pidió reserva de su nombre, señaló que los funcionarios de la Contraloría Distrital de Cartagena quedaron “muy mal parados, ya que el señor contralor (Edgardo Maya) los conminó a abstenerse de seguir conociendo lo relacionado con los temas admitidos para el control excepcional, al ordenar la remisión a las Contralorías Delegadas de todas las investigaciones que se haya adelantado hasta la fecha sobre esos temas en Cartagena”. Según la fuente, “la falta de idoneidad del ente de control territorial es absolutamente notoria, tanto que terminó obligando al ente nacional a asumir la vigilancia fiscal de los casos mencionados”.

De acuerdo con lo que este portal pudo establecer, un grupo de dirigentes locales se disponen a constituir el ‘Observatorio a los Órganos de Control de Cartagena y Bolívar’, el cual hará un seguimiento especial al control excepcional previsto “con el fin de apoyar la labor de los auditores y lograr que por fin haya justicia en tantos hechos de corrupción que se han venido denunciando”, como expresó uno de sus promotores, el expersonero de Cartagena Neil Fortich Rodelo.

Según Fortich, “en administraciones fragiles, amenazadas y permeadas por la corrupción se requiere mayor compromiso e independencia de los organismos de control. Se busca que la función preventiva y sancionatoria sea efectiva y eficaz, en aras al mejoramiento de la gestión pública y función la administrativa”.

El dirigente no descarta que el colectivo cívico instaure una queja disciplinaria contra los titulares de los órganos de control del Distrito “a quienes se les demuestre que fueron omisivos”.

Contexto:

– Con un informe de Funcicar como prueba, la Fiscalía deberá investigar irregularidades en unas obras civiles

– El basurero de Henequén, una bomba de tiempo y un ejemplo de corrupción

– Por prorrogar contrato con Acuacar a seis años de su vencimiento, solicitan a los órganos de control investigar al alcalde de Cartagena

– Relleno de Henequén, también ejemplo de uno de los problemas más urgentes que deberá resolver el alcalde

– Lupa a obras del ‘Ahora Sí’, Concejo realizará debate de control político

– Denuncian otro regalo a una firma barranquillera: la vuelven a contratar para que diligencia ante la banca un préstamo que está completamente garantizado

– El Observatorio a la Transparencia en la Contratación Estatal sigue encontrando irregularidades

– Al tiempo que el Concejo, casi en pleno, respaldó la prórroga con Acuacar, en la PNG fue interpuesta una queja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial