Los políticos de Bolívar, ¿realmente apoyaron con decisión la opción del Sí?

votacion-vigilancia

Como en todo el país, en los corrillos políticos y, en general, los distintos escenarios públicos de Cartagena, el foco del debate ciudadano giró alrededor de los resultados del plebiscito convocado para que los colombianos refrendaran o no el acuerdo suscrito por el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -Ejército del Pueblo -Farc-EP.

En el centro del análisis estuvieron, principalmente, las cifras que arrojó la jornada: los 208.019 votos que obtuvo el Sí en Bolívar, contra los 137.307 que sacó el No; y los 81.500 sufragios que sacó el Sí en Cartagena, contra los 64.735 que obtuvo el No, contrastando en cada caso la votación obtenida con el apoyo político que tuvo una y otra opción. Pero se habló -claro está – del bajo nivel de compromiso que tuvieron con la promoción de cada alternativa la mayoría de los líderes políticos del Distrito y el Departamento, señalándose que en el caso de los congresistas, diputados y concejales que aseguraran que respaldaban el sí, salvo contadas excepciones, fueron más los discursos que el esfuerzo real por llevar a sus seguidores a las urnas.

De acuerdo con varios analistas consultados , es claro que los congresistas de la llamada Unidad Nacional no le metieron el pecho de su respaldo al Sí a la brisa de la campaña de cara al plebiscito (salvo, como ya se ha dicho, algunos casos excepcionales), y para sustentar sus argumentos muestran cifras que, al margen de circunstancias como el coletazo del huracán Matthew, que azotó toda la Región Caribe, muestran que la votación a favor de la refrendación del Acuerdo de La Habana fue realmente decepcionante, a pesar de haberle ganado al No en todos los departamentos y en casi todos los municipios.

“Cualquier análisis sobre ese punto debe partir de recordar lo que sucedió tanto en la primera como en la segunda vuelta presidencial” es la frase que sintetiza lo que se dice sobre el tema. Y lo que ocurrió fue que en la primera vuelta, en Bolívar, el entonces candidato del oficialismo, Juan Manuel Santos, obtuvo 144.116 votos, mientras que su principal contendor, el uribista Óscar Iván Zuluaga, alcanzó una votación de 122.506 sufragios. Clara López, la candidata de la izquierda y diversos sectores sociales, obtuvo 47.664 votos; Martha Lucía Ramírez, la candidata conservadora, logró 25.411; y Enrique Peñalosa, de la Alianza Verde, 19.802.

También en primera vuelta, en Cartagena la votación fue de 37.785 votos por Santos; 45.416 por Zuluaga; 30.490 por López; 13.145 por Ramírez y 14.979 por Peñalosa.

Pero ya en la segunda vuelta, con las maquinarias debidamente engrasadas, los partidos políticos oficialistas lograron que la votación por Santos en Bolívar fuera de 310.048 votos, mientras que, en la otra orilla, los uribistas y otros sectores de derecha le pusieron a Zuluaga 212.655 sufragios.

Y en Cartagena, una dirigencia política ‘pletórica de motivación’ logró que 120.322 ciudadanos se acercaran a las urnas y votaran por Santos, mientras que por Zuluaga alcanzaron a sufragar un total de 90.552.

Para el análisis, según las mismas fuentes, hay que comparar las anteriores cifras con los resultados de este 2 de octubre en el plebiscito. Como ya se dijo, la votación en Bolívar por el Sí fue de 208.019, mientras que por el No fue de 137.307. Y en Cartagena, los votos por el Sí fueron 81.500, al tiempo que por el No sufragaron 64.735 ciudadanos.

En términos de proporciones, también para el análisis, hay que igualmente recordar que en la segunda vuelta presidencial por Santos votó en Bolívar un 58,00% del total de votantes, mientras que por Zuluaga lo hizo el 39,78%. Y en Cartagena, esos mismos resultados fueron: por Santos, el 55,03%, y por Zuluaga, el 41,41%. En Colombia los porcentajes fueron: por Santos, 50,98%, y por Zuluaga, 44,98%.

En la primera vuelta, por Santos había votado en Bolívar un 38,45% del total de potenciales votantes, y por Zuluaga, el 32,68%. Y en Cartagena, por Santos votó un 25,00% del potencial, y por Zuluaga un 30,05%. En Colombia los porcentajes habían sido: por Santos, 29,28%, y por Zuluaga, 25,72%.

Este domingo 2 de octubre, en el plebiscito, por el Sí votó un 60,23% del potencial de electores, y por el No el 39,76%. En Cartagena, por el Sí votó el 55,73%, y por el No el 44,26%. En Colombia, también para las respectivas comparaciones, por el Sí votó el 49,78%, y por el No el 50,21% del total de sufragantes.

Y también para el análisis, en términos globales de participación hay que recordar que en la primera vuelta presidencial votó un porcentaje de 40,09% en Colombia, de 26,65% en Bolívar y de 22,08% en Cartagena. En la segunda vuelta el porcentaje fue de 47,97% en Colombia, de 37,96% en Bolívar y de 31,98% en Cartagena.

Y esas cifras compararlas con el porcentaje de participación en el plebiscito, que muestra que en Colombia votó el 37,43% del potencial electoral; en Bolívar el apenas el 23,33% y en Cartagena el solo 20,12%.

La Silla Vacía, un medio independiente y especializado, señaló que “en Bolívar, hubo 190 mil votos menos el domingo frente a la segunda vuelta. Si hubieran aparecido, y el Sí hubiera mantenido el 60 por ciento de los votos que obtuvo, habría conseguido 38 mil votos más“.

De acuerdo con el conocido portal, en su análisis sobre los resultados en los departamentos de Atlántico y Bolívar, “sin desconocer que el del plebiscito fue un voto emocional al que con seguridad sumaron organizaciones de ciudadanos y mucho espontáneo, la baja votación podría explicarse recordando que los vargaslleristas Char, que mandan políticamente en Barranquilla, sí se subieron al bus de los acuerdos pero cinco días antes de la votación. Y, en el caso de Bolívar, que el gobernador liberal Dumek Turbay se echó al hombro la campaña desde el día uno recorriendo todo el departamento, pero estuvo solo”.

En el caso de Cartagena, cabe agregar que en la campaña por el Sí se mostraron varios grupos, entre ellos el ‘Comité Ciudadano Sí a la Paz’, el ‘Comité de Mujeres en Ruta por la Paz’, el colectivo ‘Red Sí Paz Bolívar’, el movimiento ‘La Gente vota Sí a la Paz’, una decena de iniciativas estudiantiles, entre ellas varias surgidas de los estamentos de la Corporación Universitaria Antonio de Arévalo -Tecnar, así como varias asociaciones sindicales y los partidos Polo Democrático Alternativo y la Alianza Verde.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial