Mompox, un destino fascinante

mompox16

Por Milena Conrado Barrios

Leyendas, tradiciones, casas coloniales, bellísimos templos religiosos, exquisita gastronomía, hospedajes placenteros y de lujo, turismo ecológico, románticos atardeceres, mucha tranquilidad y por supuesto, gente creyente y amable como todo caribeño, hacen de Mompox un pueblo mágico y excelente destino turístico del departamento de Bolívar, ubicado sobre la Depresión Momposina en medio del Río Magdalena.

Al llegar al puerto de Mompox, un hermoso paisaje colonial sobresale como si fuera una valiosa pintura de óleo sobre lienzo. Nuestros sentidos quedan aturdidos ante la magnitud de su belleza. Una cúpula roja con blanco nos da la bienvenida y una línea de estructuras coloniales se van asomando poco a poco, seguidos del esplendor de una iglesia amarilla con blanco, jamás imaginada. Nos recibió Mompox con olor a piña, ese fruto dulce que se cultiva por estas tierras.

mompox001La sensación al tocar puerto  fue exactamente la de llegar a un pueblo colonial, y no a cualquiera, porque éste a primera vista es maravilloso. La edificación de la antigua plaza de mercado es lo que primero apreciamos en el Puerto La Albarrada, junto a la iglesia La Inmaculada, la plaza La Concepción  y casas coloniales, con hermosos balcones y techos de tejas rojas que se mantienen intactas. Aquí el tiempo parece haberse detenido.

La casa más grande de Mompox que funciona como hostal es el prototipo de la arquitectura colonial momposina, con patios interiores, paredes altas, y  frondosa naturaleza de la que sobresalen inmensos helechos y un árbol milenario. Un buen punto para iniciar nuestro tour, por ser el mejor ejemplo de la opulencia que se vivió en el pasado. Como muchos lo han afirmado: por Mompox no se pasa, se llega. Bienvenidos. UN BOLÍVAR PARA VER Y CONTAR

ATRACTIVOS TURÍSTICOS:

SEMANA SANTA:

La Semana Santa de Mompox es una de las más tradicionales y llamativas de América. Imponentes, inmensas, con hermosos altares, apropiadas de una belleza y estilo único, sus siete  iglesias son muestra de que aquí se celebra la más sobria y tradicional Semana Santa de toda la Costa Caribe, sencillamente abrumadoras -una funciona como sede de la alcaldía municipal-. El Centro Histórico es muestra perfecta de la arquitectura colonial española en el Nuevo Mundo.

TURISMO ECOLÓGICO:

Resulta inolvidable un viaje en lancha por la ciénaga de Pijiño. El tour inicia en el río Magdalena donde se aprecian pescadores de bagre, cachama, loras, lolos, mojarras, bocachicos y doradas. En el Canal Piñoncito –que conduce a la ciénaga- avistará iguanas, miles de garzas blancas en cacería, patos yuyos, aves tangas, carraos y trampas para cazar bagres, entre otras especies de la fauna y flora silvestre. Los paisajes de la Ciénaga del Pijiño son sorprendentes al igual que el de su pueblo llamado Pijiño del Carmen con una fauna y flora sorprendente.

PRINCIPALES CALLES:

Sus tres calles principales van paralelas al Magdalena: La Albarrada, fue una de las más importantes por estar a la orilla del río; la Calle Real del Medio, donde vivían las familias con más poder económico y la Calle de Atrás, donde desaparece la estructura colonial. De estas calles se desprenden callejuelas pertenecientes a 27 barrios.mompox002

CEMENTERIO MUNICIPAL:

Construido en 1845, con su propio y llamativo templo, no es considerado un lugar triste por ser la morada donde reposan los restos de los seres queridos. A este lugar se llega por la Calle de Atrás. Llama la atención la presencia de muchísimos gatos en este lugar y la leyenda que se esconde detrás de ellos.

Otros atractivos:

La Ruta Bolívar, llamativos atardeceres y amaneceres, antiguo Convento de Los Agustinos -hoy Escuela Taller-, la Casa Bolivariana, la Plaza Libertad, la Casa de la Cultura, el Museo Cultural de Arte Religioso, El Bosque Santander y el Jardín Botánico El Chuchubo.

DATOS DE INTERÉS:

ASÍ SE LLEGA:

– Vía acuática

En lancha, partiendo desde Cartagena, vía Canal del Dique-Río Magdalena.

Duración: 6 horas y media de subida y 5 horas y media de regreso.

– Vía terrestre

Desde Cartagena hasta el Banco Magdalena o Magangué, tomando el ferri.

Duración: 8 horas.

Se pasan tres peajes, el de Turbaco -$2.500-, Gambote -$7.100- y el último saliendo de El Carmen de bolívar -$7.800-.

¿DÓNDE ALOJARSE?:

En confortables hoteles y, los tipo boutique con todas las comodidades (piscina, jacuzzi) y en hostales. Casonas de varios siglos que han sido restauradas.

¿QUÉ COMPRAR?:

Finísimas piezas en filigrana –de plata, representadas en elementos de la naturaleza como flores, pétalos, frutas, mariposas. Se adquieren en los hoteles en locales comerciales de sector histórico. Las mecedoras de madera y mimbre, muy solicitadas por los visitantes.

¿QUÉ COMER?:

El menú incluye mojarras, bagres y bocachicos que se preparan sudados, fritos y en sancocho; carnes de cerdo, de res y de pato, arroz con coco, la famosa butifarra momposina y la tradicional empanada de huevo. Un buen consejo es comprar por dos mil pesos el suave, bajo en sal y delicioso Queso Capa, con o sin bocadillo, otra de las ricuras de esta tierra, así como el tradicional dulce de limón de la señora Ada y pizzas en un afamado restaurante de la Calle La Albarrada.

En Mompox se puede entrar a restaurantes que ofrecen delicias típicas de la región, pero también hay sitios donde es fácil encontrar buenos platos de comida internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial