Credencial a un líder político abre debate sobre calidad del periodismo en Cartagena

carlos-gn-ching2

Jon Lee Anderson, como deberían saber todos los que ejercen el Periodismo en cualquier parte del mundo, es uno de los cronistas más reputados del momento y -para varios de los editores de los principales medios de comunicación de los cinco continentes, tal vez el mejor periodista de la actualidad.

Reportero de planta de The New Yorker, Anderson es un amplio conocedor de los temas políticos latinoamericanos y, luego de cubrir para diferentes medios más de una decena de guerras en todo el mundo, es considerado una autoridad en materia de conflictos modernos.

Se le conoce por sus excelentes crónicas y reportajes en medios de renombre como The New York Times, The Financial Times, The Guardian, El País y Time, pero también por los perfiles realizados a afamadas personalidades mundiales como Gabriel García Márquez, Fidel Castro, Augusto Pinochet, Juan Carlos I de España y Hugo Chávez, entre otros.

Y Jon Lee Anderson, con todos esos pergaminos, tuvo serios inconvenientes para entrar al Patio de Banderas del Centro de Convenciones Cartagena de Indias a cubrir la firma del Pacto de La Habana el pasado 26 de septiembre. Los encargados de las acreditaciones, inopinadamente, le habían dado una escarapela que le permitía acceder solo a un salón en el Museo Naval, donde instalaron una pantalla gigante para que un grupo de periodistas pudiera seguir las incidencias del trascendental evento.

Sin embargo, desde bien temprano estuvieron instalados en el lugar varios exfuncionarios, ‘veedores’ y líderes barriales que portaban, orondos, unas escarapelas para periodistas, las cuales lograron obtener gracias a su periódica participación en unos noticieros y magazines radiales de Cartagena.

Pero ese hecho no fue -necesariamente – la chispa que encendió un debate sobre la incursión en el Periodismo local de personas sin la debida formación en temas comunicacionales y, en general, sobre la calidad del Periodismo que actualmente se ejerce en Cartagena.

escarapelasLo que prendió la mecha de la polémica fueron los cuestionamientos que solo a Carlos Ng Ching -un excandidato a varios cargos de elección popular – hicieron en sus respectivos medios John Zamora Melo, director de la revista ‘Zetta’, y José Manuel Pinzón, director del ‘Noticiero del Pueblo’, los cuales fueron replicados por decenas de sus colegas.

Según Zamora Melo, para el acto de firma del acuerdo de paz “el rigor que se predicó para el otorgamiento de credenciales de prensa, al final abrió pequeñas rendijas por donde se colaron algunos personajes que se creen periodistas”. “No se sabe cómo, con qué argucia, pero (…) Carlos Ng Ching le metió un cuento chino a la Secretaría de Prensa de Presidencia, y lució orondo su acreditación de periodista”, señaló el director de Zetta; y agregó: “el caso indignó al gremio en Cartagena”. “Ng Ching puso de presente que hay muchas personas que fungen como periodistas, sueñan con ser periodistas, y que tienen una especie de ‘cartel’ especializado en acreditarse en cuanto congreso, simposio, encuentro, diplomado o conversatorio se organice en hoteles y centros de convenciones de Cartagena”, agregó Zamora; “los periodistas de Cartagena le declararon la guerra a la prostitución de la profesión, por lo que le sugirieron a las instituciones públicas y privadas que se asesoren y no se dejen asaltar en su buena fe a la hora de conceder acreditaciones de prensa”.

Y en el mismo sentido de Zamora se pronunciaron Pinzón y varios periodistas más, tanto en radio como -sobre todo – las distintas redes sociales.

“Soy analista político en un programa de opinión”: Ching

Para conocer qué pensaba sobre las críticas recibidas, este portal contactó a Carlos NG Ching, quien admitió que, en efecto, había sido acreditado por la Presidencia de la República para asistir al evento en el Centro de Convenciones porque él “participa como analista político y otros temas de ciudad en un programa de opinión en Emisora Fuentes”.

“Pareciera que mis críticos no conocieran que existe una sentencia de la Corte Constitucional: la C-087 de 1998, que versa sobre el Periodismo y sobre los comunicadores sociales, la cual derogó la Ley 51 de 1975, y allí se establece clara y expresamente que no es necesario tener una acreditación universitaria, ni una tarjeta profesional, para ejercer el Periodismo”, manifestó Ching. “Además”, agregó, “el artículo 20 de la Constitución establece lo mismo, de tal manera que tengo derecho, como cualquier ciudadano, a ser analista, o comentarista, o en general a ejercer el Periodismo”.

02periodistasPara el excandidato al Concejo, sin embargo, “lo curioso es que solo me estén criticando a mí, cuando hay muchos programas donde participan personas que lo que son es exfuncionarios o líderes políticos de barrio, algunos de estos sin ninguna formación, como sí la tengo yo que soy tecnólogo de Tecnar, pero con ellos no se meten”.

“Yo creo que el debate debe darse, pero completo”, agregó; “debemos hablar de algunos que tienen sus medios y al tiempo son contratistas del Estado, y no con cuñas o avisos sino que son jefes de prensa de dependencias oficiales, del Distrito, y eso sí que no lo dicen. No voy a dar nombres, pero averígüelo usted, señor periodista. Hay en dos Secretarías y por lo menos en dos entidades descentralizadas. Y yo quisiera saber si cuando hablan o escriben en sus medios lo hacen a nombre de la Alcaldía o lo hacen a nombre propio”.

“El ejercicio del Periodismo tiene límites”: Neil Fortich

Para el abogado Neil Fortich Rodelo, magíster en Derecho Público, expersonero y docente investigador, “si bien en Colombia no se exige tener título ni tarjeta profesional para ejercer el Periodismo, no todos pueden desarrollar esta profesión u oficio, pues la labor demanda gran responsabilidad y un cumplimiento estricto de la ética, los principios y valores que la gobiernan o rigen”.

“En efecto, nuestro tribunal constitucional, en Sentencia C-087 de 1998, ordenó retirar del ordenamiento la Ley 51 de 1975, ‘por la cual se reglamenta el ejercicio del Periodismo y se dictan otras disposiciones’, por resultar contraria a la norma superior”, señaló Fortich Rodelo, “pero dejó muy claro que las obligaciones de los periodistas se mantienen incólumes, ‘porque los deberes no se originan en la posesión de un título o de una tarjeta profesional, sino en la naturaleza de la actividad que se cumple’, como resaltó el alto tribunal”.

wilson-jhonathan-bernet“Eso significa”, agregó, “que como los derechos fundamentales tienen límites, el ejercicio del Periodismo no es la excepción. La libertad de expresión es un derecho preferente en las democracias constitucionales, como lo han señalado la Corte Constitucional colombiana y los tribunales constitucionales de otros países; es uno de los derechos más importantes en los estados democráticos pero, repito, como todo derecho fundamental, no es absoluto, es decir, encuentra sus límites en la Constitución misma. El derecho que tienen los comunicadores encuentra sus límites concretamente en la veracidad, la exactitud, la imparcialidad, la prudencia y el buen nombre, entre otros”.

De acuerdo con el conocido abogado, “el periodista tiene el deber y la responsabilidad de construir sociedad, por ello ningún comunicador puede apartarse de la ética. Le recuerdo que a los oyentes, lectores o televidentes también se nos vulnera el derecho fundamental a la información cuando ésta se recibe inexacta, parcializada e infundada”.

“Por esto último”, recalcó, “en Cartagena hemos denunciado con nombres propios a varios periodistas que de un lado ejercen Periodismo a través de espacios radiales y portales y, de otro lado, están vinculados como coordinadores de prensa a la Administración Distrital. Me pregunto: ¿cómo hacen para cumplir con el principio de imparcialidad, por ejemplo?”

Contexto:

– Corporación Bolívar Visible propone a las universidades locales que establezcan un Observatorio de Medios

– Febrero, ‘mes’ del periodista

– César Pión propone un amplio debate sobre la libertad de prensa en Colombia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial