Jhoendy Milagros, la primera cartagenerita en nacer en la era del post-acuerdo

bebe-paz1

Como el proceso de Paz con las Farc-EP, el embarazo de Wendy Paola Torres Gutiérrez, una salubrista de 25 años, estuvo lleno de contratiempos. Durante largos cuatro años, a las ruedas de los diálogos de La Habana les colocaban un nuevo palo todos los días. Entretanto, a miles de kilómetros de distancia, en Cartagena, descubrir que -al parecer – su futuro bebé se formaba fuera del útero fue el comienzo de un verdadero drama para Wendy y su esposo: Jhon Edwin Gaviria Amador, un electromecánico de 24 años que soñaba con tener su propio taller y darle oportunidad de trabajo a muchos jóvenes de su Localidad.

En Cuba, los negociadores del Gobierno Nacional y el grupo guerrillero tejían día a día, en medio del escepticismo de muchos, un acuerdo que diera fin a más de 52 años de confrontación armada en Colombia. Por su parte, en la Manzana M Lote 11 del barrio El Mirador de la Bahía, dos jóvenes veían con optimismo cómo se desarrollaba su bebé pero -al tiempo – un descontrol del peso de la gestante y un aumento de su presión arterial les propinaba un nuevo motivo de preocupación.

Cuando la luz de la esperanza comenzó a vislumbrarse al final del túnel de las negociaciones de paz, la oposición aumentó sus ataques al proceso. Mientras tanto, John y Wendy recibían por un lado una buena noticia: definitivamente no se trataba de un embarazo ectópico, pero el dictamen, en general, los obligaba a guardar el mayor de los cuidados, ya que el riesgo de una preeclampsia pendía sobre los esperanzados jóvenes como una espada de Damocles.

Finalmente, a pesar de la furia de los contradictores, el proceso de paz llegó a feliz término y millones de colombianos, con el decidido respaldo de la comunidad internacional, se prepararon para el gran día en el cual el presidente de la República, Juan Manuel Santos, en representación del Estado, y Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, en representación de las Farc, firmaran la anhelada Paz.

En Cartagena, el equipo médico y paramédico de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo se preparó debidamente para atender el parto de Wendy Paola. Los jóvenes, casados desde hace tres años, estaban esperanzados en que el parto fuera vaginal, pero en los últimos días un nuevo problema habría de aparecer: su bebé: una niña, estaba en posición transversal.

Con el tácito fin de mostrar su respaldo al Acuerdo de Paz, llegaron a Cartagena 15 jefes de Estado, 26 cancilleres, el secretario de Estado estadounidense, el rey Juan Carlos de España, el secretario general de la ONU y de la OEA, los presidentes del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, el exsecretario general de la ONU y los expresidentes José Mujica, de Uruguay, Ernesto Zedillo, de México, y Felipe González, de España, así como más de 800 víctimas del conflicto y millares de dirigentes políticos, gremiales, comunitarios y cívicos provenientes de todo el territorio nacional.

Y con el fin de garantizar la mejor atención posible a Wendy Paola, todo el personal de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo se preparó para el Día D. El parto estaba previsto para el miércoles 28 de septiembre pero se adelantó, y la posición que adoptó la bebé en los últimos días obligó a la realización de una cesárea.

Al haberse programado la intervención quirúrgica para el lunes 26 de septiembre a las 5 y 15 de la tarde, los médicos y paramédicos cayeron en cuenta que muy seguramente la bebé de Jhon y Wendy iba a pasar a la historia: será la primera cartagenerita en nacer en la era del post-acuerdo.

Por ello, el ginecólogo Jorge Ramírez Merlano, el anestesiólogo Roque Palomino, el médico -experto en atención al neonato – Patricia Castro, la instrumentadora quirúrgica Alexandra Pérez, la auxiliar de enfermería Yosmary Agámez, la licenciada del área de enfermería Esaida Morales, la jefe de seguridad al paciente Ana Lucía Álvarez, el médico residente de anestesia Larkin Castro, la ayudante de ginecología Walter Anichiárico y la asistente de apoyo al servicio general Avelina Atencio, bajo la coordinación de la subgerente científica Érica Martínez González, estuvieron muy atentos a la intervención.

bebe-paz2Y por ello, mientras en el Patio de Banderas del Centro de Convenciones Cartagena de Indias el líder máximo de las Farc pedía perdón a todas las víctimas y el presidente Santos les daba a los exsubversivos la bienvenida a la Democracia, ambos en medio del caluroso aplauso de los asistentes, en la Sala de Cirugías de la Clínica de Maternidad Rafael Calvo el equipo médico y paramédico de la institución le daba la bienvenida a Jhoendy Milagros Gaviria Torres, la primera bebé nacida en la capital de Bolívar tras la firma de la Paz.

“Me siento muy feliz; es el mejor día de mi vida. Dios sabe cómo hace las cosas: la cirugía estaba programada para este miércoles y, no por casualidad sino porque Dios lo quiso, mi bebé es la primera en nacer después de la firma de la Paz”, le manifestó a este reportero, visiblemente emocionado, Jhon Édwin Gaviria, el orgulloso papá de Jhoendy Milagros.

Cuando la bebé estuvo vestida, una de las primeras en cargarla fue la coordinadora de Talento Humano de la clínica, Yovana Torres, y después lo hicieron, uno por uno, todos los presentes. Todos -íntimamente – querían también sentir que hacían parte de la historia.

Los alrededores del Centro de Convenciones y del Coliseo de Combate, donde miles de integrantes de varios partidos políticos y diversas organizaciones sociales se habían dado cita para esperar juntos la firma de la paz, así como en las principales plazas de todos los municipios del país, se convirtieron en escenario de una gran fiesta.

En la Clínica de Maternidad Rafael Calvo, el advenimiento de la niña Jhoendy Milagros también fue motivo de festejo. Para sus padres: Jhon y Wendy, y para todo el equipo de la entidad, era motivo de alegría que la bebé fuera la primera cartagenerita en nacer en la nueva era que, a menos que el país decida algo distinto el próximo 2 de octubre, habían comenzado a vivir casi 48 millones de colombianos.

 

equipo-medico-paz

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial